ATE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Luego de una maratónica jornada, Diputadxs le dio media sanción a la legalización del aborto. La reflexión de Mercedes Cabezas y Clarisa Gambera.

Después de 20 horas de debate, y unas cuantas más de vigilia
en las inmediaciones del Congreso y en las plazas de todo el país, esta madrugada
la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo fue aprobada por 131 votos a
favor, 117 en contra y 6 abstenciones.

Desde las 10 de la mañana del día anterior, las compañeras
de ATE y CTA-A, entre ellas, dirigentas nacionales, de la provincia de Buenos
Aires y de la CABA, se habían comenzado a reunir en la carpa instalada sobre
Avenida Callao, a metros del Parlamento. A lo largo de la jornada hubo
diferentes actividades e intervenciones artísticas: batucada, baile, impresión
de remeras con la frase “lxs trabajadorxs abortamos”, hip-hop de los barrios,
rayuela de derechos, ente otras.

Alrededor de las 6am, con los discursos de cierre de lxs
diputadxs, ya la expectativa y la ansiedad no cabían en los cuerpos. El
seguimiento atento de la sesión era interrumpido por expresiones de hartazgo
ante las alocuciones carentes de argumento jurídico y científico de lxs
anti-derechos, así como de cánticos de festejo cuando se reivindicaba la lucha
colectiva, a las históricas que abrieron caminos y a las jóvenes que forjaron
la marea verde que hoy ganó el debate en las calles, en las escuelas, en las
mesas familiares.

“Resulta afirmativo, se comunicará al honorable Senado”,
dijo el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, luego de la lectura
del resultado. La calle estalló en abrazos, saltos y llanto.

“Estamos felices. Fueron muchas horas de espera, muchos años
de espera, mucha militancia detrás de esta media sanción", dijo minutos después Clarisa Gambera, directora de Género y Diversidad de ATE Nacional. "Las mujeres siguieron
muriendo por abortos clandestinos; en 2018 éramos miles y miles en las calles,
y así y todo nos dieron la espalda. Hoy hay condiciones, estamos en otro momento,
tiene otra composición este Congreso, así que estamos con ganas de terminar este año tan difícil celebrando. Esta es una deuda histórica: yo
llegue a la militancia de la Campaña de la mano de compañeras más grandes que
yo, esta lucha me antecede y es un derecho que gane para mi hija”, expresó ganada por la emoción. 

Desde esas mismas calles que empezaban a vaciarse poco
a poco, la Secretaria de Organización de ATE, Mercedes Cabezas, admitió una
profunda emoción. “Como en 2018, la calle ganó las voluntad de lxs diputadxs
para lograr la media sanción de la ley IVE, para nosotras, como mujeres y
personas gestantes es muy importante porque tuvimos un año muy difícil”, señaló.
Y aclaró: “Somos conscientes de que fue duro para todo el mundo pero si algo
hizo la pandemia fue poner de manifiesto que en  las mujeres hay una afectación diferente. Sobre nosotras recae el sistema de cuidados, los sectores
esenciales abocados a la emergencia sanitaria están altamente feminizados y, luego de luchar por siglos para salir del ámbito privado y ganar el
espacio público, muchas mujeres se vieron obligadas a estar nuevamente en sus hogares,
con el retroceso histórico que eso implica”. “Por eso terminar el año con un
avance en los derechos de las mujeres no es menor”, subrayó.

La dirigente destacó: “esto no hubiera sido
posible sin los movimientos de mujeres y diversidades, y sin los debates que
hemos dado las mujeres desde lugares como Encuentro Nacional de Mujeres, que nació
como un encuentro espontáneo, y que hoy además incluye a las diversidades y que
decimos que es plurinacional. En esos espacios se gestó esta lucha, en algún
punto hasta desde la clandestinidad porque no eran orgánicos de ninguna
organización, pero eran fruto del debate de miles y miles de mujeres que querían
reencontrarse y debatir la situación de las mujeres en la vida cotidiana, en
las calles y en cada uno de los barrios del país. Producto de ese debate es  que estamos conquistando derechos, como tantos
otros que se han conquistado y tantos otros que están por venir”.

Gambera, en tanto, se refirió al empuje que se logró
construir en el movimiento sindical. “Las compañeras de las distintas centrales
de la Argentina venimos encontrándonos para construir feminismo en los sindicatos,
que es muy difícil. En nuestra central el debate por el aborto estaba mucho más
avanzado pero en otras organizaciones era difícil y las compañeras desde esta
identidad que fuimos tejiendo de unidad de las trabajadoras, de feminismo  popular, se plantaron a dar ese debate al
interior de sus organizaciones”. “Para nosotras –añadió- la unidad de las
trabajadoras es la posibilidad de decir que vamos a ponernos a debatir el
sindicalismo también desde esta construcción enorme que es el feminismo, que es
capaz de transformarlo todo y que ahora conquisto el derecho a decidir, que si
bien falta el Senado, hay condiciones”.

“Creemos que en el 2020 conquistamos este derecho que nos
adeudaban, que no es solamente abortar sino también es el derecho a la
soberanía, por eso la marea verde abrió un sinfín de demandas. Es una nueva
etapa que nace con esto y que tiene que ver con las nuevas generaciones y el
enlace con las que estaban antes, y eso es muy emocionante también”, manifestó.

Cabezas también expresó la expectativa puesta en el 29. “Queremos
que sea ley para poder finalmente decir que tenemos educación sexual para
decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir”.

“Sabemos que es una tarea dura la que viene en Senadores,
pero también sabemos que en estos dos años fuimos capaces de sostener el debate
público, sacar el tabú de la discusión sobre el aborto, echar luz sobre la
situación de miles de mujeres que se mueren en abortos clandestinos. Por eso
esperamos tener una resolución positiva y la sanción para esta ley de la que todas
nos sentimos parte”, afirmó la dirigenta.

Presentes

De la extensa jornada participaron un sinnúmero de dirigentes
que dijeron presente para respaldar la lucha. Por ATE: Hugo “Cachorro” Godoy,
Secretario General (y Adjunto de la CTA-A); Estérea González, Secretaria de
Finanzas; María José Cano, directora del Departamento de Derechos de los
Pueblos; los dirigentes nacionales César Baliña, Marcelo de Rito y Pablo
Spataro (además secretario general de la CTA-A Capital); Oscar De Isasi,
titular de ATE bonaerense; Vanina Rodríguez, adjunta del CDP, Alicia Meynard,
Secretaria de Género bonaerense. Por la Central, estuvo su Secretario General,
Ricardo Peidro y Claudia Baigorria, Adjunta; así como Silvia León, Secretaria
de Género e Igualdad de Oportunidades; Carlos Alberto González, Secretario de Organización;
Viviana García, entre otrxs.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL