ATE

Congresales de toda la provincia debatieron en Paraná sobre lo realizado en política gremial y en el plano económico-administrativo

Alrededor de las 9.30 del viernes comenzó la acreditación
para el XXVIII congreso ordinario de la 
Asociación de Trabajadores del Estado de Entre Ríos —ATE— que se realiza
cada año para analizar y votar la aprobación o no de la memoria y el balance del
año anterior. Congresales de distintos puntos de la provincia arribaron a la
sede provincial del sindicato en la ciudad de Paraná para debatir lo realizado
hasta el momento tanto desde el punto de vista económico como de la política
gremial.

Previo al comienzo se votó la comisión de poderes encargada
de constatar la cantidad de trabajadores acreditados para iniciar la jornada,
quienes informaron que al haberse acreditado más de 220 congresales podía
iniciarse formalmente el mismo. Tras lo cual se pasó a elegir la mesa de
conducción que quedó conformada por el Secretario General, Oscar Muntes y el
Adjunto, Francisco Garcilazo, la presidenta del Centro de Jubilados Juana
Ávalos, secretarios generales de diferentes seccionales y; compañeras y
compañeros propuestos por los presentes en representación de diferentes puntos
de Entre Ríos.

Cabe resaltar la presencia del Consejo Directivo Nacional, a
través de la compañera responsable del Departamento de Género Nacional, la
entrerriana Marta Galante, el compañero vocal y responsable de la Región Centro
Gustavo Quinteros, también entrerriano y Gabriel Aguirre, Secretario del
Interior del CDP de La Plata.

Luego se resolvió sesionar en nombre de los Mártires de
Chicago y en ellos reivindicar a todos los trabajadores que han defendido los
derechos de la clase obrera, los compañeros fallecidos en cumplimiento de sus
tareas, Héctor Daniel Segovia, de la municipalidad de Victoria y Susana Almada
del hospital San Roque de Paraná.

Continuando con el congreso y tras la lectura del acta de la
asamblea anterior y el análisis de la memoria y el balance 2016, se aprobaron
las tres instancias, dando por terminado el Congreso Ordinario.

En ese contexto el secretario gremial de ATE, Pedro Zuchuat,
propuso que ante tan importante presencia de congresales, autoridades y
militantes de la ATE y teniendo presente el contexto que vivimos no se debía
desaprovechar esta instancia para debatir sobre la realidad de les trabajadores
y sus problemáticas, lo que se aprobó por aclamación pasando a sesionar como
una asamblea provincial de congresales.

La unánime decisión, permitió avanzar en los debates de las
diferentes situaciones en las que estamos a lo largo y ancho de la provincia.
Las compañeras y compañeras que se expresaron fueron sintetizando las
necesidades de unir las luchas en la calle, más allá de las diferencias
secundarias, para enfrentar la política de ajuste del gobierno de Macri y la
subordinación de Bordet no solo en materia salarial sino también por no
garantizar de forma digna los derechos que son responsabilidad de Estado.

La necesidad de exigir salarios acordes al costo de vida,
pases a planta permanente y terminar con la precarización laboral  se sumó el interés de dar la pelea por un
Estado inclusivo, al servicio de las mayorías populares.

Asimismo la asamblea exigió que se nos convoque a paritaria
con una propuesta superadora e integral y se le ponga una fecha al comienzo de
las reuniones para discutir el régimen jurídico básico, se derogue el
presentismo de salud y se termine con la persecución y el hostigamiento a los
militantes de nuestro sindicato.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL