ATE

Además, la reincorporación de dos trabajadoras despedidas que se encuentran en período de lactancia y cursando el quinto mes de embarazo.

Trabajadoras y trabajadores nucleados en ATE Quilmes, junto
con el Secretario General Claudio Arévalo, le exigen al Intendente Molina que
convoque urgente a mesa paritaria. “Exigimos que se terminen los aumentos
basura por decreto negociados con los gremios amigos”, señalaron.

Además, piden la urgente reincorporación de la trabajadora despedida
cursando el quinto mes de embarazo, la reincorporación de la trabajadora
despedida en período de amamantamiento y la urgente reincorporación de los
despedidos de recolección.

“En este contexto, no se puede llevar un plato de comida a
las familias con un sueldo miserable de $10.630. La permanencia será todo el
tiempo necesario hasta que el intendente decida recibirnos”,
manifestaron.

Los trabajadores, rechazan el aumento salarial del 5% propuesto por el
intendente Martiriano Molina y denuncian las gravísimas condiciones que
atraviesa el Hospital Materno Infantil Eduardo Oller de Solano.

“Estamos haciendo una ocupación pacífica del lugar y permaneceremos
acá hasta que el Intendente nos reciba”, esgrimió Claudio Arévalo, Secretario
General de ATE Quilmes.

En el segundo piso
del municipio, las mujeres decidieron realizar una sentada pacífica para que el
intendente de explicaciones y reincorpore a la trabajadora despedida cursando
su quinto mes de embarazo.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL