ATE

Trabajadoras nucleadas en ATE Rosario detallan que no hay agua, luz, teléfonos, hay zonas con riesgo edilicio y carecen de directivas políticas. El sindicato exigió respuestas inmediatas. La respuesta fue que se tomen vacaciones.

Haciendo ochava en la Avenida Presidente Perón 6699, se encuentra el derruido edificio del área dependiente de Desarrollo Social de la Provincia, donde una docena de trabajadoras y trabajadores hacen lo que pueden para ejercer una función nodal: controlar y asistir en lo vinculado a hogares, refugios y asistencia para adultos y adultas mayores.

Esas y esos laburantes van a exigir a los hogares condiciones de higiene y seguridad con las que ni siquiera cuentan en su propio espacio de trabajo. En DiPPAM no hay agua, no hay luz, carecen de teléfonos, hay áreas del edificio en caída libre y todo representa un riesgo para quienes a diario transitan el espacio. En la DiPPAM, para dar claridad, ni siquiera hay papel higiénico.

Ante las altas temperaturas, no les quedó otra opción que retirarse del lugar al mediodía. Por ello recibieron quejas de las autoridades radicadas en Santa Fe capital, que no dan directivas políticas claras hace varias gestiones.

El diagnóstico de quienes trabajan en penumbras, es que el objetivo es vaciar la dependencia hasta extinguirla. Algo que sería altamente nocivo en un área de cuidado de adultos y adultas mayores que debe ser controlada para evitar que situaciones de permanencia miserable, maltrato y abusos. Vale resaltar: esta es el la dependencia oficial que fiscaliza hogares oficiales y habilitaciones de hogares privados, además de atender demandas particulares (o casos sociales).

“Hasta aquí llegamos con el reclamo y oídos sordos desde Santa Fe. Ahora se pidió un presupuesto que estamos esperando que el electricista lo mande. Nunca tenemos comunicación o respuestas concretas y mientras tanto estamos acá, sin agua, sin luz, sin insumos. La verdad que imposible estar acá”, detalla Silvia Smania, afiliada a ATE Rosario del área. “Con respecto a autoridades no hay nadie acá. Tenemos una Directora Provincial que tiene base en Santa Fe y jamás viene”, afirma.

“Hay una idea de vaciamiento del espacio. Y sí, sin recursos, nosotros hacíamos las supervisiones con nuestro auto, todo muy a pulmón. Hoy por hoy no estamos con funciones, porque no vienen o porque no nos responden. Nos pidieron hacer una propuesta de trabajo territorial allá por el mes de marzo y nunca nos dieron el ok para desarrollarlo. Es evidente y claro: con respecto a la parte de las autoridades y de quienes están en Santa Fe presentando esta situación insostenible de querer trabajar y no delegarnos nada”, suma Ana Herrera.

“Estuvimos en el lugar, es una situación tremenda. Por eso desde ATE Rosario presencial y vía escrita exigimos una reunión urgente con Lucía Billoud, que es la Directora del área; con el Secretario de Políticas de Inclusión, Fernando Mazziotta; y con el propio Ministro Danilo Capitani, solicitando primero el arreglo inmediato de las falencias, segundo directivas políticas serias y claras con condiciones dignas de trabajo y que se garantice la continuidad de esta dependencia con todas las trabajadoras y trabajadores poniéndole fin al vaciamiento”, cuenta la Secretaria General de ATE Rosario, Lorena Almirón.

Al momento, la respuesta desde Santa Fe a los reclamos fue por mail y rezaba: “Atento a lo expuesto. A partir de mañana todo personal de seguir instando a no asistir todo agente que haga lugar a ello se deberá tomar su licencia anual ordinaria” (SIC). Vacaciones forzadas sí, pero de arreglos elementales, aún no hay novedades.

Equipo de Comunicación ATE Rosario

NOTICIAS RELACIONADAS

Rosario

25N: ¡las calles son nuestras!

La jornada culminó con un acto, presentaciones artísticas, la lectura de una proclama y una treintena de oradoras que plantearon las perspectivas de sus espacios organizativos.

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL