ATE

Silvia León presentó el libro en el que analiza la participación de las mujeres en el sindicato de estatales.

La Secretaria de Organización de ATE Nacional y referente de
la lucha por los derechos de las trabajadoras, Silvia León, presentó su libro
en el marco de la 43º Feria Internacional del Libro. “Las mujeres de ATE.
Participación, luchas y desafíos (1984-2015)” fue puesto a debate en una sala
colmada de trabajadoras y trabajadores.

En la jornada estuvieron presentes el Secretario General de
ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy; la Secretaria de Formación, María Teresa
Romero; el Director del área de Cultura, Walter Oliverio y Leonardo Vazquéz,
también de la Conducción Nacional.

Asimismo, participaron la Secretaria de Género de ATE
Provincia de Buenos Aires, Yanina Grismau; la Secretaria de Género de la AJB,
Celia Lorente;  trabajadores y
trabajadoras de ATE de la seccional de Morón, del Hospital Posadas y de
Rosario, así como aquellos que participan del curso de formación de la escuela
Libertario Ferrari de ATE.

La actividad culminó con la presentación del disco
“Mujeríos” de Norma Aguirre, otra mujer, feminista, que también decidió alzar
la voz “de nosotras, del mujerío”, pero desde el folklore.

Para cambiar la sociedad primero hay que transformar el
gremio

Yanina Grismau estuvo a cargo de la coordinación de la mesa
de debate. Al abrir la jornada, recordó la trayectoria de Silvia León y precisó
que el libro nació como un trabajo de tesis de maestría de la autora, en la
Universidad Nacional de Lanús.

“El trabajo de Silvia fue tomado con mucho aprecio por
nuestra ATE para ponerlo como herramienta al servicio de cada una y cada uno de
nosotros”, señaló.

En ese sentido también se expresó Hugo “Cachorro” Godoy al
abrir la ronda de oradores. “El libro de Silvia es una de las producciones más
importantes que hemos hecho en los últimos años”, expresó.

“Es indispensable”, afirmó, “porque así como hay que mirar
la historia para conducirnos correctamente hacia el futuro, también tenemos que
mirar para adentro de nuestras organizaciones para reinventarlas y estar a la
altura de los desafíos de cada momento histórico”.

“Es imposible pelear por generar igualdad en la sociedad
sino generamos cambios culturales y cambios 
en los esquemas organizativos al interior de la propia ATE”, expresó el
Secretario General de ATE.

“Cachorro” celebró los hitos de los paros de mujeres que le
dieron a la explosión del movimiento de mujeres “una clara identidad de clase”.
Al cerrar, recordó que desde ATE se está construyendo el paro de mujeres del 3
de junio y un paro, en toda Latinoamérica y el Caribe, para el día 25 de
noviembre –Día por la no violencia hacia la mujer.

“Ninguna organización está exenta de la violencia de género”

Así lo afirmó otra de las presentadoras del libro, Celia
Lorente, Secretaria de Género de la Asociación Judicial Bonaerense. Lorente se
refirió con esa frase a la dolorosa experiencia que pasaron en la AJB, donde
debieron expulsar a un alto dirigente por violentar a una mujer.

La dirigente agregó que para los sindicatos y no solo para
ATE, “el libro de Silvia es una herramienta imprescindible”. Así, porque “nos
sirve para comprender que el sindicato tiene que poner al alcance de las
compañeras todos los elementos  para que
puedan desarrollar su rol en el sindicato sin impedimento alguno”, expresó.

Por la reinvención del sindicalismo

Finalmente fue el turno de la autora de “Las mujeres de
ATE”, quien al dirigirse a las y los presentes indicó que el libro partió de mirar
la realidad del gremio.

“La realidad nos decía que las mujeres participábamos
activamente  todo el tiempo, en las
marchas, en las luchas, en el sindicato y que esta no tenía relación con los
cargos que ocupábamos en el sindicato”, explicó Silvia.

El  libro permitió
sustentar con datos y argumentos lo que se percibía.  Asimismo, “es una herramienta para pensar cómo
adaptamos nuestros sindicatos y como el sindicalismo incluye las
reivindicaciones de la mujer trabajadora”, señaló Silvia León, quien resaltó
que el movimiento también tiene que comenzar a incluir los derechos laborales
de la diversidad sexual.

En ese sentido, se refirió a la ley de cupo femenino
aprobada hace 15 años. En el libro se observa que, si bien la ley fue un avance
en la conquista de mayores derechos, luego se convirtió en un “techo de
cristal”.

La investigación, así, permitió ver que “el cupo solo no
garantiza equidad”. Además, porque en el sindicato las mujeres aún  ocupan los roles que tienen asignados en la
sociedad patriarcal, de cuidado y formación. “Aunque sea fuerte decirlo”, dijo
citando a otra autora, “las mujeres somos intercambiables en el pacto de
varones”.

En tal sentido, la autora analizó “si las mujeres y varones
no nos transformamos profundamente no vamos a poder terminar con la desigualdad
en nuestras relaciones”.

Y concluyó recordando que, por impulso de las mujeres del
CDN y de Rosario, se está trabajando la reforma estatuaria por la equidad en
los cupos así como la presentación de un proyecto de Ley de Licencia por
Violencia de Género.

Sin embargo, “las mujeres tiene que incluirse en el
sindicato no porque sean mayoría, sino para democratizar el sindicato”,
reflexionó.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL