ATE

El nuevo incremento dado a conocer por el gobierno nacional incidirá con fuerza en artículos de primera necesidad, alquileres y servicios de salud.

El Secretario General de ATE- Santa Cruz, Alejandro Garzón,
consideró que “el país ha caído
en una espiral inflacionaria inédita. Los aumentos aplicados en servicios no
tienen antecedentes. En este marco la suba de combustibles no hace más que
repercutir en el bolsillo de los trabajadores”.

“El primer día del año 2017 tendrá un nuevo impacto en el
bolsillo de las clases populares que, con el aumento pautado por el gobierno
nacional, otra vez los trabajadores y el pueblo en su conjunto serán la
variable de ajuste de las políticas neo liberales del gobierno de las
corporaciones” dijo Garzón.

En este contexto el titular del CDP cargó con dureza contra las
políticas de ajuste: “los trabajadores de Santa Cruz, estamos en una situación crítica; cada vez que aumenta el combustible tenemos que
soportar aumentos en toda la cadena de distribución de alimentos, la canasta
básica se ve incrementada porque cada suba en los combustibles por ejemplo es
utilizado por los supermercados para trasladarlo a los precios”.

Para Garzón “con este  nuevo  tarifazo  a partir
de Enero de 2017 se impactará directamente, no solo en los alimentos sino
también en los alquileres y demás servicios esenciales para los trabadores,
dejando bien claro que las políticas adoptadas por el gobierno nacional con
respecto a YPF están más que claras ya que este gobierno no piensa fortalecer y
recuperar el 100 % de YPF”.

Luego se preguntó: “¿cómo es posible que la empresa estatal YPF
que concentra el 50% del mercado, en lugar de regular y contener el precio de
los combustibles acompañe a las empresas privadas con un nuevo aumento?”.

“En Santa Cruz este aumento va a repercutir fuertemente en todos
los asalariados”, cerró finalmente el dirigente. 

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL