ATE

El anfiteatro Eva Perón se colmó hoy de compañeras que impulsan desde el sindicato la agenda de género en todo el país. El “Plenario nacional de mujeres trabajadoras” intentará sintetizar a lo largo del día el debate que las estatales trasladarán al 31º Encuentro Nacional de Mujeres durante el 8, 9 y 10 de octubre próximo en la ciudad de Rosario

Durante
la apertura, la titular del departamento de Género e Igualdad de Oportunidades
de ATE, Marta Galante, rescató la cantidad de peleas impulsadas por el
movimiento de mujeres trabajadoras, silenciado por gran parte de los medios de
comunicación. Como muestra, presentó un video con imágenes sobre la
participación de las estatales en distintas luchas.

“Nosotras
queremos igual remuneración, iguales condiciones y oportunidades. No queremos
estar detrás ni delante de nadie, sino a codo a codo con el pueblo en la
transformación social”, agregó.

El
Secretario General Hugo Godoy alentó luego a las compañeras a homogenizar la
expresión de ATE durante el próximo Encuentro de Mujeres. Una forma de unificar
la resistencia en tiempos de ofensiva del capital que, dijo, “explota a las
trabajadoras en un doble sentido: por su condición de trabajadora y de mujer”.

Asimismo
las animó a debatir la necesidad de transformación de las organizaciones del
movimiento de mujeres, incluso la propia, que replican diversos aspectos del
sistema patriarcal del sistema.

En
un mismo sentido se expresó el Secretario General Oscar de Isasi, de la
provincia de Buenos Aires, quien resaltó que la equidad de género es una lucha
prioritaria en el consejo directivo que conduce. “Porque es un problema de
mayorías, porque las mujeres son más que hombres en ATE, y porque la
explotación de la mujer es sistémica”, añadió.

“Los
dirigentes podemos ser facilitadores o negadores de la crisis que genera el
avance de una agenda en un momento histórico. Y nosotros, desde la provincia de
Buenos Aires, estamos dispuestos a resolver esa crisis reconociéndonos parte de
un colectivo hacia la transformación”, definió de Isasi.     

Antes
de finalizar, la Secretaria de Finanzas de ATE y paritaria en comisiones de
género del Estado nacional, Gladys Sosa, alertó a las presentes sobre la
necesidad de fortalecer el movimiento de mujeres “frente al ataque o críticas
que surgen del mismo seno de las mujeres”.

María
Teresa Romero, Secretaria de Formación, informó por último que durante mayo próximo
el sindicato reformará su estatuto para garantizar mayores niveles de
participación. En este marco, arengó a las afiliadas a explicitar un cupo
equitativo de participación en todas las direcciones de la organización.

La
presentación del plenario finalizó con un cerrado aplauso y vítores para Melisa
Bogarín, trabajadora precarizada del INTA Chaco, quien falleció a principio de
año en el marco de una reunión con autoridades del organismo, a fin de renovar
los contratos de sus compañeros.

También
para Laura Iglesias, trabajadora del Patronato de Liberados de Miramar en la
provincia de Buenos Aires, cuyo crimen en 2013 dejó en evidencia las
paupérrimas condiciones laborales, tantas veces denunciadas por ATE.

Y
para Graciela Príncipe, asesinada en Rosario por su ex pareja, cuya causa
judicial tiene a ATE como querellante.

Las mujeres, mayoría en ATE

La
segunda parte del plenario se constituyó de un panel con cuatro compañeras. Una
de ellas, la Secretaria de Organización Silvia León, quien en relación a la
próxima reforma estatutaria de ATE advirtió que las mujeres deberían ocupar el
58% de los cargos de conducción.

“Porque
las afiliadas representamos el 58%, porque somos mayoría en el Estado y en las
marchas, pero sólo cuatro de nosotras dirigen algunos de los 23 consejos
provinciales más el consejo directivo de la Capital Federal. En ATE, el 33% de
nuestra participación en lugares de conducción establecida por ley es un piso,
pero también un techo”, manifestó.

Los
datos surgen de una tesis elaborada por León, que demuestra además que las
mujeres mantienen su cargo no más allá de tres períodos como máximo. Y que por
lo general, conducen áreas asociadas a los roles asignados por el patriarcado,
como la de cuidados (formación y administración), finanzas o bienestar social.

“Por
qué”, se preguntó retóricamente. “Porque el movimiento sindical nace del seno
de un capitalismo patriarcal, con pacto entre hombres, en el que se desvaloriza
la palabra de la mujer y las dirigentes reproducen la relación de poder patriarcal.
La mujer necesita formarse en feminismo: la ocupación de un cargo no implica
transformación”, finalizó.

El cuidado en la agenda sindical

“El
tiempo están en disputa. Quien tiene tiempo, ejerce con más coerción el poder:
los ricos sobre los pobres y los hombres sobre las mujeres. Por eso, para
nosotras, las tareas del cuidado son una responsabilidad colectiva”, definió
luego Clarisa Gambera.

La
dirigente de la CTA Capital reveló a su vez porcentajes provenientes del INDEC,
que indican que el 74% de la población mayor de 18 años realiza trabajos no
remunerados. De ese universo, el 76% es mujer.

“Si
bien en el Estado las remuneraciones para una misma categoría es la misma, los
hombres suelen contar con más ascensos o módulos que nosotras”, precisó.

Cláusulas de género en los convenios
colectivos

A
su turno, la abogada laboralista María Terragno relató cómo fue la generación
de cláusulas con perspectiva de género en los convenios colectivos de trabajo.
Una idea surgida desde la Comisión de la Mujer Trabajadora que integra en la
Asociación de Abogados Laboralistas.

Terragno
aclaró que sólo cuatro provincias cuentan con convenio colectivo con
perspectiva de género. Una de ellas es Santa Cruz, donde ATE tiene como
dirigente a Olga Reinoso, una de las panelistas oradoras en el plenario.

Reinoso
mencionó cada una de las incorporaciones que ATE promovió dentro del convenio colectivo
sancionado en 2007. Entre ellas, las licencias por maternidad durante 210 días
y las paternas por un mes, la creación de jardines materno-paternales, la
disposición de dos horas diarias durante un año para la lactancia y la figura
de la violencia laboral, que prevé de días francos para la víctima.

Presupuestos con perspectiva

La
compañera Yanina Grismau de ATE provincia de Buenos Aires realizó una
radiografía sobre la perspectiva de género en el presupuesto donde vive el 40%
de los argentinos. “La ley la incluye, pero su presupuesto es escaso”,
sentenció.

Aún
así, enumeró ciertos derechos incorporados por iniciativa de las estatales,
como el cupo laboral trans, la inclusión de la licencia por maternidad y la de
género dentro de la Ley de Municipios.
 

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

JUJUY

Paro de trabajadores de la Salud de ATE

ATE también pide recategorización; pase a planta permanente; continuidad y mejora de los contratos Covid; la continuidad bono covid; y la revisión de las categorías que no fueron contempladas como corresponde.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL