ATE

Trataron el destino de las y los docentes cuyas materias se dictarán desde el 2023 en Buenos Aires, salario y horas extras, malos tratos y guardias pasivas.

Este martes se llevó adelante  una audiencia entre el cuerpo de delegadas y delegados de la ATE Córdoba, para el personal civil,  y las autoridades militares de la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea (ESFA). La reunión sirvió para plantear la agenda de reclamos gremiales en el sector y las posibles vías de solución.

Por nuestro gremio estuvieron las delegadas las delegadas Natalia Pacheco, Rosario Alba, Ivana Guevara, y el delegado Héctor Zanoni, junto a paritario Alejandro Charra. En tanto por patronal, el comodoro Pérez Españón, director de la ESFA y el vice comodoro Pastran, jefe de Grupo de Enseñanza.

En primer término se abordó el efecto que tendrá en el cuerpo docente el cambio en los planes de estudio a partir del año que viene. La representación gremial planteó que se reorganicen a los profesores para evitar su desvinculación, ya que algunas áreas se dictarán en Buenos Aires, trasladando a esos docentes al dictado de otros temas.

Respecto a la problemática salarial, cabe señalar que a partir del aumento logrado en paritarias, que se cobrará con el haber de septiembre, el monto a cobrar superará el techo fijado para otorgar horas extras, de forma que ATE planteó elevar el techo para que las y los compañeros conserven la cantidad de horas extras que venían realizando. La delegación de ATE encontró buena recepción al planteo, en tanto debe aguardarse al pago del mes de septiembre a los fines de determinar el valor concreto de la hora extra para luego liquidarlas en el transcurso de octubre.

Otro punto a tener en cuenta es la próxima implementación del Control Biométrico para ingreso y salida de las y los trabajadores del sector a través de un control de huella digital. En ese sentido, ATE reclamó que la autoridad realice un escrito formal desde el área jurídica de la ESFA donde quede constancia escrita sobre el destino y uso de los datos suministrados.

De la misma forma se exigió que cesen los tratos inadecuados del Personal Militar al Personal Civil, como suceden en otros sectores.

Por último, en el área de Sanidad se aguarda reunión del servicio y posteriormente se resolverán diferencias planteadas por nuestros afiliados. Las autoridades pretenden agregar guardias pasivas de 10 horas, al régimen normal, lo que genera una sobrecarga laboral que termina perjudicando a los trabajadores que, debido a los magros salarios del sector, se ven obligados a prestar servicio en otros centros de salud privados.

Prensa ATE Córdoba

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL