ATE

Lo hizo en el marco de la reunión de los integrantes del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT).

La ATE Río Negro  entregó al secretario de Trabajo, Jorge
Stopiello, al ministro de Gobierno, Rodrigo Buteler, y a la gobernadora Arabela
Carreras un proyecto de ley que declara insalubre al trabajo del personal de
Salud de la provincia.

Lo hizo en el marco de la reunión por el CCT donde
quedó conformada la Comisión de Salud, que será coordinada por la Secretaria de
Trabajo, frente a la necesidad de abordar en forma específica las condiciones laborales
de este sector en virtud del esfuerzo extraordinario que están realizando los
trabajadores de la salud en el marco de la pandemia y la necesidad de revisión
de las condiciones laborales. Esta situación viene siendo requerida por el
gremio y el personal de la salud.

El texto presentado por ATE ahora será evaluado por
las carteras de Trabajo y Salud para su potencial envío a la Legislatura de la
provincia para su tratamiento.

“El proyecto de ley de insalubridad para los
trabajadores de salud no sólo significa una remediación histórica de derechos
postergados, sino una contribución al reconocimiento y protección de quienes
cuidan de la salud del pueblo”, dijo Rodrigo Vicente, secretario general de
ATE.

Entre los principales aspectos del proyecto, ATE
define al trabajo de Salud pública como insalubre, y propone jornadas laborales
más cortas y una reducción en la cantidad de años para acceder a la jubilación,
tanto en mujeres como hombres.

El proyecto elaborado por el sindicato ya cuenta con
completo consenso y los lineamientos principales apuntan a que aquellos
trabajadores hospitalarios que realizan tareas insalubres, puedan alcanzar su
beneficio previsional con 30 años de aportes y 52 años en el caso de las
mujeres, mientras que para los hombres se necesitarán 55 años de edad.  De esta manera permitiría la jubilación
anticipada de los trabajadores de la Salud y otras áreas estatales que se
desempeñan en condiciones y medios muy exigentes.

En el momento en que la nueva normativa comience a
aplicarse, el Estado provincial deberá aumentar un 2% los aportes patronales y
se estima que en la actualidad el 40% de la masa total de trabajadores
hospitalarios estaría en condiciones de retirarse bajo el nuevo régimen. En
este sentido, si se considera que los trabajadores que dependen del Ministerio
de Salud superan los 6.000, el beneficio inmediato comprendería a más de 2.500
agentes.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL