ATE

Según expresaron desde la Junta Interna desde que ha arrancado el año el gobierno nacional no envió el total de las partidas comprometidas para su puesta en marcha y sólo envía aquellos fondos indispensables para su mantenimiento y pago de salarios.

Las y los trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) se mantienen en estadio de alerta por la falta de envío de fondos y la indefinición oficial respecto a su reactivación.

El titular de la Junta Interna de la ATE en la PIAP. Nicolás ventura, señaló a medios periodísticos locales que “más allá de los anuncios que se hicieron sobre la necesidad de acondicionar la planta para que vuelva a producir agua pesada, todavía Nación no tomó ninguna decisión” y acotó que esta indefinición del gobierno pesa sobre las y los trabajadores que ven pasar el tiempo y no tienen respuestas claras.

Indicó Ventura que “para el proceso de reactivación estaba prevista la contratación de unas nuevas 120 personas, pero esto no sucede porque tampoco hay garantías salariales para quiénes hoy prestan servicio en la empresa”.

La ATE ya ha enviado dos notas al gobierno provincial pidiendo una reunión para tener más precisiones sobre esos fondos nacionales, pero de ninguna obtuvo respuestas, aun cuando desde mayo 2023 existe un contrato firmado para su reactivación a través del envío de20 millones de dólares para poner en marcha una de las líneas de producción de agua pesada en 25 meses para proveer el insumo a las centrales nucleares Atucha I, II y Embalse.

Según expresaron desde la junta Interna desde que ha arrancado el año el gobierno nacional no envió el total de las partidas comprometidas y sólo envía aquellos fondos indispensables para su mantenimiento y pago de salarios.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL