ATE

Categorías
Opinión

(NULL)

Hogar: un refugio para la pandemia y un lugar de peligro para las mujeres

Por Mercedes Cabezas

Secretaria de Organización de ATE Nacional

Lo que pareciera ser el lugar de
resguardo para la pandemia de COVID-19, para miles de mujeres continúa siendo
un lugar de peligro: el hogar, donde debemos resguardarnos de esta pandemia,
puede ser contraproducente para las mujeres. Convivir con su agresor convierte
al hogar  en zona de peligro constante e
inminente. De cara al aislamiento y a la convivencia forzada, crecen exponencialmente
las situaciones de violencia hacia las mujeres.

Es por ello, que durante este
período de aislamiento obligatorio es importante que prestemos especial
atención a la situación de las miles de mujeres que sufren violencia de género
en sus hogares. Romina Ruiz Díaz, de 36 años fue la primera mujer que a pocos
minutos de que el presidente Alberto Fernández anunciara la emergencia
sanitaria para todos los argentinos fue asesinada en el partido de Cañuelas, a
puñaladas, en su domicilio. Por su crimen, el único sospechoso arrestado es su
pareja. Según el registro de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MUMALA),
desde las medidas de restricción por el aumento de casos de COVID-19 se han
cometido ya 12 femicidios.

Para las mujeres, los hogares
continúan siendo lugares de peligro, incluso de mayor peligro que la vía
pública. Las estadísticas de los últimos 10 años revelan que el 62 por ciento
de los casos de femicidio se cometieron en las viviendas de las víctimas o que
las victimas mantenían con el agresor, y que en más del 60 por ciento de los
casos el victimario es la pareja o ex pareja.

Pero lo cierto es que esta
realidad sólo pone en relieve una situación que se viene denunciando desde hace
muchos años por todas las organizaciones: las
sociedades necesitan enfrentar la violencia de género de forma global e
integral, en todos los países del mundo, como un problema cultural, ideológico,
social y profundamente político.

La oficina de género de la ONU se
pregunta sobre la situación de las mujeres en el mundo en relación a la
pandemia. “Sabemos, por la experiencia adquirida con los virus del Ébola y
Zika, así como por otras situaciones donde se limitó la circulación de personas
por alguna razón, que la violencia contra las mujeres tiende a aumentar. Es una
situación potencialmente peligrosa para las mujeres cuando sus cónyuges
violentos permanecen en sus hogares todo el tiempo. ¿Qué medidas está adoptando
para asegurar que las mujeres tengan acceso a los recursos, las líneas de ayuda
telefónica y los refugios?”, resaltan ante una situación que se complejiza cada
vez más.

Por ello, resulta de suma
importancia que desde las organizaciones prestemos especial atención a las
situaciones de violencia de género que se puedan generar en este tiempo y que
visualicemos qué aportes podemos prestar a resolver las medidas de aislamiento
obligatorio, cuando las mujeres necesitan un lugar que no se emparente con
el peligro.

Desde nuestra ATE y la CTA Autónoma Nacional, hemos puesto a
disposición nuestros hoteles tanto para el Ministerio de Salud como para el
Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad, a fin de aportar a la pronta
recuperación de los enfermos pero también, a la seguridad de las mujeres que
hoy se encuentran amenazadas, que se encuentran atravesadas por las diferentes
violencias y conviven con su agresor hasta poder lograr la exclusión de hogar.

Nota: Si sufrís alguna forma de violencia de género, no dudes en llamar
a la línea 144 o el 911.

La visualización del sistema de cuidados

Otra de las cuestiones que se
pone de manifiesto en esta emergencia sanitaria, es la sobrecarga que sufren
las mujeres con los trabajos de cuidado, que generalmente recaen sobre ellas.
El “sistema de cuidado”, no refiere solamente al cuidado de los niños, sino
también de los adultos mayores, de personas que no pueden valerse por sí mismas, y
fundamentalmente, el cuidado del hogar en general y lo que representa.

Gran parte de los trabajos de
servicios, relacionados con la pandemia de COVID-19 son protagonizados por las
mujeres. Eso quiere decir, que no solo las mujeres un gran aporte a la
mitigación de la pandemia, sino que también gran parte de ellas están expuestas
al contagio.

Sabemos que la pandemia del
COVID-19 no es sólo una cuestión sanitaria; se trata de una situación que
provoca una profunda conmoción en nuestras sociedades y de las economías. Además,
muchas veces, las mujeres cargan con las labores de cuidados y respuesta frente
a la crisis en curso. Todos los días, las mujeres hacen aportes fundamentales
para contener el brote y la mayoría las veces, son también quienes prestan
cuidados en los hogares y en nuestras comunidades.

Desde nuestra organización, vemos
necesario intervenir con una política clara y concreta sobre el sistema de
cuidado en la Argentina, pero además también vemos necesario ser propulsores de
una discusión y un debate que se está llevando en el mundo, y que tiene que ver
con una distribución de tareas más justa y equitativa, pero además con el
reconocimiento del trabajo no remunerado. 

Categorías
Noticias

ATE y la CTA Autónoma avanzan en el proyecto de producción de alcohol en gel

La iniciativa surge de la colaboración entre ATE bonaerense,
Ministerio de Salud de la provincia y la Facultad de Farmacia de la UNLP. Fue
acordado en una reunión mantenida entre el secretario general de ATE y la CTA
Autónoma bonaerense, Oscar de Isasi; el secretario gremial de ATE bonaerense,
Juan Murgia; el coordinador del IDEP Salud de ATE nacional, Daniel Godoy; la
titular de la cátedra de Farmacia de la UNLP, Patricia Rivadulla; y el director
del Instituto Tomás Perón, Arturo Hoya.

La unidad tendría una producción estimada de 120 litros
semanales (1200 envases de 100cc), con el objetivo de aportar este elemento de
prevención a los trabajadores del sistema público de salud de la municipalidad
platense con la posibilidad de ampliarlo a otros municipios de la región, y a
los operadores comunitarios de ayuda alimentaria.

Parte de la financiación del proyecto sería abordado desde
ATE y la CTA, y el resto por el municipio de La Plata.

“ATE tiene un doble rol, el de defender los intereses de los
trabajadores y trabajadoras que representamos: el salario, las condiciones
laborales, la seguridad y la salud laboral de los más afectados a la pandemia;
y también, como una institución marcada a fuego por la historia de nuestro
pueblo, aportar en todo lo que sea posible para contribuir como parte de la
sociedad a transitar esta pandemia de los mejor posible tanto del costado
sanitario como del social”, señaló el secretario general de ATE y la CTA
Autónoma, Oscar de Isasi.

Y remarcó el avance en las negociaciones  con el municipio. “Estamos decididos a
avanzar en la producción de alcohol en gel. Ya hemos hecho contacto con
autoridades de la ciudad de La Plata y estaríamos en condiciones de ofrece
alcohol a los 47 centros de salud de la ciudad y también para las
organizaciones sociales de la CTA que hoy están poniendo el pecho y están
entregando mercadería. Nosotros pedimos al municipio de La Plata la necesidad
de un aporte financiero para garantizar parte de los costos”.

Categorías
Noticias

Muntes: “Nos atan las manos para que no denunciemos la precariedad laboral”

El secretario
general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Entre Ríos, Oscar
Muntes, afirmó que las restricciones impuestas por el gobierno atentan contra
la libertad sindical. “Nos atan las manos para que no denunciemos la
precariedad laboral en la que desempeñan sus funciones los trabajadores
entrerrianos”, subrayó a AIM.

Las restricciones de circulación impuestas por la cuarentena
frenaron todos los reclamos de los trabajadores y silenciaron el fuerte
malestar que existe en varias áreas del Estado donde no hay medidas de
seguridad para quienes desempeñan sus funciones.

“Estamos complicados porque no podemos recorrer los lugares
de trabajo que prestan funciones y quedamos limitados a las definiciones de los
delegados”, dijo Muntes , quien precisó que “en salud y otros
sectores como auxiliares de educación, minoridad, cocina, municipales,
migraciones y en la administración central  (entre otros) hay muchas
inquietudes y angustia respecto de las medidas de seguridad”.

En ese sentido, el dirigente sindical provincial, precisó
que no se ve “una situación de cuidado extremo a los trabajadores y
trabajadoras; una cosa es la intención y el discurso y otra cosa es llevarlo a
cabo”.

“Estamos sumamente preocupados porque sabemos que los 35
hospitales de cabecera la provincia funcionan en situaciones muy precarias, es
decir, antes de la pandemia no podían solucionar los problemas del pueblo
cotidianamente, ni hablemos si tienen que hacer frente a una situación terrible
como las consecuencias del Covid-19”, apuntó.

Al respecto, Muntes auguró que se pueda controlar el
contagio para salir adelante pero remarcó que más allá de los buenos deseos “se
precisan acciones concretas, porque hay mucha preocupación por parte de los
trabajadores, quienes saben que la situación los desbordaba antes y será peor
si se llega a complicar con la pandemia”.

En ese marco, lamentó que hay mucha desigualdad entre los
efectores de salud: “Celebramos que se equipó y se tomaron medidas en el
hospital Masvernat (Concordia) para brindar la atención como corresponde,
 pero esas mismas disposiciones se deberían replicar en todos los
hospitales como el Heras donde la precariedad esta en carne viva y no se sabe
cómo llevar adelante los protocolos de seguridad, no hay elementos mínimos para
afrontar la crisis y eso aterra, angustia a los trabajadores  y genera
miedo, por lo que habrá asambleas para exponer esta situación”.

Lo del Heras “se replican en los efectores del interior y
también se ve en el hospital San Martín de Paraná, a lo que se suma que tampoco
hay suplentes para las licencias por el Covid-19, lo que sobrecarga al personal
que ya está saturado”, indicó.

Categorías
Noticias

ATE Tierra del Fuego pidió al Gobernador medidas urgentes por la emergencia

El Secretario General de ATE Tierra del Fuego, Carlos
Córdoba, envió una nota al Gobernador Gustavo Melella con el objetivo de pedir
oficialmente que se permita el acceso a camiones con alimentos a la provincia,
que se realice un control exhaustivo de precios para que no haya abusos por
parte de comerciantes, y que se garantice el abastecimiento de productos
esenciales en todo el territorio fueguino.

En la nota, Carlos Córdoba expresó:

“En virtud de la situación de emergencia que nos encontramos
transitando, y atento a las medidas dispuestas tanto a nivel nacional como
provincial, es que vengo por intermedio del presente escrito a solicitar se
arbitren los mecanismos necesarios para:

a) posibilitar el acceso de los camiones que trasladan
productos alimenticios que se encuentran varados en el acceso a nuestra
Provincia, como así también otorgar la logística del abastecimiento ya sea
alimenticio, combustible y alojamiento para los Trabajadores del Volante
(choferes) que están en Tránsito en la Provincia;

b) con carácter de muy urgente se interpele y se impida a
los comerciantes al aumento desmedido e indiscriminado de los precios en los
productos de primera necesidad, se provea de mayores controles y se aplique la
normativa vigente para sancionar dicho accionar;

c) como así también se garantice el abastecimiento de los
productos de primera necesidad para todos los ciudadanos”.

A continuación, la nota completa enviada al Gobernador fueguino:

Categorías
Noticias

Cuando el Malbrán contagió con su lucha

El 28 de diciembre 1996 no hubo bromas ni alegría por el Día
de los Inocentes en el Instituto Nacional de Microbiología Carlos Malbrán. La
razón: la llegada de telegramas de despido para 49 investigadores y
trabajadores que se desempeñaban en esa estratégica institución dedicada a la
elaboración de productos biológicos para el diagnóstico, tratamiento y
profilaxis de enfermedades infectocontagiosas, fundada a instancias del doctor
y senador catamarqueño Carlos Malbrán en 1916, tras los estragos causado por la
Fiebre Amarilla décadas atrás.

La misma broma de mal gusto aquejaba a un centenar de
investigadores pertenecientes a los otros siete Institutos de Salud que
dependían del Ministerio de Salud de la Nación y se ocupaban de áreas
trascendentes como la epidemiología, enfermedades respiratorias, parasitología,
endemo-pandemias, enfermedades infecciosas y virales, entre otras.

El autor del chiste de mal gusto fue el presidente Carlos
Menen, durante su segundo mandato, que envió al Congreso Nacional un proyecto
de restructuración de ese sector de la salud en el marco de la denominada
Segunda Reforma del Estado.

Tras la privatización de las empresas nacionales de
electricidad, agua, telefonía, combustibles, transportes y demás servicios
estratégicos, enfocaba sus cañones entreguistas hacia la investigación
científica de la Salud Pública con el Ministro Alberto Mazza como artillero
privatista. El mismo que comandó la desregulación de las Obras Sociales y que
benefició a la medicina prepaga. No por nada había sido presidente de la
Asociación de Entidades de Medicina Privada y de Galeno.

La otra sospecha era la intención de trasladar el Instituto
ya diezmado y vender sus valiosos terrenos para proyectos inmobiliarios reñidos
con la concepción sanitarista y de defensa de la Salud Pública que otro
ministro de Salud había establecido durante el gobierno de Perón: el gran Ramón
Carrillo.

La iniciativa intentaba ser un golpe mortal al  prestigioso centro de investigación
microbiológica a nivel internacional en el que habían trabajado, nada más y
nada menos, que dos premios Nobel Bernardo Houssay y César Milstein. Y tras el
achicamiento, seguramente la privatización.

Los que luchan y los
que niegan

Como siempre hubo dos reacciones bien distintas. La Unión
Personal Civil de la Nación (UPCN) negó los despidos, ninguneó la resistencia y,
previamente, confeccionó una lista de los que no debían ser echados. Una vieja
costumbre que aún hoy goza de buena salud.

Por otro lado, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y
la Asociación de Profesionales del Malbrán iniciaron rápidamente un Paro por
tiempo indeterminado y la toma con permanencia pacífica del Instituto hasta que
todos los compañeros y compañeras fueran reincorporados.

A partir de ahí comenzó una resistencia heroica de los y las
trabajadores de la salud (empleados administrativos, de mantenimiento y
técnicos químicos) junto a científicos e investigadores que, en muchos casos,
llevaban décadas aportando su conocimiento a esa esencial actividad.

Una resistencia en la que no estuvieron solos porque rápidamente
se sumó la solidaridad de un sinnúmero de organizaciones sindicales, sociales,
políticas y de Derechos Humanos que acompañaron día a día un paro que duró 202
días y una ocupación del edificio que se sostuvo durante 184 jornadas con
movilizaciones, actos, festivales culturales, conferencias de prensa y todo
tipo de actividad que sirviera para visibilizar el conflicto.

Fueron 40 los empleados del Malbrán que sostuvieron la toma
y ocupación del edificio tanto de día como de noche, organizados en guardias.
Así pasaron la noche de Fin de año y esas fueron sus vacaciones de verano…y casi
de invierno.

Con ingenio y un enorme espíritu de lucha planificaron y
realizaron marchas de antorchas, movilizaciones al Ministerio de Salud y a la
Jefatura de Gabinete, clases públicas frente al Congreso Nacional, festival de
murgas y recitales solidarios de los que participaron grandes figuras y bandas
como Memphis, la blusera, entre otros.

La solidaridad, a medida que se mantenía la lucha, iba
creciendo exponencialmente con la presencia de los medios nacionales, la
televisión y el acompañamiento de la recientemente fundada CTA con Víctor De
Gennaro (secretario nacional) y Fabio Basteiro (CTA porteña) a la cabeza.

ATE Nacional y ATE Capital se hacían presentes en cada
jornada acompañando al secretario General de ATE Malbrán, Rubén Mosquera; a
Flavio Vergara, su adjunto (hoy vocal del CDN) y a la histórica militante de
ANUSATE, Eva Mora. Sin olvidar a las representantes de los y las profesionales,
Mónica Tous y Cecilia Freire.

 Se organizó una
Multisectorial de apoyo a la lucha con la presencia de las organizaciones de
médicos, sindicatos, partidos políticos, organizaciones barriales y sociales
que sostenían la patriada con la convicción de que, como decían los carteles
que adornaban el viejo edificio, “la
única lucha que se pierde es la que se abandona”.

Así pasaron también Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas
(¡Cuando no!), Marta Maffei (en un alto de otra lucha gloriosa, la Carpa
docente), el filósofo León Rozitchner, el periodista Osvaldo Bayer y el artista
de los que pelean, Ricardo Carpani, cuyas ilustraciones motivaban a los
ocupantes pacíficos y empedernidos. O los dirigentes del MTA: el camionero Hugo
Moyano y el dirigente de la UTA, Juan Manuel Palacios, quienes se presentaron
el 31 de diciembre con Pan Dulce.

 El gobierno envió a la Policía Federal
para amedrentarlos y desconoció la orden de la Justicia de reincorporarlos
mientras ellos no se inmutaban ni ante eso ni ante las amenazas anónimas que recibían.

Así pasaron
más de 6 meses hasta que la resistencia tuvo resultados: todos fueron
reincorporados y volvieron a sus puestos de trabajo. El 1° de julio de 1997 en
un emotivo acto los 49 trabajadores del Malbrán firmaron su reincorporación al
conmovedor grito de “que se metan en el culo la Reforma del Estado”.

Luego vino la
creación de la Administración Nacional de Laboratorios de los Institutos
de Salud (ANLIS), la instalación del único laboratorio de seguridad biológica
de nivel 3 en toda América del sur y la continuidad de los logros científicos
-como la decodificación completa del genoma del ultimo virus de la gripe A1/H1).

Pero siempre mechados con carencias, precarización, salarios
paupérrimos, vacantes perdidas, falta de reactivos, recorte de insumos,
instalaciones deterioradas y destacados profesionales que buscan mejor
remuneración en otros ámbitos.

En estos días de Pandemia y cuarentena, es necesario pensar
qué hubiera sido del Malbrán con su estratégica función si no hubiera existido
aquella lucha inagotable contra los que buscaban liquidar el instituto. Porque
a las luchas no solo no hay que abandonarlas, tampoco hay que olvidarlas.

 

Categorías
Noticias

Dengue y Coronavirus: son enfermedades profesionales

Antecedentes
normativos: De acuerdo con el Protocolo del año 2002 de OIT, del Convenio sobre Seguridad y
Salud de los trabajadores de 1981, el término «enfermedad profesional»
designa toda enfermedad contraída por la exposición a
factores de riesgo que resulte de la
actividad laboral.”

Nuestra
legislación establece en la Ley de
Riesgos del Trabajo
  Nro 24557, en su “art 6 –  2 a) Se consideran
enfermedades profesionales aquellas que se encuentran incluidas en el listado
que elaborará y revisará el Poder Ejecutivo, conforme al procedimiento del
artículo 40 apartado 3 de esta ley. El listado identificará agente de riesgo,
cuadros clínicos, exposición y actividades en capacidad de determinar la
enfermedad profesional.”

La legislación española reconoce al dengue como agente de
riesgo y enfermedad profesional en el 
Real Decreto 664/1997, del 12 de mayo, sobre la protección de los
trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes
biológicos durante el trabajo.  “Artículo 3. Clasificación de los agentes
biológicos…  … c) Agente biológico del
grupo 3: aquél que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un
serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la
colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento
eficaz.   Dengue 1 a 4”

En el Protocolo de
Buenas Prácticas sobre la actividad forestal del año 2017, la SRT
publica: ”Existen enfermedades propias de algunas
regiones, denominadas endémicas, como fiebre amarilla y leishmaniasis. En el
primer caso la vacunación está indicada a partir de los 12 meses y un refuerzo
cada 10 años en residentes de regiones del NEA. Por otra parte, el dengue, el chikungunya y el zika son
enfermedades virales transmitidas por el mosquito Aedes aegypti….
Y  recomienda: • Usar repelentes ambientales en las habitaciones de las casas
(pastillas, espirales, etc.). • Usar mangas y pantalones largos. • Aplicar
repelentes respetando las indicaciones que se encuentran en el envase. Entre
otras medidas.

El pasado 24 de marzo el senado de Uruguay  aprobó un proyecto de ley reconociendo al coronavirus como enfermedad
profesional.

Nadie desde el más elemental sentido común, podría negar que
trabajadoras/es que siguen haciendo sus tareas en las actividades que han sido
declaradas como esenciales, no son los/las principales expuestos/as al riesgo
de contagio de coronavirus.

Que no solo los/as trabajadores/as del ámbito forestal, sino
que todos los que efectúan tareas donde el mosquito Aedes aegypti  puede desarrollarse, ya sea por las
características de la actividad como así también porque los empleadores no
realizan las tareas preventivas que eviten la presencia de dicho transmisor de
dengue, someten a sus empleados/as a un riesgo en el momento de estar
trabajando y de acuerdo a lo establecido por nuestra legislación, y son
responsables.

Para evaluar cómo funciona el Sistema de Riesgos del Trabajo en materia de enfermedades profesionales,
basta solo con conocer que en el transcurso del año 2019 se presentaron más de
80.000 denuncias y que fueron rechazadas
más de 64.000 (67%) por las ARTs,
dato este solo de enfermedades, que lo diferencia de las denuncias por
accidente de trabajo donde el rechazo es de poco más del 6%.

Ante posibles reclamos, los directivos de la SRT  dejan trascender, según versiones
periodísticas, que las Comisiones Médicas resolverán a favor del/a
trabajador/a. ¿No es que las comisiones médicas son imparciales y que deben
fallar en función de la legislación vigente? La verdad es que siendo
benevolente suena a voluntarismo abstracto, sobre todo teniendo en cuenta que
desde el Superintendente (el contador
Gustavo Moron, designado por Macri
) y casi toda la estructura de
conducción del organismo, se han caracterizado por cubrir a las Aseguradoras de
Riesgos del Trabajo. No sorprenderá entonces, que pensemos que el desenlace de
futuros reclamos por contagio de alguna de estas enfermedades, quede en la
nada, o deba ser sometido a un trámite de índole personal, sobrecargando de
idas y vueltas a quienes en este momento tiene la invaluable tarea de velar por
la salud de toda la población, porque sabemos que ir por el trámite de
Comisiones Médicas no es lo mismo que denunciar una enfermedad profesional que
se considera cubierta. Algo que debe ser para todos y todas los expuestos,
resultará ser sólo para quienes no desistan y puedan sostener un pedido que
debería ser atendido sin más demoras.

NUESTRA ORGANIZACIÓN CONSIDERA IMPRESCINDIBLE QUE TANTO DENGUE COMO CORONAVIRUS SEAN RECONOCIDAS COMO ENFERMEDADES PROFESIONALES, DICTANDO LA NORMA LEGAL  CORRESPONDIENTE, PARA LO CUAL HEMOS PRESENTADO
EL PEDIDO  TANTO ANTE LA SUPERINTENDENCIA
DE RIESGOS DEL TRABAJO COMO ASÍ TAMBIÉN AL MINISTERIO DE TRABAJO EMPLEO Y SEGURIDAD
SOCIAL

Descargar aquí la nota al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social

Descargar aquí la nota a la SRT

Categorías
Noticias

HLVS compañera Patricia Chabat; incansable luchadora por la Memoria, Verdad y Justicia

Además de
ser trabajadora estatal en la Escuela de Sanidad en las calles 4 y 51 y
afiliada a la Asociación Trabajadores del Estado, Patricia dejó un legado
testimonial eterno en sus obras literarias «Asuntos Pendientes, “Cuatro Tiros y
Té de Maracuyá”, “De Cuerpos Ausentes”, y «No siempre se puede entrar y salir
por la misma puerta», entre otras.

Como
militante de Derechos Humanos, integró Justicia YA!, Asociación Ex Detenidos
Desaparecidos y la Unión Por Los Derechos Humanos.

Emiliano
Hueravilo, Secretario de Derechos Humanos de la CTA Autónoma Bonaerense
expresó: «es una profunda tristeza, la recordaremos siempre por su templanza,
sus palabras, sus escritos, su sensibilidad. Una luchadora comprometida con los
derechos humanos. Una compañeraza, creo que es la mejor manera de definirla»

Una
sobreviviente al servicio de la Memoria, Verdad y Justicia

En 1976,
siendo estudiante de la Universidad de La Plata y vinculada a la Juventud
Guevarista, se encontraba de visita en casa de sus padres en Bahía Blanca
cuando irrumpieron las fuerzas militares locales, la secuestraron y trasladaron
a un lugar que años más tarde ella reconocería como “La Escuelita”.

Recuperó su
libertad en abril del 1978, bajo la modalidad de libertad vigilada, que
implicaba presentarse cada 72 horas en la comisaría 2º, situación opresiva a la
que se agregaron padecimientos por agresión policial. Su libertad definitiva
fue el 24 de diciembre del 78.

Patricia
Brindó un valiente testimonio en el Juicio por la Verdad, al que en una
entrevista con el sitio www.ecodias.com.ar recordó diciendo que «no pensábamos
que fuera tan importante porque no tenían un impacto sobre la condena efectiva,
los tipos salían libres. Pero resulta que este trabajo minucioso que mucha
gente se tomó de sistematizar, fue una base de datos sumamente importante
porque se pudieron encontrar puntas para buscar desaparecidos, para de alguna
manera llevar un consuelo a la familia, juntarse y obtener información muy
importante. Esa información, al caer las leyes de obediencia debida y punto
final puede ser y es utilizada para los juicios penales».

En ese
sentido, recordaba que «nuestra misión y tarea como sobrevivientes era
contribuir para sostener la memoria. Nunca pensé que iban a existir estos
juicios. Era un deseo, como una utopía. Con el trabajo de todos los compañeros
de 30 años que no solo estuvieron recopilando los datos sino discutiendo muchas
cuestiones. Que hoy se hable del genocidio no se debe a la justicia, se debe al
trabajo de los compañeros. Fue un trabajo de los organismos y de muchísimos
compañeros”.

Luego de su
declaración en Bahía Blanca en el mes de diciembre de 1999, la Cámara Federal
de esa ciudad procesó por falso testimonio al teniente coronel del Ejército
Julián Corres, (el Laucha) quien fue el primer militar en actividad procesado
desde las rebeliones carapintada durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

En la
capital bonaerense fue parte activa en los juicios a los genocidas Von Wenich y
Miguel Etchecolatz, y a través de ellos conoció a testigo luego desaparecido
Julio López, a quién recordaba como «un compañero impresionante, un placer
conocerlo. Decían que el viejo estaba ‘gaga’, pero ni saben la lucidez que
tenía Julio. Él tenía un compromiso muy grande, para él nosotros éramos ‘los
pibes’, y nosotros teníamos que cuidarlo al viejo porque él no contaba con el
apoyo de la familia y tenía una necesidad imperiosa de colaborar».

Patricia
Chabat presente en el Acto Conmemoración *A 20 años del inicio del Juicio por
la Verdad de La Plata* que se desarrolló en la sede de ATE Provincia de Buenos
Aires, con distintas Organizaciones y Organismos de Derechos Humanos durante
2018.

Su legado
literario

Respecto a
su obra literaria, reveló que «surgió de la necesidad de escribir sobre algo
que a mí siempre me acompañó, que es una especie de intriga dolorosa de pensar
qué fue lo que les pasó en el último momento a aquellos que murieron, y desear
profundamente en esos instantes algo más que haya ocurrido. A partir de allí
empecé a revisar algunas cosas y arranqué con la ficción».

Al presentar
su novela «De Cuerpos Ausentes» que aborda la historia del secuestro de Fermín,
un joven de 18 años y sin militancia política a manos de un grupo de tareas de
la Marina durante los primeros años de la dictadura militar, comentaba al sitio
www.LMneuquen.com.ar comentaba que “el cautiverio, la tortura, el crecimiento
con el ejemplo de los compañeros, los temores, la condición de sobreviviente
son algunos de esos nexos entre mi historia personal y la de este muchacho que
es detenido y a partir de entonces toma conciencia de la tragedia que azota al
país”.

«No siempre
se puede entrar y salir por la misma puerta» iba a ser presentado el viernes 13
de marzo a las 19 horas en el Centro Cultural «Azul un ala» (calle 69 e/ 12 y
13, La Plata), pero debió suspenderse por las primeras medidas preventivas en
el marco de la pandemia coronavirus.

«Detras
parlamentos, están los mercenarios sospechados de lejos. Están los cuervos
negros. Los negros asesores que pululan y erogan los negros presupuestos. Están
los charlatanes de siempre del gobierno, que llenan de palabras a todo el
universo.

Y delante de
ellos…delante de bastones engomados de negro que apalearon ayer, estarán los
colores.

Amarillos;
los soles de los niños hambrientos.

Naranjas;
esperanzas de amigos de mi pueblo.

Azules para
siempre; los recuerdos de aquellos que regaron su sangre en mares y desiertos.

Estarán las
pasiones, y también esos gritos que nos tienen despiertos, de aquellos
torturados en esas negras noches de rostros cubiertos y bastones negros.

Y los
tenaces pasos de los Blancos Pañuelos.

Estará la
alegría de los Maestros y Viejos.

Estarán los
cantares de aquellos expulsados del famoso modelo.

Estaremos
nosotros. Estaremos, El Pueblo»

Categorías
Noticias

COVID-19: Trabajadores del astillero colaboran con el Hospital Rossi

El Astillero
Río Santiago se solidarizó con el Hospital Rossi de la ciudad de La Plata y
tomó la decisión de reubicar el comedor para aprovechar bien los espacios y
poder asistir a la emergencia que estamos transitando.

Desde ATE
Ensenada celebramos esta determinación y destacamos el trabajo de los
compañeros que realizarán esta semana las tareas de desmantelacion del Buffet,
el cual será reubicado.

De esta
forma se podrá lograr un  espacio y poder
ubicar camas para atender  en el marco de
la emergencia que atraviesa nuestro país.

Las
autoridades del Hospital Rossi se mostraron muy contentos y agradecidos por la
predisposición que tiene el Astillero hacía la salud pública.

El lunes,
martes y miércoles de la semana próxima se continuará con el desmantelamiento
de lugar y así cumplir los objetivos planteados.

Desde
nuestra organización agradecemos la solidaridad de los compañeros que
participan de esta tarea humanitaria al servicio de nuestro país.

Categorías
Noticias

El gobierno provincial aprovecha la crisis para seguir postergando a los trabajadores

Luego de la sorpresiva decisión
del gobierno provincial de postergar la paritaria salarial, el Secretario
General de ATE Pico Truncado se mostró crítico con lo que consideró una muestra
de “oportunismo”, para seguir relegando la recomposición de los haberes de los
estatales.

“En el peor momento, cuando el
estado debería decir presente, desaparece. Los estatales venimos esperando
desde hace tiempo que nuestros salarios se pongan a tono con el costo de vida,
y más durante esta época de emergencia, donde no podemos buscar otras alternativas
para llevar la comida a nuestra mesa. Y la respuesta del gobierno, nuevamente
es postergar a los trabajadores” puntualizó el dirigente sindical.

“Alicia
aprovecha la crisis para seguir postergando a los trabajadores., que no sólo
deben hacer malabares para alimentar a sus familias, sino que además deben
sumar gastos extra para cuidarse del contagio del coronavirus. Es una
vergüenza” sentenció Britez.

“Muchos
estatales, tanto provinciales como municipales, le están poniendo el pecho a la
situación, y esto parece una burla” reflexionó el Secretario General de ATE
Pico Truncado.

“Y
esto no sólo perjudica a los trabajadores provinciales, sino también a los
municipales a lo largo de Santa Cruz, que están esperando el resultado de la
mesa de negociación de la administración central, sobre el que luego se
decidirá la recomposición salarial en cada una de las localidades” finalizó.

Categorías
Noticias

Estado de “vulnerabilidad” entre la/os trabajadora/es de la salud provincial

En el marco de la Pandemia
desatada por el Coronavirus, desde ATE- Chaco, resaltaron la “situación
complicada” y el alto estado de “vulnerabilidad” que afecta en su labor a la/os
trabajadora/es de la Salud provincial.   

Para graficar la crítica
situación que atraviesa este sector desde hace largos años, el titular del CDP,
Mario Bustamante, subrayó el grado de precariedad laboral y salarial con el que
desarrollan sus tareas: “de todas las áreas precariazadas que existen en el
estado, la/os precarizada/os concentran una gran mayoría. Casi el 70% de ellos
no tienen relación directa con el Estado y sus salarios rondan entre los 12.000
y los 15.000 pesos”.

El ingreso al estado es
uno de los grandes reclamos que ATE viene sosteniendo desde tiempo y que
involucra a esta gestión de gobierno como a las anteriores. De hecho pocos días
antes que se desatara la crisis del coronavirus, en una reunión con el ministro
de Gobierno, Juan Manuel Chapo, la ATE reclamó la regularización laboral de
toda/os la/os trabajadora/es precarizada/os que hay en el Estado provincial.

En el caso concreto de la
Salud, Bustamante sostuvo que “en un ámbito de crisis general es injusto el
marco de vulnerabilidad en que deben desarrollar sus actividades tanto la/os profesionales
de la salud, como el resto del personal hospitalario”.

En ese sentido también
denunció el apriete y las amenazas que sufre el personal precarizado a manos de
los directores de los hospitales, quiénes los obligan a trabajar “aun cuando
muchos de ellos tienen dentro de su grupo familiar a personas de alto riesgo de
contagio”.