ATE

Tras estar imputados injustamente durante ocho años, fueron absueltos los cuatro guardaparques del Parque Nacional Lanín juzgados por el homicidio culposo de Matías y Martina, los menores que murieron por la caída de un árbol en 2016.

Luego de ocho años de martirio en los que los cuatro guardaparques del Parque Nacional Lanín tuvieron que soportar ser acusados de homicidio por la trágica y accidental muerte de dos menores, desde ATE se celebró su absolución.

Los guardaparques Juan Jones, Diego Lucca, María Hileman y Matías Encina habían sido imputados por homicidio culposo por negligencia, luego de que un roble pellín cayera el 1 de enero de 2016 sobre Matías Mercanti de 7 años y Martina Sepúlveda de 2, provocándoles la muerte a ambos.

El veredicto del TOF se basó y reconoció lo que desde ATE se expuso y se argumentó sistemáticamente: Las y los guardaparques no son responsables por los eventos intempestivos e imprevisibles de la naturaleza y sus ciclos ecosistémicos, y que, en sumatoria, existen riesgos inherentes al tránsito dentro de áreas naturales protegidas.

Días después de conocido el fallo, el compañero Matías Encina –uno de los guardaparques absueltos-, manifestó: “Quiero agradecer el acompañamiento de la organización, en ese momento y hasta el día de hoy, a través de nuestro actual Secretario General de la Seccional de ATE San Martín de los Andes, que al comienzo todavía era el Secretario General de la Junta Interna de ATE en la Municipalidad de San Martín de los Andes, Segundo Andrade, y de la compañera Verónica Urra. Ellos también fueron los protagonistas en el sentido del acompañamiento y, a través de ellos –y no es menor- también lo fue la organización a nivel nacional desde aquel entonces, cuando Julio Fuentes era Secretario General. No alcanzan tampoco las palabras de agradecimiento para quienes han sido mis abogados, Federico Egea y Marcos Pastorutti”.

“El próximo 15 de noviembre se lee el informe completo –ya que lo del 7 fue la lectura de un resumen y de la resolución de la absolución- y se dará toda la explicación sobre por qué quedamos absueltos. La sensación es que siempre fuimos imputados por un mal procedimiento a nivel provincial por parte de la Fiscal de San Martín de los Andes –que en ese entonces ni siquiera era Fiscal, era asesora de la Fiscalía-. Se presentó el mismo día del hecho y preguntó: ‘¿Quiénes son los que están a cargo acá?’ Le dije que yo, porque en ese momento era coordinador de la zona, y el guardaparques de la Seccional. ‘Bueno, ustedes dos quedan presos, ustedes son los responsables de la muerte de todos los nenes’, nos dijo. Allí comenzó una odisea de años. Se nos hostigó y se le dijo a la familia que nosotros éramos los culpables y los responsables de las muertes, sin haber hecho una investigación, sin haber hecho un procedimiento procesal administrativo para ver qué había pasado, en qué circunstancias, cuáles podían ser las personas que podrían… No, no, directamente ese día nos metieron presos a mí y a mi compañero. Diez días de prisión domiciliaria, porque nos creían –creen todavía- culpables del accidente”, agregó Encina.

Marcos Pastorutti, uno de los abogados de Encina, comentó: “Se trató de un proceso de casi ocho años de investigación más el juicio propiamente dicho contra trabajadores y trabajadoras de Parques, entre los que habían afiliades nuestros. Se decidió a través de la Seccional de San Martín de los Andes –en aquel momento desde la Junta Interna municipal- el acompañamiento de nuestro querido compañero y militante Matías Encina, quien había sido injustamente señalado por la fiscalía provincial –una asistente fiscal que no tenía competencia para intervenir- como culpable del evento dañoso y que ordenó –sin facultades para hacerlo- el arresto de dos compañeros –el propio Matías y Gastón Marchiolli- ambos guardaparques”.

El abogado también comentó que, en su veredicto, los jueces “valoraron claramente como una tragedia inconmensurable lo ocurrido con un resultado que nadie está preparado para sobrellevar, pero que no obstante ello, la justicia penal es la última ratio del sistema y por ende, no todo debe resolverse por esa vía”. Además comentó que “dejaron muy en claro los jueces del tribunal que la causa tuvo muchos errores, se señalaron ciertas personas sin siquiera hacer una mínima investigación y, por lo tanto, en las familias de las víctimas se generó un ánimo negativo hacia los guardaparques, cuando en realidad son ellos  los encargados de cuidar el Parque, el ambiente y la biodiversidad del mismo, que no haya basura, que se respete la naturaleza y también brindar socorro a los turistas cuando lo necesitan”.

“Algo muy destacable también fue el constante acompañamiento de las y los compañeros de la Seccional de ATE San Martín de los Andes y del conjunto de los compañeros guardaparques de todo el país”, agregó Pastorutti.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL