ATE

Hace seis meses que los trabajadores del Ministerio que cobran sus salarios a través de convenios con Universidades lo hacen fuera de término.

Graciela Ríos, Delegada General de la Junta Interna del
Ministerio de Salud de la Nación, destacó: “Hoy realizamos una radio abierta en
la puerta del Ministerio, pero desde el lunes que venimos llevando adelante
distintas actividades en reclamo por el pago atrasado del mes de noviembre para
los compañeros que están contratados a través de convenios con las
Universidades para trabajar en distintos programas de abordaje territorial. Ya
hace seis meses que los compañeros y compañeras tienen problemas al cobrar su
salario. Esta vez sucedió que la partida de fondos destinados a pagar el
servicio prestado por los trabajadores en el mes de noviembre fue utilizada
para pagar otros gastos. Aun no nos han dicho en cuáles, pero ya enviamos una
nota al Ministro para pedir explicaciones y que se investigue a dónde fueron
esos fondos que estaban comprometidos para el pago de los salarios”.

“Creemos, aunque todavía no tenemos la certeza, que tras
todas las actividades de reclamo que hicimos esta semana, los compañeros cobrarán
su salario antes de Navidad. Estamos actualmente de paro, junto a los trabajadores
y trabajadoras de los programas de abordaje territorial: Atención primaria,
vacunación, prevención, capacitación en los barrios, etcétera. La gran mayoría
de los que realizan esas importantes tareas están contratados de forma precaria
a través de los convenios con las Universidades. Esperamos tener, la semana que
viene, una fecha de pago de los sueldos atrasados”, agregó Ríos.

La Delegada General además dijo: “El otro gran tema por el
que estamos reclamando es el de la continuidad laboral. Estamos en el último
mes del año y estamos pidiendo que se renueven todos los contratos, en todas
sus modalidades: Ley Marco, Financiamiento Internacional, Universidades. Los
compañeros contratados no tienen aguinaldo, ni horas extra. Son monotributistas
con salarios bastante bajos, siendo muchos de ellos y ellas sostén de hogar”.

“Todos estos esfuerzos que están haciendo los compañeros por
cobrar su salario se dan en el marco de una situación de epidemias de Dengue,
Zika y Chikungunya en la que deberían poder estar concentrándose en realizar
prevención en todos los barrios”, cerró Graciela Ríos.

Victoria Ruíz, Delegada de la Junta Interna del Ministerio
de Salud de la Nación, señaló: “Dentro del Ministerio de Salud se expresa
claramente la fragmentación de la clase trabajadora porque tenemos diferentes
modalidades de contratación. Desde el lunes y hasta hoy estuvimos con jornadas
de lucha porque los contratados por Universidades, de los cuales formo parte, estamos
exigiendo nuestra continuidad laboral, ya que nuestros contratos vencen en
diciembre, y que nos paguen el mes de noviembre, que hasta el día de la fecha
está adeudado. Hace seis meses que nos vienen pagando fuera de término. Por eso
fue que el lunes comenzamos con el cese de actividades como medida de protesta.
Durante la semana hicimos asambleas, volanteadas y una radio abierta”.

“Muchos compañeros viven esta situación con miedo, lo que
dificulta la lucha. Muchos otros tienen mucha angustia. Pero entendemos que la
forma de luchar es participando, movilizándonos y realizando distintas
actividades. Hay mucha bronca, temor, enojo y angustia. Esa es la realidad que
nosotros estamos viviendo hoy por hoy”, agregó Ruíz.

La compañera además manifestó: “A todo esto se suma que para
realizar nuestras tareas casi no contamos con recursos materiales. Nosotros tratamos
temas y problemáticas como la salud sexual, o la emergencia sanitaria por el
Dengue, el Zika y el Chikungunya, y no tenemos prácticamente nada de
folletería, ni preservativos. Y lo poco que tenemos es de años anteriores.
Nuestros mayores recursos son nuestra creatividad, nuestra voluntad y el amor
que le ponemos a nuestras tareas porque entendemos que nosotros no trabajamos
para el Gobierno, sino que lo hacemos para el pueblo. Desde ese lugar, damos
todo lo que tenemos”.

Finalmente, Javier Rodríguez, Delegado de la Junta Interna
del Ministerio de Salud de la Nación, relató: “Yo soy del sector de Salud
Mental. Desde el 2012 trabajé en un equipo multidisciplinario de Salud Mental
en Ciudad Oculta. Con la nueva gestión de Gobierno esos equipos territoriales
dejaron de existir, y a los trabajadores nos replegaron a tareas de oficina. Muchos
compañeros que deseaban seguir prestando servicios en la comunidad dejaron de
venir. De este modo, y sumando distintas modalidades de presión por parte de
las autoridades, el área se fue recortando y desgranando. El nuevo Director
empezó su gestión diciendo que la Dirección estaba sobredimensionada y fue así
como comenzó el desgaste. Esto pasó en varias áreas del Ministerio. Las
autoridades adujeron que el Ministerio debe tener una función sólo de rectoría
y fue quitando recursos a los servicios territoriales”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Nacional

ATE valoró el paro de la CGT, pero no descarta una nueva medida de fuerza antes de fin de mes

“Es una decisión absolutamente acertada, aunque en el caso de los estatales tal vez necesitemos una escala previa al 9 de mayo. Estamos siendo brutalmente atacados y tenemos que seguir actuando en legítima defensa”, evaluó Rodolfo Aguiar. El sindicato destacó que la CTA Autónoma ya había definido la necesidad de una huelga general y asegura que acompañará la medida general.

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

San Luis

Asambleas y recorridas de ATE por el sector Salud

También exige en forma urgente el pago de la paritaria homologada (CCT 125/75); la devolución de las plantas permanentes quitadas arbitrariamente; más insumos y medicamentos; más ingreso de personal; mejoras de infraestructura; y ambientes laborales libres de violencia.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL