ATE

El Paralelo 28 es uno de los puntos más importantes de control de producción, lo que pone en riesgo la salud de los trabajadores y el pueblo

El
Consejo provincial envió un detallado informe dirigido a Enrique Orban,
responsable institucional del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad
Agroalimentaria Regional Chaco – Formosa,  para que tome conocimiento de
la situación de amenaza de vida que representa el estado de precariedad del
puesto sanitario del organismo ubicado en el “Paralelo 28" (Ruta nacional
N° 11, kilómetro 931).

Cerraduras
rotas, un aire acondicionado instalado al revés, instalaciones eléctricas
precarias y peligrosas, son el marco de situación de uno de los puestos más
importantes para controlar el ingreso y salida de producción a la provincia, y
el tránsito en el país.

El
escrito fue acompañado de fotografías que respaldan lo planteado, tomadas
durante los últimos 15 días pasados. La nota arranca describiendo que el lunes
31 de octubre tres hombres forzaron la cerradura de la casilla perteneciente al
Programa Nacional de Prevención y Erradicación del Picudo Algodonero (PNPEPA) del
SENASA, instalada en el puesto de control Viejo a unos 500 metros (Km 930,5). Al
día de la fecha la cerradura no ha sido repuesta, quedando a merced el
contenido de propiedad pública.

Esas
mismas personas desplazaron las dos casillas pertenecientes al programa
(PNPEPA) que se encontraban en el puesto viejo y la emplazaron al de control
fronterizo nuevo (Km 931). Se le hizo una instalación eléctrica precaria, desde
una toma corriente de la casa de rentas, violando las normativas de seguridad.

A
esta casilla se le instaló un aire acondicionado tipo Split, colocado al revés por
un responsable técnico asignado por SENASA. La situación que fue corregida el
pasado sábado 12 por la misma persona que lo colocó, no funciona.

A
esto debe sumarse que no se ha instalado el agua de red en ninguna de las
casillas, elemento vital para el aseo personal y la higiene del lugar, como así
también para la realización de diferentes tareas. Tampoco se ha conectado la
cloaca.

Además,
los trabajadores que integraban uno de los grupos de trabajo en el puesto se
encontraban afectados a las barreras de Santa Sylvina y Gancedo, al día de la
fecha no tienen reconocimiento de alguno de los gastos de traslado que le
genera este cambio de lugar de trabajo, estando distante unos 400 km al antiguo
lugar de trabajo y lugar de residencia.

Todo
este escenario de desidia ya fue planteado en varias oportunidades a su
dirección y a las responsables del área. El conflicto se generó desde
principios de julio de 2016, cuando la regional decidió cerrar las barreras de
Santa Sylvina y Gancedo, situación que desde ATE se ha denunciado, dado que las
barreras son el primer filtro para todo lo que ingresa a la provincia y
funciona como una barrera para todo lo que egresa de la misma, sobre todo la
barrera de Santa Sylvina, lugar donde se registra la salida del 50% de la
producción (Granos, hacienda, fibra, semilla, etc.) de la provincia.

Por
otro lado, el Consejo provincial de Chaco expresó su “preocupación frente a los
hechos ocurridos en el momento de romper (puerta de acceso de casilla) un bien
del Estado, constatando que no se presentó un escrito que avale dicha acción y,
responsable directo de ejecutar dicha acción no teniendo ninguna documentación
que lo respaldara. Consideramos el hecho de suma violencia y esperamos que sea
tratado por el organismo”.

Para
finalizar, el escrito deja aclarado “que el personal tiene todas las intenciones
de trabajar y realizar las tareas para la cual fue asignado, y lo viene
haciendo a pesar de que desde la institución no se ha sabido subsanar las
problemáticas planteadas. Es necesario resaltar que las condiciones en la que
se encuentra el personal echan abajo toda legislación referente a la higiene y
seguridad laboral, derecho laboral y el convenio colectivo del sector,
convirtiéndose en un claro atropello al trabajador y su bienestar psicofísico”.

NOTICIAS RELACIONADAS

CHACO

No puede haber ambigüedades con la salud pública

Para ATE “la grave ausencia de políticas públicas por parte del gobierno de Leandro Zdero en el marco de esta epidemia nos alarma y nos moviliza”. Además son miles las y los trabajadores de Salud que desde hace años vienen reclamando por su derecho a la estabilidad laboral.

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL