ATE

Con el objetivo de luchar en contra de las resoluciones 559 y 560 del INSSJyP, mediante las cuales se intenta desarticular a las actuales estructuras del organismo de todo el país, ATE ha desarrollado un informe que apunta a aportar argumentos para la discusión sobre el conflicto y la situación del INSSJyP.

“Las resoluciones 559 y
560 que disponen la disolución de múltiples estructuras del PAMI son parte de
una estrategia que ya viene de antes: Vaciamiento de las áreas de prestación
directa que tiene el PAMI, baja en la calidad de las prestaciones para sus
afiliados, y utilización de sus presupuestos en función de financiar las arcas
del Poder Ejecutivo”, señaló el Secretario Adjunto del Consejo Directivo
Nacional de ATE, Hugo Godoy.

 

“Todo esto pone en riesgo,
además de la calidad de atención del PAMI, a la estabilidad laboral de los
trabajadores de esta repartición estatal. Es por esto que desde ATE estamos
saliendo fuertemente con asambleas y movilizaciones para pelear contra este
ajuste. ATE ha convocado a asambleas en los organismos y dependencias del PAMI
en todo el país para el día de mañana. Allí definiremos las nuevas medidas de
acción que se emplearán para resistir este embate de ajuste”, agregó el
dirigente nacional del sindicato.

 

A continuación, el informe
completo:

 

EL PAMI QUE NOS DEJAN YEL PAMI QUE HAY QUE
RECUPERAR

Aportes para la discusión sobre el conflicto y la
situación en el INSSJP

 

Es una verdadera frutilla
del postre, en el marco del fin de ciclo del actual gobierno, las recientes
resoluciones 559 y 560 firmadas por parte del Director Ejecutivo (en los hechos
interventor de facto durante más de diez años), las que dispusieron la
disolución de múltiples estructuras exclusivamente comprometiendo los niveles
operativos donde se realiza la atención directa de los afiliados a esta Obra
Social.

 

No porque sean distintas
al curso de la “gestión Di Cesare”, sino porque aparecen después de 11 años de
y sobre el filo del cambio de gobierno.

 

Las preguntas acerca de
las razones de esta oportunidad de la decisión aparecen naturalmente… trabajo
sucio? Negocio? Cualquiera/s que sea/n, no deben obturar el análisis y el
debate acerca del PAMI que nos dejan, y el PAMI que hay que recuperar.

 

El martes 8 de julio de
2003, el entonces presidente Néstor Kirchner firmaba el decreto 348, mediante
el cual se disponía la intervención del PAMI por 180 días, “… luego de
comprobar el anormal funcionamiento de la obra social de los jubilados, y
resolvió avanzar en un proceso de reestructuración que debía terminar en la
creación de "un nuevo modelo del PAMI" en cuanto a la gestión y la
prestación de servicios.

 

El anuncio lo hizo público
el entonces ministro de Salud, Ginés González García (el mismo de Duhalde), y a
través del mismo se designaban como interventor a Juan González Gaviola (el
mismo que años después “operacionalizaba” una ley sobre ART repudiada por la
mayoría de las Organizaciones gremiales), y como subinterventor a José Granero
(del mismísimo “riñón” K, hoy procesado por sus vinculaciones referidas al
tráfico de efedrina durante su gestión al frente del SEDRONAR).

 

Se argumentaba en esos
anuncios, que en el PAMI, "se reiteraban una serie de vicios" en la
gestión, no existían "sistemas y circuitos administrativos, manuales de
compras" o "procesos licitatorios para la renovación de servicios de
salud", “la planta de trabajadores está sobredimensionada” con una
"cantidad exagerada de representantes sindicales".

 

"… El Presidente no
decidió el desguace del PAMI, ni dividirlo, ni fragmentarlo, como los modelos
de descentralización de la década del 90…”, se apuraban a aclarar los voceros
de la Intervención. “… no habrá "discrecionalidad", sino que “habrá
supervisión forma permanente y en tiempo real por los organismos de
control" del Estado.

 

Ocaña mediante (nombrada
como “Directora normalizadora”) y bajo los mismos mandamientos de siempre,
llegó Luciano Di Césare a finales del 2007.

 

Nada ha cambiado… o mejor
dicho, sí…

 

En esos siete años, el
organismo prácticamente duplicó la cantidad de empleados, entre los de planta
permanente y los contratados. Pasó de tener 10.700 a poco más de 20.000, la
gran mayoría son cargos políticos. “Di Césare fue desplazando al personal de
carrera por trabajadores sin experiencia… hay cada vez más gente, pero por
ejemplo no hay asistentes sociales y los médicos no alcanzan. El PAMI
intervenido es un negocio fenomenal. Sin controles hacen lo que se les canta.
La normalización es un paso fundamental", alertó por ejemplo Eugenio Semino,
defensor de la Tercera Edad.

 

El presupuesto del
Instituto asciende en la actualidad a unos 45.000 millones de pesos, algo así
como el sexto presupuesto del país, detrás del gobierno nacional, la Anses, la
provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y Santa Fe.

 

Manejo de fondos que han
sido observados por la propia Auditoría General de la Nación (AGN), "…
dificultades y atrasos para acceder a la información…”.

 

No obstante las quejas de
los beneficiarios en cuanto a la calidad y oportunidad de las prestaciones, el
Instituto ostenta excedentes colocados a plazo fijo, o desvía fondos hacia el
gobierno nacional a cambio de Letra del Tesoro (LETE).

 

Desmanejos con los
balances; discrecionalidad en los pagos; demoras en los pagos a los prestadores
con la consecuente repercusión en la calidad del servicio, entre otras
cuestiones, son algunas otras observaciones efectuadas.

 

Y en este marco de
presupuesto de bonanza y fondos excedentes, el PAMI sigue exhibiendo las
irregularidades crónicas en el servicio de prestaciones: “ni buenas ni
suficientes”. Las eternas dificultades en la obtención de camas para
internación; hogares geriátricos y establecimientos de salud mental que no
cumplen requisitos, y falta de médicos y centros de atención.

 

Por todo ello, decimos que
las RESOLUCIONES 559 Y 560 (que deben ser derogadas inmediatamente) son la
frutilla del postre de un proceso sostenido y creciente de desguace del
Organismo.

 

Debemos transitar el
conflicto desatado las Resoluciones en cuestión, problematizando y reclamando
por situaciones estructurales como:

 

•          La total y verdadera normalización y democratización del
Instituto, mediante elección directa y secreta de los afiliados, consagrando un
Directorio con representación mayoritaria de jubilada/os, pensionada/os y
trabajadora/es.

 

•          Reinstalar las funciones de auditoría y control que el PAMI
abandonó en la actual gestión.

 

•          Re-implementar oficinas de enlace con personal profesional
y administrativo de PAMI en la totalidad de los centros de internación (hospitales
y sanatorios) contratados por el INSSJP a fin de resolver “en el momento” las
graves dificultades que sufren los mayores internados por razones clínicas. Con
funcionamiento de 8 a 20 hs y guardias nocturnas.

 

•          Retomar la función resolutiva y contenedora del médico de
cabecera, a fin de que los mismos no sean meros transcriptores de recetas y
derivadores de pacientes. Con revisión de cupos de pacientes acordes a un
funcionamiento eficaz, actualización de honorarios por cápita y control
responsable por parte de la Obra Social.

 

•          Recupero de la totalidad de las cápitas, prestaciones y
servicios privatizados en la operatoria del vaciamiento de los efectores
propios.

 

•          Recupero del valor social del medicamento con eliminación
del indigno sistema de la tramitación de medicación sin cargo, e implementación
de un nuevo vademécum actualizado según estándares internacionales en la
materia con previo estudio por parte de entidades universitarias públicas
nacionales. El afiliado en ese contexto no deberá abonar ningún concepto
económico de su bolsillo, a excepción de la medicación sin prescripción
profesional.

 

•          Eliminación de todo tipo de transferencias y/o préstamos
realizados y a realizarse con fondos del INSSJP, por fuera de sus cometidos
específicos, así como una urgente revisión con derivación a la justicia de
todos los préstamos otorgados por el PAMI durante la administración Di Cesare.

 

•          Urgente ampliación de las camas de internación en todos los
distritos y unidades de gestión local donde falten dichos recursos, asumiendo
similar temperamento con las plazas de residencias para mayores en situación de
dependencia.

 

•          Inmediata actualización de los subsidios económicos
destinados a paliar contingencias sufridas por los mayores, en particular
quienes atraviesan situaciones de dependencia.

 

•          Implementación a nivel nacional de sistemas de apoyo
domiciliario (enfermería y cuidadores) orientados a sostener a los mayores
dependientes en sus domicilios habituales (hasta donde sea prudente y posible
hacerlo) y como forma de apoyo para sus familiares y convivientes.

 

•          Respeto al Convenio Colectivo del PAMI I con puesta en
vigencia de concursos para ocupar los cargos vacantes así como la derogación de
las resoluciones que eliminan áreas operativas.

 

•          Implementación de una nueva estructura orgánico funcional
que valorice las acciones directas con los afilados y transparente las áreas y
servicios desarrollados en el plano local, asegurando una dotación de
trabajadores necesarios para cubrir las necesidades de los afiliados del
INSSJP.

 

•          Afiliación inmediata y automática de todo beneficiario que
haya acreedor de un haber previsional contributivo y en condiciones de recibir
la cobertura del INSSJP, con la eliminación de trámites innecesarios.

 

•          Implementación inmediata de todas las DAMNPyP (División
atención medica programada y no programada) “GUARDIA” en cada una de las
cabeceras que existieron años anteriores en las localidades de Morón, Lanús,
San Martin, Rosario y Capital Federal. Para brindar mejor calidad de servicio y
pronta atención a los jubilados y pensionados. No como en la actualidad que el
servicio esta centralizado y eso produce DEMORAS en la atención del afiliado.

 

•          Recuperación integral de los efectores propios, como los
policlínicos PAMI 1 y 2 de Rosario, o el ex Hospital Francés, hoy Cesar
Milstein, nosocomios totalmente vaciados, que no tienen recuperación en lo
inmediato ya que se han perdido prestaciones propias, laboratorios, rayos,
diálisis, bajas en las programaciones de cirugías, interdisciplinas,
trabajadores sociales, psicólogos, etc.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL