ATE

Exigen que el personal militar sea apartado y que haya seguimiento de aquellos que tienen denuncias por violencia.

La secretaria de Género de la Junta Interna de Guarnición Aérea Córdoba – ATE, Carolina Llanos y secretaria de Prensa, Anabella Bárcena, se reunieron en Escuela de Aviación Militar, con el Jefe de la Guarnición Aérea Córdoba, Comodoro Mayor Marcelo José Monetto y la jefa de la Oficina de Género Córdoba de la Fuerza Aérea, Mayor Marcela María Carmona Canedo.

Motivó la audiencia solicitar la urgente intervención en la Unidad Sistema de Enlace de Retirados de la Fuerza Aérea (SERFA), debido a los reiterados casos de violencia y acoso laboral y género. Situación, que comenzó con un caso de acoso sexual con una personal militar femenina y un supuesto “acto de camaradería”, derivó en situación con acoso y violencia laboral tanto con el Personal Militar, como con compañeras civiles. Ambos casos fueron denunciados al Polo de la Mujer Córdoba y a la Oficina de Género Córdoba de la Fuerza Aérea.

“Planteamos lo preocupante y reprochable de premiar con ascensos y traslados a sujetos con antecedentes recurrentes en violencia laboral, institucional y/o de género, con el agravante de que este caso, observa todas esas formas”, dijeron las compañeras.

Y agregaron: “exigimos que el Personal Militar denunciado sea apartado inmediatamente y que haya seguimiento tanto de este como de todo personal militar con denuncias por violencia, y por supuesto, solicitamos el cese de todo tipo de hostigamiento a nuestra afiliada”.

Entre las muchas acciones de diálogo se pudo consensuar:

Realizar una charla técnica para terminar con el hostigamiento

La invitación inmediata al personal del SERFA a la capacitación de Violencia de género que se dictará la semana entrante en el geriátrico.

Devolución del legajo personal de nuestra afiliada

“Destacamos la buena voluntad del Jefe de la Guarnición y dejamos en claro que es primordial avanzar en lograr mejores políticas públicas para q sea en realidad el cese de violencia. Sin embargo, a pesar de ello y de que fuimos informadas de que se avanzó en tomar medidas al respecto, el hostigamiento persiste, con, por ejemplo, la continuidad en la retención del legajo personal de la compañera por parte del actual personal a cargo del SERFA, con lo cual tendremos que avanzar en tomar medidas de acción más visibles y contundentes”, reseñaron las representantes de ATE.

Al mismo tiempo, destacaron que es necesario y urgente avanzar en la conformación de una Oficina de Género cuyo equipo esté integrado por personal civil y militar, que trabaje de manera transversal e interdisciplinaria como espacio de contención para la víctima y el seguimiento de los casos, en colaboración con el Polo de la Mujer. Así como una adecuación de la Ley para el Personal Militar para quienes estén acusados de violencia por razones de género y femicidios.

“El simbolismo de la colocación del Banco Rojo no sirve de nada si se vacía de contenido. Seguiremos luchando por acabar con la Violencia y el acoso en lugares de trabajo, y por el fin de la Violencia por razones de género”, finalizaron.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL