ATE

Si bien se tomaron medidas, hay inquietud por las condiciones sanitarias, en especial en Puerto Iguazú y Bernardo de Irigoyen.

Entre los miles de trabajadores que siguen firmes en sus
puestos durante el Aislamiento Social Obligatorio – dispuesto como medida
preventiva ante el avance de la pandemia de Coronavirus –  se encuentran quienes se desempeñan en la Dirección
Nacional de Migraciones. Repartidos a lo largo de la extensa frontera
argentina, comparten los lugares de trabajo tanto con personal de fuerzas de
seguridad como con trabajadores de otros entes estatales como el Senasa y la
AFIP.

Conforme fueron desarrollándose los acontecimientos de los
últimos días en relación a la pandemia, en algunos casos los países limítrofes
cerraron sus fronteras, como lo hiciera en primer término Paraguay, y luego
Argentina comenzó también a cerrar la mayoría de los pasos fronterizos, a la
vez que se cancelaron la mayoría de los vuelos. 
En Misiones se encuentran cerrados los pasos de las balsas en Alba
Posse, San Javier, Eldorado, Candelaria, Corpus y el paso por Posadas se
encuentra con mínimo movimiento. Sin embargo, por distintas razones hay pasos
que continúan abiertos, como el de Paso de los Libres (Corrientes) únicamente
para el transporte internacional de cargas, y el de Puerto Iguazú y Bernardo de
Irigoyen,  que se convirtieron en puntos
de reingreso de argentinos que viajaron al exterior.

Martín Ayala, de la junta interna de la Dirección Nacional de
Migraciones, describió la situación: "Iguazú es un paso de ingreso de los
turistas ya que las fronteras aéreas están cerradas y no así en Foz do Iguazú.
A Foz viene todo el turismo argentino que está en distintas partes del mundo,
pasan por Foz y después a Iguazú. Lo mismo pasó con los veraneantes que fueron
a Brasil que pasan por Bernardo de Irigoyen y por Paso de los Libres", explica.
La preocupación generada por la gran afluencia de público y la posibilidad de
contagio llevaron a los trabajadores a plantear la situación ante las
autoridades responsables, tomándose a partir de esa iniciativa una serie de
medidas de resguardo.

"Hemos pedido la seguridad y la sanidad ante la
exposición de los trabajadores, esto lo hemos conseguido. Están en mejores
condiciones. Hemos hablado con los trabajadores para que tomen todos los
recaudos, hemos hablado de cómo se hacen las prevenciones en estos casos que
nos supera a todos", relató Ayala. Y evaluó: "Se tomaron todas las
precauciones, hay Sanidad de Frontera en conjunto con Salud Pública de
Misiones. Están colaborando para hacer el primer contacto con las indumentarias
e insumos necesarios. También nosotros desde el gremio hemos solicitado que las
licencias se apliquen para los efectores de todo el país. Se aplicó para la
mayor cantidad posible de trabajadores de frontera, de Migraciones",
aseguró sobre el licenciamiento de todo el universo de trabajadores en
situaciones en riesgo que se ordenó cuando se dispusieron las medidas de
aislamiento.

En la mayoría de los pasos de frontera  se pudieron acortar los tiempos de las
guardias en función de disminuir la exposición de los trabajadores a posibles
contagios. Sin embargo, eso se dificulta en lugares como Iguazú o Bernardo de
Irigoyen.

"Hicimos guardias mínimas y ahora achicamos más las
guardias para achicar los tiempos de exposición en la frontera de los
trabajadores. En algunos espacios se puede, como en Posadas, en Iguazú
achicaron pero no tanto porque tiene una realidad de que hay falta de personal
en este momento, mas las licencias y que existe movimiento migratorio como asi
también en Bernardo de Irigoyen", informó Ayala.

En tanto Melina, trabajadora de la Dirección Nacional de
Migraciones en Puerto Iguazú manifiesta que se encuentran a la espera de un
decreto presidencial que ponga límite al reingreso de argentinos en la frontera
y expresa la sensación de inseguridad a la que se enfrentan a diario, tratando
con pasajeros que en muchos casos provienen de lugares donde el contagio es
masivo.

"Es como que parece que nada alcanza para cuidarse
estar seguros y para cuidarse en este momento, más los que estamos trabajando y
haciendo la guardia esencial, mínima. Ya sea en hospital, fuerzas de seguridad,
nosotros, en mi caso trabajo en Migraciones. Todos los días van cambiando las
cosas y nos vamos adaptando como podemos. No dio tiempo de nada, de colocar
vidrios especiales ni nada", relató, y sobre las medidas de seguridad con
las que se están protegiendo dice: "Nosotros nos cuidamos con alcohol en
gel y ahora se terminó, usamos alcohol diluido y barbijos".

Sobre el necesario reconocimiento a estas trabajadoras y
trabajadores expresa Martín Ayala: "Estamos esperando, como todos, ese
plus para los trabajadores de salud y ese plus para los compañeros de frontera
que están poniendo el pecho en cada frontera argentina".

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

cordoba

ATE repudió la violenta represión en Córdoba y exige a Bullrich y Milei que se hagan responsables por los heridos

“Esto es violencia institucional. No podemos naturalizar lo que está pasando. Estamos ejerciendo de manera pacífica nuestros derechos constitucionales. Están utilizando la fuerza de seguridad de una manera que pone en riesgo la democracia”, señaló Rodolfo Aguiar. La Policía de Córdoba disparó balas de gomas y lanzó gases lacrimógenos sobre los trabajadores.

Leer Más >>
La Rioja

ATE crece y se hace fuerte en La Rioja

El Congreso de ATE La Rioja definió hoy un plan de acción y una declaración con un repudio explícito a las políticas económicas del Gobierno Nacional, a los despidos y al desguace de los organismos nacionales en las provincias, así como un reclamo de urgente reincorporación de todos los compañeros despedidos.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL