ATE

Fue cofundador de CLATE y en 1991 electo vicepresidente del CNJyP, para después de la muerte de su titular pasar a conducir el área.

El sábado 20 de marzo de 1999, en ejercicio de su segundo mandato al frente del Centro Nacional de Jubilados y Pensionados (CNJyP) de la ATE, inesperadamente partía, dejando en su segundo hogar la huella de compromiso leal a la vereda que representamos, el brillante cuadro estatal Amancio Pafundi.

Amancio fue de aquellos compañeros que supieron hacer oír nuestra voz pregonando: «Es preferible honra sin sindicatos que Sindicatos sin Honra». Inicialmente afiliado a la Unión del Personal Civil de la Nación -UPCN- gremio que por décadas, antes y después de su incursión en la CGT de los Argentinos, estuvo muy lejos de alentar aquellos principios.

Pafundi, nacido en Vicente López,  el 26 de abril de 1926, hijo de un obrero anarquista de la construcción y una compañera ama de casa, abrazó la causa peronista desde la primera hora. Militante egresado en 1950, de la Escuela Sindical Nº 1 de la CGT en los cursos para Agregados Obreros, teniendo 24 años y ya siendo empleado de la administración pública desde la Secretaria de Minería.

En 1963, habiendo sido elegido delegado, dará comienzo su ascendente carrera sindical resultando electo secretario Gremial de su organización, para más tarde ocupar la secretaría  de Acción Social, la de Organización, Interior y la Adjunta nacional.

En 1967 fue pionero cofundador de la Confederación Latinoamericana de Trabajadores Estatales (CLATE), integrando el primer Comité Ejecutivo como Secretario de Organización, luego de dos años previos de intensa labor preorganizacional. A partir de entonces comenzará una interrelación sindical con dirigentes de la Coordinadora Latinoamericana de Servidores Públicos (CLASEP), adherida a la Central Latinoamericana de Trabajadores -de orientación socialcristiana-  participando en Seminarios de formación sobre Seguridad Social, Derecho Laboral, Economía, Política e Historia del Movimiento Obrero, llevados a cabo en Perú, Colombia, Chile, y en Venezuela. En éste último hermano país, participando de los talleres de formación y capacitación de la Universidad de los Trabajadores de América Latina -UTAL-, con sede en San Antonio de los Altos, Caracas.

En 1968, ejerciendo la secretaria de Interior, al producirse el quiebre de la central obrera, habiéndose alineado su gremio en la combativa CGT de los Argentinos, liderada por el dirigente gráfico Raimundo Ongaro, será su adjunto.

Tiempo más tarde, cuando UPCN decide abandonar el encolumnamiento sindical frontal contra la dictadura, y reacomodarse tras la figura de Ignacio Rucci, Amancio secretario gremial de su organización opta por permanecer en el cargo hasta la disolución de la CGT A, siendo sancionado y separado del mismo, sin el consentimiento de las propias bases, hasta volver a integrar la conducción una vez normalizada la Unión, en que resultará electo adjunto nacional, representación que ejerce hasta al momento de jubilarse con la llegada definitiva de la democracia.

Será por entonces, que decide afiliarse al Centro Nacional de Jubilados y Pensionados de la Asociación Trabajadores del Estado, a poco de haber sido recuperada a manos de los trabajadores, desde la Lista Verde ANUSATE, luego de una conducción connivente con la última dictadura. Víctor “El Tano” De Gennaro, a quien Amancio había conocido desde su incorporación a las filas de Minería, y a quien había respaldado en su despertar militante interno a comienzos de los años 70’, se encontraba al frente de ATE Nacional.

En 1991 fue electo Vice Presidente del CNJyP de la ATE, a cuatro años de la reorganización interna del sector, y quedando al frente tras el fallecimiento del titular. Desde allí  integró el Plenario Permanente de Organizaciones de Jubilados que llegó a presidir ese mismo año, participando activamente en el proyecto de reforma de la Ley del PAMI, y la redacción del Proyecto de Seguridad Social basado en la Solidaridad, y que tuviera circulación por países vecinos y del Caribe. Además, estando por entonces, el CNJP de la ATE, adherido a la Central Latinoamericana de Trabajadores Jubilados y Pensionados (CLAJUP), llegó a ocupar la Vicepresidencia Primera entre 1993 y 1997, representando a la misma en el Buró de la CLAT. A la par fue reelecto Presidente del Centro de los jubilados estatales por un segundo mandato.

Un viernes, inesperadamente, tras casi 50 años de militancia ininterrumpida, es internado de urgencia ante una descompensación, falleciendo al día siguiente, un mes antes de cumplir 73 años.

Por Daniel Parcero

NOTICIAS RELACIONADAS

Nacional

ATE valoró el paro de la CGT, pero no descarta una nueva medida de fuerza antes de fin de mes

“Es una decisión absolutamente acertada, aunque en el caso de los estatales tal vez necesitemos una escala previa al 9 de mayo. Estamos siendo brutalmente atacados y tenemos que seguir actuando en legítima defensa”, evaluó Rodolfo Aguiar. El sindicato destacó que la CTA Autónoma ya había definido la necesidad de una huelga general y asegura que acompañará la medida general.

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL