ATE

La pandemia y la falta de un presupuesto para 2022 están siendo utilizadas por el Rectorado para imponer un ajuste.

Ante el cierre del acceso del Comedor Universitario para las y los docentes y no docentes desde que se retomó la actividad pospandemia el cuerpo de delegados y delegadas de ATE en la Facultad de Matemática, Astronomía y Física de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) lanzó una convocatoria pública para que el rectorado de la casa de estudios revierta la medida

El delegado de ATE FAMAF, Isidoro Díaz, explicó que “lanzamos esta campaña porque creemos que es un  derecho, una conquista, que las y los trabajadores de la universidad tengan la posibilidad de comer en el Comedor Universitario a precio subsidiado”.

Díaz apuntó que “si bien en 2018 hubo un aumento importante del precio de las viandas en el marco de la escalada inflacionaria por parte de la gestión de Hugo Juri, no dejamos de acceder a alimentos frescos, en el marco del programa de comida sin gluten para compañeros con la enfermedad celíaca. Pero al comienzo de la pandemia de Covid 19, con la cuarentena, el rectorado directamente cerró el Comedor, se mantuvo una pequeña línea de viandas para estudiantes únicamente y hasta principios de este año se mantuvo en esta condición”.

Con la reapertura, el Rectorado resolvió solo dar raciones a estudiantes, que acceden con determinadas condiciones. La justificación es que no se cuenta con suficientes raciones ante la mayor demanda, y que por ese motivo se estableció un cupo. “No nos parece mal -agrega el compañero- pero el problema es que con el aumento del costo de la vida las y los trabajadores estamos perdiendo un conquista, un lugar accesible en precio y calidad, y cercano a nuestro espacio de trabajo”.

Para revertir esa medida, desde ATE “estamos pidiendo que se amplíe el presupuesto porque hay un ajuste, a partir de un reconducido del presupuesto 2021 por el correspondiente al presente año no se aprobó por el rechazo de la oposición conservadora. Pero el aumento por inflación que se está aplicando es a partir de un cálculo ficticio, que en la práctica implica un recorte en los salarios de las y los trabajadores, como es el caso de la pauta salarial: 41% en varias cuotas, ni siquiera alcanza el 60% que el gobierno estableció para la Administración Central”, denunció el delegado.

“Las y los compañeros no docentes de la FAMAF estamos haciendo trabajo presencial y no nos permiten acceder a un derecho como era el Comedor”, dijo.

“También sumamos el reclamo sobre las condiciones de trabajo de los compañeros del comedor, muchos de ellos precarizados, sin formar parte de la planta de los trabajadores de la universidad, y por un aumento del presupuesto ya que el argumento del rectorado es que no hay financiamiento”.

“Por eso lanzamos esta campaña. Es una propuesta al conjunto a las y los trabajadores de la UNC, para que el rectorado no descargue sobre el personal el recorte presupuestario, afectando nuestras condiciones de trabajo”, concluyó Díaz.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

JUJUY

Paro de trabajadores de la Salud de ATE

ATE también pide recategorización; pase a planta permanente; continuidad y mejora de los contratos Covid; la continuidad bono covid; y la revisión de las categorías que no fueron contempladas como corresponde.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL