ATE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
ATE participó de la jornada virtual organizada por el Instituto de Salud Colectiva de la Universidad Nacional de Lanús.

Organizada por el Instituto de Salud Colectiva (ISCo) de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), se llevó a cabo en la tarde de hoy, y de forma virtual, una mesa redonda sobre ‘Trabajo y Derecho a la Salud’ de la que, en representación de ATE, participó el Secretario General del sindicato a nivel nacional, Hugo ‘Cachorro’ Godoy. La jornada, que fue coordinada por el Vicerrector de la UNLa, Pablo Narvaja, y por el Director del ISCo, Hugo Spinelli, contó además con las exposiciones de Norma Morales (Secretaria Adjunta de la UTEP), Carolina Brandariz (Directora de Cuidados Integrales y Políticas Comunitarias del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación) y Luis Cáceres (Secretario General de la UOLRA).

En su exposición, el Secretario General de ATE Nacional, Hugo ‘Cachorro’ Godoy, manifestó: “Es muy importante esta iniciativa de la Universidad Nacional de Lanús, a la que agradezco la invitación para participar de esta mesa. Allá por el 2007 o 2008, cuando yo todavía era Secretario General de ATE Provincia de Buenos Aires, firmamos un convenio con la UNLa para iniciar las Licenciaturas en el marco de un programa más amplio que desarrollamos desde ATE, que es el de la formación de profesionales y licenciadas en enfermería. Esa era la principal carencia que la estructura del Ministerio de Salud tenía en ese tiempo. Debo decir que aquella fue una experiencia hermosa que queremos reproducir siempre, porque creemos que la formación profesional de las y los trabajadores sigue siendo una de las partes principales del desarrollo de nuestra organización. Esta articulación entre trabajadores, Poder Ejecutivo y universidades tiene que ver con la perspectiva de construir una estrategia de formación profesional de nuestro pueblo, jerarquización de sus funciones, y búsqueda de excelencia en las actividades de las y los profesionales, y de las y los trabajadores de la Salud en general. Ojalá podamos seguir trabajando en ese sentido”.

Godoy luego opinó: “Son clave este debate y las acciones que desarrollemos. Nosotros, desde ATE y desde la CTA Autónoma, venimos proponiendo una campaña: ‘Volver a Carrillo’. Se trata de trabajar en pos de relanzar un sistema nacional integrado de Salud. Si hay algo que esta pandemia demostró es que a problemas colectivos sólo se les puede dar respuestas colectivas. La mejor respuesta a esta pandemia vino de parte del Estado. Distinta hubiera sido la cosa si no hubiéramos triunfado con ese conjunto de movimientos en el plano concreto de la lucha por la salud comunitaria durante el Gobierno de Macri. No sólo peleamos para enfrentarlo en sus políticas neoliberales, sino que además construimos un pliego de 15 puntos que permitió unir a todos estos sectores populares para proponer una perspectiva que, entre sus aspectos principales, tenía el restablecimiento del Ministerio de Salud”.

“Distinta hubiera sido la cosa en esta pandemia si hubiera gobernado Macri y hubiéramos seguido sin un Ministerio de Salud y con una atención exclusivamente concentrada en el negocio de la enfermedad por parte del Estado. No hay Estado que sea árbitro: O se trabaja en función de los intereses de los sectores más concentrados de la economía, o el Estado está al servicio de las mayorías populares y se trabaja en función de la justicia, de la distribución equitativa y de la generación de soberanía y trabajo. En este sentido, la respuesta dada por el Estado fue dada en condiciones mucho mejores, con un Ministerio de Salud que se fue recomponiendo y reconstituyendo en el propio andar durante este año y meses que llevamos de pandemia. Pero este es un camino que se debe profundizar”, aseguró ‘Cachorro’ Godoy.

“La lógica de que la emergencia en Salud termina cuando terminemos la campaña de vacunación y entremos en una meseta más acomodada y menos angustiosa en relación al tratamiento de la pandemia, es una mirada equivocada y limitada. Nosotros entendemos que tenemos que avanzar en fortalecer la capacidad del Estado y su articulación con las organizaciones populares, y en esta jerarquización de las y los trabajadores, tanto formales como informales, que hoy en la Argentina son mayoría. Debemos tender a recuperar el pleno empleo para terminar con la desocupación, pero que además tenemos que avanzar en terminar con la precarización laboral. Eso implica reforzar las estructuras del Estado, defender las iniciativas estatales en lo que hace al desarrollo de inversión para la generación de producción y trabajo, y también avanzar en el fortalecimiento del Sistema de Salud”, agregó el dirigente.

El Secretario General de ATE Nacional además dijo: “Nosotros entendemos que el Sistema de Salud Pública debe ser un sistema integrado con su eje rector en el Estado Nacional, en la política nacional. La dictadura comenzó municipalizando las unidades sanitarias y las políticas de atención primaria para que, en definitiva, casi desaparezcan. Luego provincializaron los hospitales provinciales sin presupuesto alguno. Y terminaron cerrando el Ministerio de Salud. O sea que las políticas neoliberales en la estructuración de un Estado neoliberal no deben ser observadas en una foto de los últimos cuatro años, sino que deben ser analizadas en el proceso que se inició en el año ’76 con la dictadura genocida y cuyas consecuencias siguen siendo factores principales en la estructura del Estado hoy. Además de reinstaurar el Ministerio de Salud, debemos avanzar en desarrollar una política nacional que recupere la prioridad de la atención primaria. Y eso requiere financiamiento e integración en un programa nacional. La realidad actual en las provincias es que para los 2.220 municipios del país sólo se asigna el 5 por ciento de los impuestos coparticipados del país. O sea que es muy difícil que desde los municipios se pueda desarrollar de manera armónica, integrada y coherente una estrategia de atención primaria de la Salud, si no es con un programa y una estrategia nacionales en ese sentido”.

“Ese es un aspecto, pero la Salud no solo puede ser vista desde la atención de la enfermedad, sino que se debe abordar la prevención. El mayor problema que seguimos teniendo en la Argentina es el del hambre y la pobreza. Lamentablemente en este último año y medio, desde que vencimos a las políticas neoliberales expresadas por el macrismo, el hambre y la pobreza han crecido. Podemos echarle la culpa a la pandemia, porque vino a agravar los males de depresión económica y de crisis social que generaron las políticas neoliberales no solo aquí, sino en el mundo entero. Es un problema que tiene que ver con el funcionamiento de este sistema capitalista que apunta a destruir la capacidad de los Estados como generador de políticas soberanas de los pueblos, y a limitar a las democracias a simples instrumentos formales. Pero también es cierto que las capacidades que tuvo el Gobierno en políticas sociales, como a través del IFE al principio de la pandemia, se vieron limitadas al finalizar el año pasado porque primó la hipótesis de que este año no iba a ser tan grave la pandemia y que por eso no era necesario tener un presupuesto de emergencia en Salud. Está a la vista que eso fue un error”, señaló Godoy.

El compañero luego explicó: “Es evidente que las dos responsabilidades principales son, por un lado, terminar con el Covid-19 y poder enfrentarlo adecuadamente, creo que se está avanzando mucho en eso, pero también hay que terminar con el hambre. Eso requiere una mayor intervención del Estado en lo que hace al desarrollo científico-tecnológico. Es muy bueno que se hayan desarrollado emprendimientos productivos para generar vacunas en nuestro país. Está claro que el poder de los laboratorios internacionales se niega a universalizar el derecho de patentes. Confrontar con eso no solamente requiere reclamar, sino que si el reclamo no obtiene respuesta, debemos generar las condiciones para poder enfrentar la situación. Para ello se necesita una mayor intervención del Estado en la inversión en el desarrollo científico-tecnológico y en la fabricación de vacunas. No podemos dejar en manos privadas un tema tan central y estratégico como la Salud Pública. La generación de vacunas y medicamentos tiene que seguir siendo una responsabilidad indelegable del Estado. No exclusiva, pero sí principal e indelegable”.

“Pero más allá de las andanadas neoliberales que sufrimos y que tanto han condicionado a la estructura del Estado en nuestro país desde la dictadura para acá, nosotros tenemos el orgullo de haber podido desarrollar una experiencia de las universidades en la Argentina que sigue siendo extraordinaria, maravillosa y admirable. En varias universidades de nuestro país que son parte de la estructura del Estado Nacional se vienen desarrollando experiencias de investigación y producción de vacunas que no pueden ser dejadas al esfuerzo aislado de esa autonomía universitaria. Se tienen que invertir esfuerzos y recursos económicos para el desarrollo científico-tecnológico y la expansión de esas investigaciones y de esa producción”, agregó el dirigente estatal.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL