ATE

Trabajadoras de la cocina del Hospital San Roque de Paraná, nucleadas en ATE, se declararon en estado de alerta y movilización por la acuciante falta de personal en esa área. En ese marco pidieron una audiencia con el ministro de Salud provincial.

Las cocineras del hospital San Roque explicaron
que la decisión de decretar el estado de asamblea permanente en el nosocomio se
adoptó por la falta de respuestas a numerosos reclamos que se vienen realizando
desde hace tiempo, lo que deteriora aún más la relación entre los trabajadores
y los responsables de conducir el Estado. En este caso, el reclamo puntual es
por la falta de personal en la cocina del nosocomio. Siete trabajadores
titulares deben cocinar entre 600 y 700 porciones diarias, divididos en dos
turnos de lunes  al lunes.

El reclamo puntual es que el servicio de cocina
no cuenta con la cantidad de personal adecuado para su funcionamiento. Desde la
ATE- Entre Ríos se precisó que los siete trabajadores, además de cocinar deben
realizar tareas de limpieza y mantenimiento de la cocina. En este sentido, de
destacó que el director de hospital Víctor Paz, que recibió el reclamo, lo
elevó al ministro que aún no lo respondió ni dio señales de recibir a los
trabajadores y sus delegados para abordar la situación.

Desde el sindicato se resaltó que la falta de
personal no solo resiente el servicio sino que ocasiona la acumulación de
francos que genera un lógico deterioro en la salud de los trabajadores que no
pueden acceder al merecido y necesario descanso. También se destacó que las
madres que llegan desde otros lugares de la provincia no están recibiendo la
ración de comida en el hospital porque los trabajadores no pueden cubrir tanta
demanda.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL