ATE

Así se expresó Hugo Godoy, Secretario General de ATE en la entrevista realizada en Radio Mitre sobre la evaluación a los trabajadores estatales.
"Es parte de la tercer reforma del Estado que ponen en curso desde el gobierno, que tiene como blanco claro a los trabajadores. Hablan de evaluaciones cuando ya se realizan en el Estado. Quieren establecer nuevas pautas para adecuarlas a la imposición de las bonificaciones por presentismo y productividad. Son mecanismos extorsivos sobre los trabajadores, y señales al sector privado para que este tipo de cláusulas se establezcan en todos los convenios productivos".
Sobre cómo haría para evaluar el desempeño de los trabajadores, Godoy expresó que "yo soy trabajador del Estado en la Provincia de Buenos Aires. Hasta que estuve de licencia por cuestiones gremiales, teníamos evaluaciones anuales con un doble cruce: una unilateral de la autoridad directa y una colectiva del equipo de trabajo. Yo estaba en el Ministerio de Acción Social. Se puede perfectamente hacer evaluaciones, pero si incorporas de manera arbitraria el criterio de productividad, impones una pauta de manera unilateral". 
Ante la consulta sobre que el objetivo es que se incorpore el item evaluación-desempeño en la paritaria 2018, el dirigente de ATE sostuvo que "la evaluación es la excusa para justificar el item de productividad. Hoy en el Estado nacional existen pautas de evaluación anual en función de los corrimientos de categoría, la posibilidad de ascender en la carrera. Existió siempre en el Estado. Ahora le incorporan de manera grandilocuente como novedad, cosa que no es. Es novedad en el sentido regresivo de aplicar normas como presentismo y productividad, que se aplicaron en Europa y en Argentina en los ´80 y ´90, que demostraron que no fueron mecanismos que mejoraran la eficiencia del funcionamiento del Estado".
"Cuando se discute el tema de cómo hacer más eficiente el Estado, hay que discutir pautas y criterios. El problema es que el gobierno no discute nada de esto con los trabajadores y nos dicen que tenemos que aceptar pasivamente las pautas de productividad que ellos establezcan, cuando si esto afecta las condiciones laborales, hay una norma paritaria que debe ser respetada. En Fabricaciones Militares están cortando todos los programas de actividad productiva", argumentó Godoy.
Ante la posibilidad de establecer métricas en tiempos para realizar diferentes trámites, Godoy señaló que “el problema es que la actividad del Estado no debe estar fragmentada, donde la realidad salarial y laboral difiere aunque los trabajadores realicen las mismas tareas. La decisión de que un trámite sea más largo o más corto no es decisión del trabajador administrativo, sino de la autoridad de aplicación. Con la productividad, se le inculpa la ineficiencia al trabajador al aplicar la productividad, cuando es responsabilidad del funcionario de gobierno de turno. Nosotros queremos discutir que las normas no se apliquen de forma unilateral. El gobierno no quiere discutir criterios que nosotros planteamos. No discuten, cortan los programas, pero los que pagamos el pato porque nos echan cuando cierran una fábrica, somos los trabajadores". 

El presentismo va en perjuicio de la ley de maternidad de las mujeres
"Si hay algo de perverso que tiene el presentismo que aplicó el gobierno, es la discriminación sobre la mujer trabajadora, porque es a quien más va a castigar. La mujer embarazada es la que más va a perder, o la que tiene el cuidado directo del hijo", explicó Godoy.
En ese tono, agregó que "la norma de bonificación por presentismo, que ellos llaman premio y nosotros castigo, establece pautas de derechos restrictivos respecto de los derechos establecidos en el salario a nivel general. Si tenes tres meses para faltar por atención del bebé, en el caso del presentismo de los $ 1.300 por mes cada 4 meses, si faltas 3 días por mes, te aplican el descuento. Una chica embarazada pierde el presentismo".
Finalmente, Cachorro Godoy sostuvo que “el gobierno fija normas y criterios de reforma de Estado que ya fracasaron y que no mejoran nada, que reducen el salario y discriminan a los trabajadores. La eficiencia pasa por otras variables, y el gobierno no lo quiere discutir”.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL