ATE

Han conquistado reconocimiento y un convenio colectivo sectorial pero siguen con salarios debajo de la Canasta Básica y con la promesa incumplida de ser pasados a planta permanente. Por Canal Abierto.

Redacción Canal Abierto | Las altas temperaturas, la sequía persistente a lo largo del territorio nacional y el cambio climático que agudiza este escenario aumentan las condiciones para los incendios forestales. Para enfrentar esta amenaza en los Parques Nacionales el Estado cuenta con los y las Brigadistas de Parque Nacionales e Incendios Forestales, que a su vez forman parte del Sistema Nacional de Manejo del Fuego (SMNF).

“Nosotros tenemos como responsabilidad primordial los incendios, después están las comunicaciones y las emergencias. Depende de cada parque, en cada lugar del país se acentúa más qué actividad se desarrolla. Por ejemplo: en El Chaltén tienen más emergencias; en Bariloche, incendios y emergencias; y nosotros tenemos más incendios que otra actividad. Son las tres responsabilidades primarias que se atienden, entre otras”, describe en comunicación con Canal Abierto Hernán Mondino, brigadista y delegado de estos trabajadores en el Parque Nacional Los Alerces, en Chubut, en las cercanías de la ciudad de Esquel. A su vez, como representante gremial participa en la Coordinación Nacional del sector en ATE Parques (Asociación Trabajadores del Estado).

En enero de 2021, tras años de luchas y muchas postergaciones, en un escenario en que, debido a la exposición provocada por los incendios en todo el país, era imposible ocultar la importancia de los brigadistas de incendios forestales, ATE logró la incorporación y aprobación del Convenio Colectivo de Trabajo para este sector. El reconocimiento implicó aumentos y equiparación salarial, pase a Planta Permanente, una carrera profesional y la garantía de condiciones dignas de trabajo.

Los brigadistas son empleados de la Administración de Parques Nacionales, dependiente a su vez del Ministerio de Ambiente que dirige Juan Cabandié. A su vez, integran el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) responsable de coordinar al Sistema Federal de Manejo del Fuego que coordina todas las acciones a nivel nacional para prevenir y combatir los incendios forestales.

“Nuestro convenio implicó una mejora en torno a nuestro pasado régimen laboral –absolutamente precario y con salarios miserables–. Es nuevo y ahora estamos poniendo en uso esta herramienta y a partir de ahí surgen nuevos desafíos, nuevas propuestas de modificación. La actividad es un poco nueva, se está delineando, definiendo cuáles son las estructuras; vamos tratando de profesionalizar la tarea que antes no estaba reconocida. Antes, por ejemplo, para pasar a la planta permanente del Estado se pasaba de brigadista a guardaparque de apoyo y dejabas de ser brigadista. Nuestra idea, y lo conveniado, es pasar a planta permanente siendo brigadistas, que haya un reconocimiento profesional y salarial de la actividad”, explica Mondino.

El convenio homologado (Decreto 192/21) establece un régimen de carrera profesional del personal del Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Establece categorías escalafonarias, las formas en que se asciende en dicho escalafón y define las tareas y requisitos de cada una de ellas. A su vez establece la capacitación del personal y cómo incide esta en su carrera. Por otro lado fija una escala salarial acorde a estas categorías.

Medida de fuerza: “Que ningún combatiente esté por debajo de la canasta básica”

“El 18 de noviembre de 2022 hicimos un paro a nivel nacional para poder conseguir sentarnos a hablar con el Estado. Se vienen desarrollando algunas negociaciones en las que se obtuvieron mejoras antes de fin de año en torno a los viáticos y en dejar por escrito cosas elementales. Por ejemplo, no se cumplía en algunos parques que luego de siete horas extras se reconozca un franco; había parques que exigían diez horas para tener un franco. Tenemos pendiente el tema salarial y no vemos que haya avances. Ya estamos a mediados de enero, el tiempo corre y no hay soluciones. En ese marco, desde el Parque Nacional Los Alerces, estamos tratando de organizar un paro que tenga la fortaleza para coordinar a nivel nacional. Este jueves y sábado vamos a hacer visualizaciones de nuestras demandas en el portal de nuestro parque. La pelea es por el salario y la consigna que nosotros tenemos es que ningún combatiente esté debajo de la canasta básica”, sostiene el delegado.

Movilización de Brigadistas de incendios forestales en noviembre de 2022 | Parque Nacional Los Alerces

Otro punto relevante para los brigadistas es el pase a planta permanente. “Es una cuestión que atañe a muchos trabajadores del Estado pero con nosotros había una promesa del ministro de Ambiente, de hace ya más de dos años, y no hubo avances significativos”.

“Nuestros reclamos tienen tres ejes: el salarial, el pase a planta permanente y el régimen de jubilación anticipada que no tuvo tratamiento en la última sesión del Congreso”, resume Mondino.

Se refiere al proyecto de ley de régimen previsional diferencial para Brigadistas de Incendios Forestales presentado por la senadora por Río Negro Silvina García Larraburu que cuenta con media sanción de la Cámara Alta pero no fue tratado por Diputados. La norma establece el derecho al beneficio de jubilarse anticipadamente a los brigadistas varones a partir de los 57 años y a las brigadistas mujeres a partir de los 50 años. Para acceder al mismo deberán acreditar 25 años de servicios en unidades operativas de lucha contra incendios forestales o rurales de los cuales, al menos 15 años, tendrán que ser como combatientes en tareas de supresión en el terreno.

Además, el proyecto establece que el haber mensual será equivalente al 82% móvil de la remuneración mensual del cargo obtenido al momento del cese.

Respecto a la cuestión salarial, Mondino señala que “un brigadista inicial, en el centro del país, sin zona, tiene un salario que ronda los 80 mil pesos. Luego se van incrementando por las categorías, pero el grueso de los combatientes somos iniciales. En Los Alerces, por zona cobramos un 65% más, un combatiente inicial en nuestro parque está entre los 100 a 110 mil pesos, pero la canasta básica en la región está en 140 mil”. Trabajadores que se juegan la vida y reciben a cambio un salario que no alcanza para sustentarla.

Medidas de acción en otros parques

En el Parque Nacional El Palmar, en Entre Ríos, la asamblea de trabajadores y trabajadoras ha decidido apoyar la propuesta de un paro de 72 horas en reclamo de los puntos señalados previamente. Este jueves han informado la decisión a la seccional de ATE en Colón y a partir del viernes 13 de enero a las 12 horas van a comenzar un quite de colaboración de dos horas y ese tiempo lo destinarán para difundir y visibilizar sus demandas. “Por nuestra parte, la Brigada de Incendios, trabajaremos a reglamento durante los fines de semana por lo que no realizaremos tareas extras: cubrir el centro de visitantes, atención al público, una multiplicidad de tareas no previstas. De esta forma se visibilizara que no hay personal suficiente”, sostiene Romina Stoessel, brigadista de este parque y delegada de ATE.

En Otamendi, provincia de Buenos Aires, los trabajadores del Parque Nacional Ciervo de los Pantanos también han decidido apoyar la medida de fuerza e iniciar el proceso de demandas hasta llegar al paro si no se escuchan sus demandas. El paro nacional va madurando.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL