ATE

Como parte del proceso de lucha que protagonizan hace años, los compañeros de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) llevaron a cabo un paro nacional el pasado 18 de mayo para rechazar la militarización los Servicios de Navegación Aérea.

La medida de
fuerza tuvo un gran acatamiento y repercusión en todo el país, tanto en la
prestación del servicio como en su reflejo en los medios de comunicación
locales y nacionales. Un ejemplo de ello se dio en el porteño Aeroparque Jorge
Newbery, cuando el 18 de mayo en sólo 3 horas se debieron cancelar más de 25
vuelos.  

“Venimos luchando
desde 2011 por la desmilitarización de los aeropuertos. No obstante, hoy tenemos
la urgencia porque nuestras demandas sean escuchadas antes de que culmine el
mandato de este Gobierno, para así poder tener garantías de que una próxima
administración no profundice la militarización o impulse un proceso
privatizador”, explicó Fernando Gatica, integrante de la Coordinación Nacional
de ATE ANAC y delegado de ATE en el aeropuerto de San Luis. El compañero, que
se desempeña como controlador de tránsito aéreo, denunció: “El Gobierno no está
dispuesto a abrir un ámbito de diálogo serio en el que podamos consensuar
políticas para el sector y resolver las necesidades de los trabajadores”.

La medida de
fuerza fue resuelta luego de tener en cuenta la dilación en la resolución del
conflicto que atraviesan los Servicios de Navegación Aérea luego de la
imposición del decreto 1840 de noviembre de 2011, el cual militariza los
aeropuertos y controles de todo el país.

“No tiene
nada que ver el control del espacio aéreo comercial con el control del espacio aéreo
para la Defensa Nacional. Incluso los organismos internacionales en la materia
aconsejan que los servicios de aviación aérea estén en manos de civiles y no de
militares”, afirmó Gatica, quien detalló: “Algunas de las falencias que produce
la militarización es que la capacitación no se termina de realizar y se genera
una situación de arbitrariedad a la hora de designar cargos, entre otros ítems”.

A la fecha,
y luego de 4 años de negociaciones, solo se cuenta con un proyecto de ley del
Ejecutivo que cuenta únicamente con tratamiento en Comisiones del Senado de la
Nación. El mismo carece de garantías mínimas para los trabajadores de la ANAC y
no cumple con las expectativas sectoriales, como tampoco de la comunidad
aeronáutica en general. El proyecto deja en manos de la Fuerza Aérea
(Ministerio de Defensa) el 30 % de los aeropuertos del país, con su Anexo I,
además de colocar a todos los trabajadores bajo una ley de contrato de trabajo,
perdiendo así la estabilidad laboral en el Estado Publico Nacional. Se suma a
toda esta problemática la falta de un Convenio Colectivo de Trabajo sectorial
que contenga un plan de carrera, remuneraciones conformes a la complejidad de
las tareas realizadas, capacitación sin discriminación y condiciones laborales
acordes.

Respecto al
contundente paro nacional del pasado 18 de mayo, el delegado de ANAC dijo: “Lamentamos
el fastidio y los problemas que afectan al usuario, pero si el Gobierno no define
medidas no nos queda otra. Queremos definiciones, no nos pueden dejar en un
limbo”. En la misma línea, recordó: “Nosotros ante todo priorizamos el diálogo”.

 

ATE y la organización en los Servicios
de Navegación Aérea

“Somos el
gremio mayoritario en el sector, con 1200 afiliados sobre 3500 trabajadores. Se
trata de compañeros controladores de tránsito aéreo, técnicos, de la oficina de
plan de vuelos, servicio de atención de incendios, información aeronáutica, y
demás servicios”, explicó Gatica. 

NOTICIAS RELACIONADAS

ARGENTINA

NI UNA MENOS

Este viernes 3 de junio la Asociación Trabajadores del Estado movilizará para rechazar una vez más toda forma de violencia hacia las mujeres y niñas, y para exigir la inmediata aplicación de políticas públicas que combatan este flagelo que afecta a la sociedad en su conjunto. En la Ciudad de Buenos Aires la convocatoria es a las 16 hs. en Av. Entre Rios e Hipólito Yrigoyen.

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL