ATE

Las trabajadoras de ATE volvieron a marchar contra todo tipo de violencia hacia las mujeres.

Hace 2 años, el femicidio de Chiara Páez en Santa Fe desató
el primer Ni Una Menos. Ese movimiento que nació de forma espontánea fue clave
para que las mujeres crezcan en organización. “Cada 3 de junio que estamos en
la calle traemos más dolor y más indignación”- dijo Silvia León, Secretaria de
Organización de ATE NACIONAL, repudiando el femicidio de Ana Barrera,
trabajadora de la SENAF de Santa FE-, “pero también la fortaleza de saber que
estamos cada vez más organizadas”.

“Venimos a decirles a los gobiernos que nosotras y nuestra
ATE seguimos creciendo en organización”, expresó León, al tiempo que recordó: “Hace
dos días estuvimos en el Congreso Nacional de ATE en el que se discutió
profundamente la equidad de género hacia adentro de nuestra organización, marchamos
hacia el 50 y 50 en las listas y alternancia en los cargos”,

La dirigente también señaló: “Queremos el fin de la justicia
patriarcal, la misma que metió preso a dos compañeros en Río Negro y que hoy
los liberó temporariamente”.

La lucha de las trabajadoras por licencias por violencia de
género, contra el presentismo y la productividad, por una Ley Nacional de Emergencia
en Violencia de Género, por presupuesto para la Ley Nacional de Violencia de Género
(26.485), por organizaciones no patriarcales y por una justicia con perspectiva
de género,  fueron otras de las consignas
que levantaron las mujeres de ATE.

“Ya no estamos dispuestas a soportar violencias”

Marta Galante, Directora de Género de ATE Nacional expresó: “Estamos
en la calle peleando por nuestros derechos; este gobierno, la iglesia y el
poder judicial son responsables”, apuntó la dirigente quien indicó: “Tenemos
que propiciar un cambio cultural en este país y solamente lo podemos lograr si
estamos en la calle como estamos hoy. Ya no estamos dispuestas a soportar las
violencias”.

En ese sentido también se expresó María Tereza Romero, Secretaria
de Formación de ATE Nacional : “Si el pueblo no se expresa, esto no va a
cambiar, por eso es un día de mucho compromiso para todos para exigir a quienes
tienen la responsabilidad de cambiar esto que lo hagan”.

Alejandra Angriman, Secretaria de Género de la CTA Autónoma
explicó que “cuando hablamos de violencia no nos referimos  sólo de la violencia física sino de la violencia
en todas sus dimensiones, no solo el físico, desde el maltrato doméstico, el
maltrato en la calle y, por supuesto, el maltrato laboral”. Y precisó: “En el
contexto de este Gobierno vemos a muchas compañeras y compañeros procesados. Esa
es una de las tantas formas de ejercicio de violencia por parte del Estado”.

Yanina Grismau, Secretaria de Género de ATE Provincia de
Género, planteó los reclamos de las mujeres de ATE: “Necesitamos políticas
públicas que nos den respuesta ante la emergencia que estamos atravesando las
mujeres y un presupuesto acorde a ello”.

Alejandra Coloduro, Directora Género de ATE Quilmes; Sandra
Romo, Secretaria General CTA Berisso y Secretaria de Organización de ATE
Berisso; y Vanina Rodríguez, Secretaria Progremial de ATE Provincia de Buenos
Aires también estuvieron presentes en la masiva marcha. “Para nuestra ATE y CTA
no es solo Ni una Menos, también queremos más derechos”, expresaron.

En el tercer Ni Una Menos la marea feminista volvió a
inundar las calles, desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo, mostrando con
contundencia que la organización de mujeres no para de crecer. El próximo hito
ya se está construyendo de cara al 25 de noviembre cuando, en el Día
Internacional por la erradicación de todo tipo de violencia de género, las
mujeres paren en continente.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL