ATE

Cientos de trabajadores estatales se movilizaron hoy por las calles céntricas de Córdoba hasta el cruce de General Paz y Colón, donde la Secretaria General de ATE, Liliana Salerno, enumeró los reclamos de los empleados nacionales y provinciales. Participaron también organizaciones campesinas y sociales. Hubo protestas en el interior provincial

Durante su
intervención, Salerno emparentó al presidente Macri con el Gobernador
Schiaretti como socios del ajuste, y pasó a reclamar aumento salarial de
urgencia y apertura de paritarias.

“ATE también
se moviliza a favor de la reincorporación de los 10 mil trabajadores despedidos
en el Estado nacional. Exigimos el cese de esta política neoliberal, asentada
en la precarización laboral que nos ha dejado el anterior gobierno”, expresó a
su vez Salerno.

Con abandono
a las 9 horas se cumplió hoy el paro dispuesto por nuestra conducción nacional
en Córdoba. Los compañeros se arrimaron a la sede de ATE a media mañana
dispuestos a hacer sentir la bronca contra el gobierno nacional y provincial,
ante la pérdida compulsiva de poder adquisitivo de los salarios de los últimos
meses.

Sectores
provinciales de los hospitales públicos y del Ministerio de Educación, así como
municipales del norte provincial, se congregaron junto a los trabajadores de
los organismos nacionales en la ciudad, convocados por el Consejo Directivo
Provincial. Se trató de alrededor de 2000 compañeros encolumnados bajo del
grito unánime “apertura de paritarias ya!” y “basta de ajuste”.

Trabajadores
del Ministerio de Trabajo de la Nación, de la Secretaria de Agricultura
Familiar, del Ministerio de Desarrollo Social, de Pensiones, Inti, Anses,
Trabajadores Civiles de las FF.AA., PAMI, junto al acompañamiento de un
importante grupo de compañeros del Movimiento Campesino de Córdoba, iniciaron
la movilización alrededor de las 11 de la mañana, que concluyó en la esquina de
Colon y General Paz.

 “La inflación, la devaluación, los despidos y
la falta de diálogo de los gobiernos de los distintos niveles con ATE hace necesario
que salgamos a la calle a expresar nuestros reclamos. Queremos la reapertura
urgente de paritarias a nivel nacional y provincial”, dijo a la prensa María
Liliana Salerno. La dirigente señaló que de no tener respuesta continuarán las
medidas de fuerza.

Durante el
acto, Salerno destacó el impacto de la medida de fuerza en las seccionales del
interior provincial y denunció el desguace el Estado en todos sus niveles.
“Para la clase trabajadora es fundamental mantener la organización entre los
trabajadores para poder lograr los objetivos que nos propusimos”, resaltó.

A su turno,
el secretario Adjunto de ATE, Luis Barcena, aseguró que “el ajuste nos golpea a
todos. A los miles de estatales despedidos en todo el país se suman los
trabajadores del sector privado. De la Nación se traslada el ajuste a las
provincias y de ahí a los municipios, en cada paso de esa cadena los que
pierden son los trabajadores”.

Se
produjeron críticas directas al ministro de Salud provincial, tanto por la
falta de diálogo en la problemática salarial como por el sistemático
vaciamiento de los hospital en Córdoba.

A su turno,
el secretario General de la CTA Córdoba, Guido Dreizik, afirmó que “los
poderosos se llevan la plata afuera, con las offshore, porque no dan los
aumentos salariales indispensables para compensar la inflación”, y reclamó el
82% móvil para los jubilados, como planteó el actual gobierno durante al campaña
y no cumplió.

 

Villa María

En tanto, la
seccional Villa María informó que el paro se cumplió con alto acatamiento en
diversos sectores del Estado nacional como Fabricaciones Militares, Secretaría
de Agricultura Familiar y CITEDEF, mientras que en le Hospital Pasteur se
realizó una asamblea con retención de servicios desde las 8.30, al igual que en
el Hospital de Bell Ville.

En ese
marco, se realizó una concentración frente a la sede del Centro de Atención al
Ciudadano del Gobierno Provincial, a partir de las 10 horas, posteriormente se
marchó por las calles céntricas y tuvo punto final frente al Banco Nación.

La marcha
fue acompañada por dirigentes de la CGT Regional Villa María,  Corriente Clasista Combativa, Federación de
Centro de Jubilados del Interior (FECUDI) y representantes de organizaciones
estudiantiles de Universidad de Villa María.

Alrededor de
450 compañeros marcharon entonando cánticos contra las políticas neoliberales
de los gobiernos nacional y provincial al ritmo de bombos y redoblantes.

Como cierre
se procedió a dar lectura de los documentos elaborados por los jubilados,
CGT  y el de ATE Villa María planteando
como cuestión principal la falta de planes de producción para fabricaciones
militares  y las dificultades en la
provisión de insumos para el mantenimiento de las instalaciones; materias
primas para la producción de pólvoras y explosivos y, elementos de seguridad y
salud del trabajo.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL