ATE

Cerrillos sólo va a otorgar un 6,5%, en tanto que Campo Quijano se niega a cualquier negociación salarial.

Se
intensifican las medidas de fuerza iniciadas esta semana por parte de los
trabajadores municipales de Cerrillos y Campo Quijano, nucleados en ATE, debido
a la falta de respuestas de ambas comunas a los reclamos salariales que se
vienen manifestando.

La
medida de fuerza en Cerrillos ya tiene el respaldo del 75% de los trabajadores
municipales que exigen a la comuna una suba de 800 pesos más, al 6,5% otorgado.
Según los delegados de ATE en la comuna “el 6,5% implican unos 600 pesos, en asamblea
acordamos pedir 800 pesos más porque está clara que ese aumento otorgado ya fue
comido por la inflación”.    

Similar
situación se da en Campo Quijano donde ATE informó que el paro municipal es
total. Allí el reclamo gremial es de 1.500 pesos ya que la comuna ni siquiera
se sumó al aumento del 6,5% que si fue asumido por otras municipalidades. “El
ejecutivo decidió no negociar nada. Tampoco pago el reajuste en las asignaciones
familiares. Es por ello que los 120 trabajadores decidimos comenzar un paro por
tiempo indeterminado”, dijo el delegado de ATE en Campo Quijano.     

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL