ATE

Categorías
Noticias

Desarrollo Social: ATE destaca fallo del STJ, pero lo considera de difícil cumplimiento

La entidad
gremial sostiene que la sentencia del STJ es de muy difícil cumplimiento ‎teniendo
en cuenta la crisis funcional que atraviesa el Ministerio y el desmantelamiento
de la mayoría de las áreas y programas.

La actual
gestión no ha podido arbitrar los medios ‎para dar cumplimiento a las leyes
vigentes y garantizar el pleno derecho al desarrollo psicosocial de los
usuarios. El Estado rionegrino, por incapacidad o negligencia de sus
funcionarios, ha actuado al margen de las leyes nacional 26.061 y provincial
4.109 de "promoción integral de la niñez y adolescencia".

La gestión
del Ministro Arroyo, como responsable ejecutivo ‎del organismo proteccional de
los derechos de niños y adolescentes, ha provocado un verdadero retroceso
institucional, para una provincia que fue pionera en el país, en la
implementación de programas de contención de niños y adolescentes en situación
de riesgo y vulnerabilidad.
Dada la crítica situación que atraviesa el Ministerio, aunque el gobierno
quisiera, no podrá dar cumpliendo en el plazo fijado de 60 días, a todo lo
ordenado por la justicia.

Los
principales obstáculos están relacionados a la falta de recursos humanos y
materiales, como así también un protocolo de funcionamiento que no resulta
acorde a las demandas de la realidad.

El ejemplo
es lo que ocurre en la Delegación de General Roca, donde en la actualidad hay
40 profesionales y un solo equipo informático funcionado. Razón por la cual,
los trabajadores se tienen que turnar, utilizando la computadora dos
profesionales, por cada una de las jornadas laborales.

"El
reciente fallo del Superior Tribunal es de destacar, le da la razón a ATE, pero
resulta de cumplimiento casi imposible de acuerdo a los plazos que se han
fijado y a la incompetencia de los principales funcionarios de la
cartera", manifestó Rodolfo Aguiar, Secretario General de ATE y CTA Río
Negro, y agregó: "La falta de profesionales y operadores, el
desfinanciamiento de programas, el desmantelamiento de áreas completas y un
protocolo limitado de guardias pasivas, son los principales obstáculos".

Para
finalizar, Aguiar aseguró que: "Río Negro fue una provincia de avanzada en
la aplicación de programas de contención de niños, niñas y adolescentes en
riesgo de vulnerabilidad. Ahora enfrentamos uno de los más grandes
retrocesos".