ATE

Entre el jueves y viernes último los trabajadores de la ATE en el municipio catamarqueño de Santa María llevaron adelante un paro de actividades reclamando el pago de un bono de fin de año de 1.000 pesos, que se otorgó a nivel provincial y los municipios del interior hicieron extensivos a sus trabajadores.

La medida de fuerza se impuso en la asamblea de trabajadores
convocada por ATE y que tiene  relevancia
en el plan de igualdad con sus pares trabajadores provinciales, que se exige
desde el personal de municipios del interior provincial.   

A través de sus delegados locales la ATE subrayó
que las medidas de fuerza podrían continuar en Santa María si el municipio se
niega a negociar el bono para los trabajadores.  Según la ATE mientras en esta ciudad continúan
las dilaciones de pago o no sus pares de Valle Viejo y Belén ya percibieron el bono
acordado con sus comunas.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL