ATE

Los tres sindicatos conforman el Frente de Unidad Sindical y Social y plantean la necesidad de construir y mantener las acciones en conjunto de cara a los próximos años.

La ATE Santa Cruz marchó por la capital provincial junto a los gremios del Frente de Unidad Sindical y Social  (ADOSAC y Juduciales) y frente a la Casa de Gobierno leyeron un documento donde se echa por tierra el progresismo que se arrogó el kirchnerismo, acusándolo de dejar a la mayor parte del empleo estatal por debajo de la línea de la pobreza.

Los tres sindicatos conforman el Frente de Unidad Sindical y Social y plantean la necesidad de construir y mantener las acciones en conjunto de cara a los próximos años. “El recambio de gobierno previsto para el 10 de diciembre marca también el final de una era. El kirchnerismo en Santa Cruz, lejos de ser ese modelo progresista y popular con el que durante mucho tiempo se auto caracterizó y propagandeó (inclusive en el terreno nacional), nos deja a la totalidad de los trabajadores ingresantes que prestan funciones en el Estado por debajo de la línea de pobreza”, arranca señalando el documento.

Agrega que “tan contundente como clarificador, el resultado final de más de tres décadas de Kirchnerismo es haber empobrecido a la mayor parte de la masa de trabajadores estatales entre ellos los de la administración pública, entes autárquicos, judiciales y docentes, trabajadores de la salud; siendo Alicia Kirchner la responsable de un deterioro institucional y político inaudito”.

Para el Frente “el objetivo a lograr desde la cúpula gubernamental, tanto a nivel nacional como provincial, ha sido claramente vaciar de calidad institucional y política cada estamento del Estado, con la consecuente debacle que esto provocó en toda la estructura del mismo y que produjera como resultado un profundo malestar social y el agotamiento económico que hoy coloca a más de 43% de los Argentinos en la pobreza y la indigencia, atenuantes sociopolíticos que combinados con el hartazgo y el descreimiento llevaron a Milei hasta la presidencia. Aunque su propuesta es

 opuesta a la garantía de derechos, sobre todo de la clase obrera, ha sido la opción más votada. Y esto no es casual. Ha sido esta la lectura la que ha preponderado en Santa Cruz, en el entendimiento de que la corrupción obscena y articulada con la complicidad de los representantes de la JUSTICIA – como lo son en Santa Cruz los miembros del TSJ y la magistratura casi en su totalidad – debía erradicarse de raíz. Fue esto lo que pregonaron en sus discursos electorales tanto el presidente electo Javier Milei como el gobernador electo de Santa Cruz, Claudio Vidal”.

Y es en este sentido, sostienen “el del sentido común, el de la sensatez y el de la dignidad que como trabajadores, somos categóricos en platear que las consecuencias de las políticas de vaciamiento articuladas deben necesariamente ser asumidas por quienes las planificaron y sostuvieron, generando una buena vida para pocos, y que significó precarización para muchos”.

Señalan también que “recuperar la jerarquización del empleo público es urgente. Recuperar el espacio social que corresponde a la docencia es fundamental, así como también es urgente la independencia del poder judicial. Celebramos el nuevo escalafonamiento de la carrera administrativa lograda por nuestros compañeros de ATE que reivindica la labor estatal de miles de compañeros/as que necesitaban y merecían este reconocimiento, pero que aun así y producto del descalabro económico que el mismo modelo ha generado en el orden nacional, sumada al sistemático proceso de ajuste de los últimos 8 años en el plano provincial, no alcanza para colocar el salario inicial por sobre de la CBT en la Patagonia”.

Para completar suscribe el texto del Frente: “en el mismo camino, el gremio de Judiciales planteó en diversas oportunidades la garantía de que todos los santacruceños gocen de un sistema de concurso democrático, igualitario e inclusivo en el acceso a puestos laborales dentro del Poder Judicial. Esta consigna no fue respetada: hubo ingresos discrecionales e irregulares en estos últimos años. También se pregonó por la designación de jueces con la transparencia necesaria con participación popular, el respeto por la carrera, el enganche y porcentualidad salarial, y sueldos dignos, los cuales se han visto depreciados debido a retrasos en las actualizaciones en los pisos iniciales. Como resultado, hoy la categoría de ingreso percibe sueldos que están por debajo de la línea de pobreza.

En el plano de la docencia, la realidad no es diferente a las caracterizadas anteriormente. La lucha desarrollada por el sector, básicamente, no tuvo pausas en los últimos 8 años, nos enfrentamos al empréstito, a la declaración de servicio esencial, a los cierre de secciones, a la imposición del SIGO, al desmantelamiento de la modalidad espacial, al vaciamiento pedagógico en todos los niveles, a la falta de concursos, al aislamiento y la destrucción de los espacios institucionales, a la sobre carga la boral, al maltrato y a la persecución, al presentismo y por supuesto a las políticas de empobrecimiento salarial. Desde la ADOSAC se logró arrancarle al gobierno de Alicia Kirchner la cláusula gatillo como mecanismo de indexación mensual de los salarios durante los últimos dos años, aunque la realidad marca que una maestra de nivel inicial o un profesor de horas cátedra recién iniciado, percibe un sueldo de $252.000, frente a una Canasta Básica que en la Patagónica asciende a más de 360.000 (sin incluir costos por alquiler). Pero esto no fue gratuito, ya que debimos sortear innumerables pedidos de conciliación obligatoria, multas millonarias que buscaron poner de rodillas al sindicato y hasta el procesamiento judicial de compañeros por luchar.

Lógicamente este trazado pone de manifiesto la realidad salarial de los trabajadores, una arista que, por supuesto es fundamental en lo cotidiano, pero que no es la única caja de resonancia de las problemáticas que afectan a los trabajadores del Estado.

Las nuevas corrientes políticas que asumirán la conducción del país y la provincia rápidamente han colocado sus discursos apuntando a un “reordenamiento administrativo estatal”, lo cual buscará traducirse en la reducción del personal que se desenvuelve en las diferentes reparticiones del Estado. Ante esto, los sindicatos que conformamos el Frente de Unidad Sindical y Social queremos ser categóricos en afirmar que el trabajo de reducción de cargos políticos en los diferentes poderes del Estado es una tarea que reclama la sociedad santacruceña y que debe hacerse, pero lejos está ello de incluir a los que verdaderamente sostienen con su labor el funcionamiento de base de todas esas reparticiones. Afirmamos que necesariamente debe demostrarse que quienes se harán cargo de esta crisis serán en primer término quienes la generaron, que la obligación de la clase política, la dirigencia y la justicia es buscar a los responsables del vaciamiento de las arcas del estado, y soluciones que se traduzcan en justicia para la clase trabajadora que no solo viene padeciendo un deterioro salarial, sino que incluso hoy ve con total preocupación que las soluciones inmediatas parecieran golpear sus economías familiares con más precarización laboral, y hasta discursos que hacen temer el no pago de salarios y aguinaldo. En este sentido decimos, que no puede ser la respuesta a la confianza y al voto popular el anuncio de medidas que generan temor, inseguridad e inestabilidad. Que todos los trabajadores merecen salarios dignos, respeto por la carrera y jerarquización de sus tareas y sobre todo justicia.

Estamos dando los primeros pasos en la reconstrucción de este Frente de lucha conjunto, buscamos consolidar esa herramienta de peso que nuclee y acompañe las luchas de todos los trabajadores en Santa Cruz, contra los embates que puedan llegar de la mano de los nuevos momentos que están por venir. Levantamos una vez más la bandera en defensa de los derechos y conquistas de todos los trabajadores.

Tenemos la obligación de mostrarnos unidos y fortalecidos al momento de luchar, y por ello llamamos a toda la docencia, a los trabajadores judiciales, a los estatales y a los que pertenecen a los entes autárquicos, a compartir estas premisas y acompañar con su participación las luchas que surgirán, porque mientras más unidos estemos, más rápido conseguiremos lograr nuestras reivindicaciones.

Por último, queremos ratificar una vez más el máximo objetivo que va a motorizar el movimiento de lucha de este Frente de Unidad Sindical y Social: ningún trabajador o trabajadora pobre en Santa Cruz”.

Prensa ATE Santa Cruz

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Género

Segunda asamblea transfeminista rumbo al 8M

Integrantes y representantes del movimiento transfeminista, organizaciones sociales, de Derechos Humanos, sindicatos y partidos políticos, se reunieron, para organizar la jornada de lucha del próximo 8 de Marzo contra las políticas de ajuste del Gobierno de Javier Milei.

Leer Más >>
Nacional

¡Hasta siempre, ‘Piki’!

Todo ATE lamenta el fallecimiento del entrañable compañero Néstor ‘Piki’ Llano. En más de 50 años de militancia, el compañero se ganó el respeto y el cariño instantáneo de todas y todos los que compartieron asambleas, reuniones, funciones, marchas y asados con él.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL