ATE

Está afectada por la falta de presupuesto, incertidumbre por la falta de producción, y aún no fue incluida dentro del presupuesto del año 2019.

Delegados de la ATE en
la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), de Neuquén, llevaron adelante un
plenario, en el cual se debatió ámpliamente sobre la situación actual de la
PIAP en general y diversos temas particulares que hacen a su funcionamiento.  

Hoy la PIAP se ve afectada
por el atraso en el pago de salarios, despidos, falta de presupuesto y la incertidumbre
por la falta de producción, y la posibilidad de que las actividades del próximo
año sean discontinuadas ya que aún no fue incluida dentro del presupuesto del
año 2019.

Todos estos temas fueron
debatidos por los compañeros antes de anunciar que este jueves llevarán
adelante una asamblea general.

El titular de la Junta Interna de ATE- PIAP, Pablo
Sosa, recordó que  la planta está sin
producción desde mayo del año pasado, a lo que debe agregarse el parate del gobierno
respecto al emplazamiento de la cuarta central nuclear y que de de ser viable
tampoco contará con agua pesada sino agua liviana.  Sosa explicó que “si no se nos incluye en el
presupuesto vamos a quedar fuera de financiación con lo cual el futuro de la PIAP
pasa a ser incierto”.

En el plenario los compañeros también analizaron lo
que es el envasado y venta de las 13 toneladas de Agua Pesada y otras
inquietudes que transmitieron los delegados de cada sector.  

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

CLATE

CLATE: 57 años de integración y lucha

La Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales nació en la ciudad argentina de Chapadmalal en 1967, y hoy reúne a más de 90 organizaciones nacionales del sector público de 19 países del continente.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL