ATE

Unilateralmente, la intervención de YCRT redujo en un tercio los días de licencia anual vacacional acumulables de lxs trabajadorxs.

La intervención de la estatal YCRT, de manera unilateral,
inconsulta y en franca violación y desconocimiento del Convenio Colectivo de
Trabajo (CCT/75), las leyes en vigencia y lo estipulado mediante decretos
emanados del Poder Ejecutivo Nacional que, en el marco de la pandemia por
Covid-19, que establecen el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO),
reduce en un tercio los días de licencia anual que les correspondiere a lxs
trabajadorxs que no hayan usufructuado el beneficio en el período 2019.

Por decisión unilateral, inconsulta e improcedente, la
intervención de la estatal YCRT reduce en un tercio acumulable con el período 2020
los días de licencia anual vacacional a todos lxs trabajadorxs que a la fecha
no hayan hecho uso de la misma durante el período 2019.

La difícil y comprometida situación económica y social actual,
de alcance internacional, golpea duramente a los países emergentes, y la
Argentina no es ajena ni escapa de esa situación, ya que se encuentra sumida en
una recesión económica y productiva nacional. Mediante decretos emanados por el
Poder Ejecutivo Nacional y refrendados por los jefes de Estado provinciales, se
dispuso el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) en todo el
territorio nacional. Dicha disposición, que impide el traslado o cruce de
frontera de un Estado provincial a otro, obstaculiza el poder de lxs trabajadorxs
de hacer uso de sus licencias anuales ordinarias, resguardadas por la
Constitución Nacional, las leyes laborales y las Convenciones Colectivas.

Es destacable la importancia del goce efectivo de la
licencia vacacional anual que el beneficio concede a lxs trabajadorxs por la
legislación. Tal es así que el legislador imposibilita su renuncia a cambio de
una compensación, indemnización o sustitución.

Esto queda muy claro en el Artículo 6, sancionado mediante
resolución del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que establece
y norma: “(…) la abstención de concurrir al lugar de trabajo – que implica la
prohibición de hacerlo salvo en los casos de excepción previstos – no
constituirá un día de descanso, vacacional o festivo, sino de una decisión de Salud
Pública en el marco de la emergencia decretada (…)”.

La intervención hace una interpretación literal de lo
normado, no pone en consideración la emergencia y pretende aplicar con rigidez
los plazos que establece la Ley de Contrato de Trabajo. Por lo actuado de
manera intempestiva por parte de la intervención empresarial, lxs trabajadorxs
organizadxs en ATE Santa Cruz se encuentran llevando adelante medidas de acción
directa consistentes en el quite de colaboraciones.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL