ATE

Según el Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE) cada asalariado promedia una pérdida acumulada de $233.000 en 43 meses.

Ante la acuciante realidad salarial, la Seccional ATE Rosario exigió la inmediata reapertura de la paritaria provincial, con una revisión automática de impacto inmediato sobre los sueldos. Haberes que, tanto para activos como para jubilados/as, deben cubrir la canasta familiar que permita vivir dignamente.

El INDEC dio a conocer el dato de inflación de agosto: 12,4% mensual a nivel nacional y 12,2% en la región pampeana. De este modo, asciende a 80,2% la inflación acumulada y a 124,4% la interanual. Un asalariado promedio perdió un sueldo completo en los últimos 43 meses. Sin bono y con cláusula gatillo a cobrar recién en diciembre, la negociación debe reabriese ya en Santa Fe.

En agosto, la división de mayor aumento en el mes fue Alimentos y bebidas no alcohólicas (15,6%), producto de la suba en Carnes y derivados y Verduras, tubérculos y legumbres. Le siguieron Salud (15,3%) –principalmente por los aumentos en medicamentos– y Equipamiento y mantenimiento del hogar (14,1%).

Según el Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (MATE) cada asalariado promedia una pérdida acumulada de $233.000 en 43 meses. Para tener un parámetro, un cargo inicial en la provincia hoy no araña los $200.000. En el mapa de quienes tienen empleo estatal precarizado, la situación es peor, más que por la pérdida total, por la imposibilidad de subsistir.

El gobierno de Santa Fe no se esmeró siquiera en tomar alguna medida para amortiguar estos datos. Y, para completarla, se negaron a otorgan el bono ‘propuesto’ por el Ministro y candidato presidencial, Sergio Tomás Massa.

En términos numéricos hoy, los salarios que ya venían perdiendo puntos frente a la inflación quedan 6,1% abajo del aumento de precios al mes de agosto. Un dato que se suma al fuerte impacto devaluatorio pos PASO nacional: según la Usina de Datos de la Universidad Nacional de Rosario, la canasta básica en Rosario aumentó un 25,8%. Esto implica que una familia de cuatro integrantes necesitó $141.507 para satisfacer necesidades básicas sólo de alimentación.

Según el último acuerdo salarial, la cláusula de revisión se activaría en octubre, pero llegaría a los bolsillos recién en diciembre. Un desfasaje que no hará más que producir lo que se denuncia insistentemente: la transferencia de ingresos de los sectores más bajos de la escala salarial hacia los que siempre ganan, incluyendo en ese grupo los cuantiosos plazos fijos provinciales que se enarbolan como una victoria pírrica ante un escenario desolador.

A esto hay que sumarle el salto del monto de los alquileres. Un departamento de dos habitaciones fuera del núcleo central de la ciudad, no baja de $120.000 y las expensas son otro tanto dependiendo del inmueble que ya en octubre vendrán con la anunciada friolera del 30% de aumento.

Lamentablemente, alejados de las necesidades populares, las cámaras legislativas nacionales debaten dos proyectos regresivos. Uno, que lleva la delantera en Senadores, con características menos leoninas, baja de un año a seis meses la frecuencia de las actualizaciones con un índice preestablecido. El de Juntos por el Cambio pretende una total autorregulación del mercado inmobiliario, con actualizaciones insostenibles para cualquier persona que viva del trabajo propio, arrojando literalmente a la calle a miles de familias.

Por si fuera poco, la gestión provincial se negó a pagar el bono. Una suma que, como victoria en la paritaria nacional quedó fuera de los guarismos y garantiza un aumento en dos tramos acumulativos de 11% para septiembre y octubre. Hay que decir, de todos modos, que el bono impacta de manera disímil dentro de la propia órbita nacional ya que en casos como el Sedronar, donde prima la precarización laboral y hay salarios de $80.000, la suma sería menor y cuotificada.

Ante esta realidad acuciante, la Seccional Rosario de ATE exige la inmediata reapertura de la paritaria provincial, con una revisión automática de impacto inmediato sobre los sueldos. Haberes que, tanto para activos como para jubilados/as, deben cubrir la canasta familiar que permita vivir dignamente.

Prensa ATE Rosario

NOTICIAS RELACIONADAS

Rosario

No al saqueo a nuestrxs adultxs mayores

La Seccional denunció que el fin de dicho proyecto “es que la entidad bancaria se termine adueñando de las propiedades de jubiladxs y pensionadxs vía hipoteca y ejecutada luego del fallecimiento del dueñx de la propiedad”.

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL