ATE

A 46 años del Golpe de Estado cívico-militar el Departamento de Cultura de ATE Nacional y Derechos de los Pueblos inauguran una muestra fotográfica y mural.

Fotografías originales e intervenidas. Siluetas y murales que fueron usados a lo largo de estos 46 años para poner en presencia a las personas desaparecidas por el Terrorismo de Estado en Argentina. Imágenes, testimonios que sobreviven y potencian año tras año con nuevos significados.

#24M En el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia que conmemora el último golpe de Estado, que instaló la dictadura militar en 1976, los Departamentos de Cultura y Derechos de Los Pueblos, inauguran esta muestra en homenaje a la militancia por los Derechos Humanos.

“Nos sumamos a las acciones de los organismos DDHH, en la iniciativa por mantener presentes a las y los compañeros detenidoxs y desaparecidos”, señalaron desde el Departamento de Cultura de ATE.

Desde el inicio mismo de la última dictadura cívico-militar los familiares de los detenidos desaparecidos realizaron distintas acciones con el fin de conocer el destino de sus hijos, hermanos, padres, etc. Presentaron habeas corpus, publicaron solicitadas en la prensa periódica y recurrieron a dependencias estatales con el fin de buscar alguna información que les permitiera conocer el paradero de su familiar. Uno de los recursos utilizados en aquella búsqueda inicial, fueron las FOTOGRAFÍAS.

¿Cuáles fueron las fotos escogidas? Aquellas en las que el rostro se podía visibilizar con claridad, por ejemplo, las fotos carnet que habían sido sacadas para certificaciones oficiales tales como documentos y/o cédulas de identidad. Constituían un recurso para demostrar que aquellos por los que se reclamaba realmente existían. Su foto era constancia de vida. Las fotografías no solo se utilizaron para denunciar la desaparición de personas ante dependencias estatales sino también para reclamar en espacios públicos. Así puede observarse en la movilización en Plaza de Mayo de 1983, en la emblemática foto de Daniel García.

El uso de las fotografías en manifestaciones tiene continuidad hasta nuestros días. Un ejemplo es la marcha que los organismos de DDHH, acompañados por organizaciones sociales, sindicales y políticas y gran parte de la sociedad que no está organizada, realizan cada 24 de marzo. Los organismos entran a la Plaza de Mayo con una extensa bandera con las fotos de los desaparecidos, esas mismas fotos carnet que los familiares acercaron a las Madres. La bandera como soporte y los rostros como contenido tienen un propósito a favor de la memoria y contra los genocidios.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

JUJUY

Paro de trabajadores de la Salud de ATE

ATE también pide recategorización; pase a planta permanente; continuidad y mejora de los contratos Covid; la continuidad bono covid; y la revisión de las categorías que no fueron contempladas como corresponde.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL