ATE

ATE reclama un aumento de emergencia de 40.000 pesos. Los sue3ldos promedian los 60.000 pesos mensuales.

El Gobierno provincial no llevó ninguna propuesta a la audiencia paritaria de este miércoles y por el contrario mantuvo el anuncio mediático de adelantar la discusión salarial a julio y una cuota del aumento acordado (5%), que estaba programada para noviembre de este año. En este marco la ATE Mendoza resolvió sostener el estado de alerta y movilización en todos los sectores estatales de trabajo que representa y adelantó que de no mediar un acuerdo endurecerá las medidas de fuerza.

Miembros del cuerpo paritario del Poder Ejecutivo no se hicieron presentes en la mesa de discusión paritaria que fracasó este jueves 23 de junio, en la Subsecretaría de Trabajo.

 Frente a esta falta de responsabilidad gubernamental, trabajadores de Salud, Desarrollo Social, Administración Central, Municipales y Educación nos movilizamos hacia Casa de Gobierno en busca de respuestas concretas a los reclamos presentados y fijados en actas.

Allí, luego de manifestarse en la guardia del establecimiento, fueron recibidos por el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, donde pudieron acercar una propuesta de recomposición salarial de emergencia, que las bases resolvieron en la última Asamblea General de Delegados, realizada la pasada semana.

“Solicitamos que nos den una cláusula de garantía, en forma urgente, de $40.000, para todos aquellos trabajadores que menos cobran. Los compañeros y compañeras no llegan a fin de mes, con salarios que rondan los $60.000, mientras otra elite acuerda incrementos, por fuera del ámbito paritario, con básicos que superan los $800.000 y $1.000.000 mensuales”, fustigó Roberto Macho, secretario general de ATE Mendoza.

Para ATE “el Gobernador debe ver a los trabajadores que menos tienen. Los parches anunciados por los medios de comunicación no solucionan la crisis económica que enfrentan las familias obreras, gracias a la falta de voluntad política del gobierno de turno. Los trabajadores tienen hambre y no pueden cubrir las necesidades básicas de subsistencia. Exigimos que la patronal revea esta compleja situación y tome cartas en el asunto”.

Frente a esta situación ATE comunicó el estado de alerta, movilización, asamblea con retención de servicio en todos los lugares de trabajo de la provincia de Mendoza. “A partir de este viernes, 24 de junio, los estatales esperarán que decisión política toma el Gobernador frente a esta situación”, alertó Macho, tras revelar que también se analizarán medidas de acción directa conjuntas con un frente de gremios estatales.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL