ATE

Es una herramienta que busca aportar a la lucha del movimiento de mujeres y al debate en cada lugar de trabajo.

Invitadas por la junta interna de ATE Cultura, militantes y dirigentes
de ATE, entre ellas, Silvia León, Secretaria de Organización de ATE Nacional;
Marta Galante, responsable de la Dirección de Género; Yanina Grismau, a cargo del Área de Género de ATE Provincia de Buenos Aires, y Natalia Castesana del CDN,
participaron del lanzamiento de “La cena blanca de Romina”, en el Espacio INCAA
del Cine Gaumont, en Capital Federal.

El documental narra la historia de Romina Tejerina quien fue
condenada por matar –en un brote psicótico- a su beba concebida producto de una
violación. Los hechos se produjeron cuando ella tenía 17 años, en su pueblo
natal, San Pedro, una localidad conservadora de la provincia de
Jujuy. Mientras que su atacante quedó impune, ella pasó 12 años en prisión y
fue liberada en 2012 tras cumplir dos tercios de la condena. La historia de
Romina en un caso emblemático de la lucha del movimiento de mujeres contra el
sistema patriarcal y por el reconocimiento del derecho al aborto, legal, seguro y
gratuito.

El guión del film es de Olga Viglieca y la dirección estuvo
a cargo de Hernán Martín y  Francisco
Rizzi.

Valentina Viglieca es delegada general adjunta de la junta
interna de ATE Cultura, desde la que se invitó a la proyección de la película.  Valentina señaló que, a la par de la lucha del
movimiento de mujeres, en ATE se da un proceso de conformación de secretarías
de género en las juntas internas. En ese marco, la película se presenta como un
aporte a la lucha de las mujeres en el país y como una herramienta para
continuar el debate en los lugares de trabajo.

“El caso de Romina fue uno de los primeros grandes casos que
tomó el movimiento de mujeres, en 2003”. Su importancia, destacó, “es que muestra que cómo
el sistema oprime a las mujeres”. “Acá no hay solo un violador porque el
violador fue justificado por el clero y por la sociedad jujeña, protegido por
la justicia y por la policía”, apuntó.

Así,  “muestra que
cada una de las chicas que desaparece y que cada mujer que es asesinada en este
y otros países, tiene que ver con una lógica cultural y de la lógica del régimen
en el que vivimos, que nos necesita sumisas y calladas”.

“Aunque parezca tirado de los pelos, cuando se firma una
paritaria donde se incluye una bonificación que la inmensa mayoría de nosotras no
vamos a cobrar porque estamos cuidando a nuestros hijos o ancianos, eso demuestra
el lugar que quieren para las mujeres”. “No nos quieren llenando el Congreso o
llenando la Plaza de Mayo, quieren que estemos encerradas o en el laburo o en
nuestras casas”, subrayó, porque “no quieren que la agenda este marcada por la
mujer”, denunció.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL