ATE

En el stand de ATE en la Feria del Libro se debatió sobre el trabajo invisible y las desventajas de las mujeres en el mundo laboral.

El lunes 8 de mayo, en el marco de las actividades de la
Mujer Trabajadora, se realizó la charla “¿De qué trabajas? La redistribución
desigual del cuidado en la agenda sindical de las mujeres”. Corina Rodríguez
Enríquez, economista feminista CIEPP y Clarisa Gambera, de CTA-A Capital
aportaron su experiencia y conocimientos en el panel del stand de ATE.

El objetivo de la charla fue desnaturalizar el trabajo no
remunerado que realizan las mujeres, quienes mayoritariamente se hacen cargo de
la organización y sostenimiento del hogar, así como de las tareas de cuidado.
También se debatió en torno a la situación de desventaja de las mujeres en el
mundo del trabajo a raíz de su condición de género.

El taller coordinado por Clarisa Gambera partió de una
pregunta simple: ¿cuántas horas trabajas? Con las respuestas se armó una agenda
diaria en la que cada una enumeraba los trabajos que realiza durante el día.

“Hubo compañeras que plantearon una jornada de 17 horas de
trabajo diario, con muy poco tiempo libre y en casi todos los casos  con menos de ocho horas de sueño. De esta
manera, podían ver que el cuidado, no sólo de niños y niñas sino también de
personas mayores, ocupa muchas horas”.

“Si las mujeres dejáramos de realizar ese trabajo invisible,
no remunerado, se para el mundo”, señaló Gambera, planteando que es vital que
se reconozca que el trabajo no remunerado de las mujeres legitima las
relaciones sociales de producción capitalistas.

Por su parte, Corina Rodríguez Enríquez, valoró el trabajo q
se viene haciendo desde el sindicato incluyendo el cuidado en la agenda
sindical.

Así, porque “el trabajo de cuidado y en el hogar es un
vector de reproducción de desigualdad para las mujeres”. La economista analizó
cómo en el mercado de trabajo se sostienen las brechas de género que ubican a
las mujeres en situaciones de profunda desigualdad.

“Esas brechas se asientan en la división sexual del trabajo,
en los roles asignados a las mujeres como cuidadoras. Esos roles se juegan al
interior de los hogares y también en los espacios públicos”, afirmó Enríquez y
explicó que “en el empleo ocupamos trabajos feminizados  que reproducen roles y que son los peores
pagos”.

“El cuidado está en crisis porque las mujeres han ingresado
masivamente al mercado de trabajo pero ni los Estados, ni las patronales, ni
los varones se reacomodaron a esta situación. La doble jornada extenuante es
una realidad para la mayoría de las mujeres”, advirtió. Al concluir el panel,
la economista indicó que desde el Estado se deben implementar políticas
integrales que atiendan a la cuestión del cuidado. 

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL