ATE

También exigen un aumento salarial (que no reciben desde el 2017) y el pago de las indemnizaciones para quienes pasaron al servicio del EPAS.

Por
cuarta jornada consecutiva  los
trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP), nucleados en ATE,
llevaron adelante un corte de la Ruta 22, en reclamo del pago de los salarios
aún adeudados del mes de octubre.

Estando
ya casi a fines del mes de noviembre se acentúa el retraso en el pago de
salarios  del último mes, octubre. A raíz
de que no hay respuestas la asamblea de la ATE PIAP decidió endurecer las
medidas con la profundización del corte de ruta. Esto es que no hicieron como en
días anteriores, habilitar la ruta de a ratos para el paso de vehículos sino un
corte que se prolongó ininterrumpido hasta cerca del mediodía.

El
delegado de ATE- PIAP, Pablo Sosa, explicó que la medida de fuerza se
desarrolla por el salario impago, una situación de retraso que se viene
repitiendo desde hace al menos 2 años, cuando se definió paralizar el trabajo
de la planta.

Pero
este no es el único reclamo, los 104 trabajadores que permanecen en la PIAP
también están pidiendo una readecuación del salario, dado que desde el mismo
momento que se anunció el parate de la planta, 
tampoco han percibido aumentos salariales ni alguna recomposición
adicional que ayude a recuperar el ingreso, frente al acelerado proceso
inflacionario 2018/2019.

Asimismo existe un tercer
motivo que impulsa al corte de la ruta y es que aún no se llevó adelante el pago
de la indemnización para los trabajadores que pasaron al EPAS, de Caviahue y
Chos Malal.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL