ATE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Se establece que las trabajadoras sean reincorporadas “al plantel de planta en la categoría que ostentaban, garantizando condiciones dignas y equitativas de labor”.

Las trabajadoras de la Municipalidad de Corzuela, afiliadas a la ATE Chaco, tuvieron un nuevo fallo a su favor en su reclamo a reincorporación a planta permanente.

En esta oportunidad, la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Resistencia intimó al intendente de dicha localidad, Rafael Carrara, a cumplir en el plazo de dos días con lo ordenado por la Resolución N°210, emitida en mayo de este año. La misma ordenaba reincorporar a las cinco trabajadoras municipales despedidas de manera irregular a principios de 2021 a través de una sesión especial del Concejo Municipal.

Como hace casi cinco meses que el jefe comunal desobedece este mandato judicial, la Cámara lo intimó a reconocer el fallo bajo apercibimiento de aplicación de multas por cada día de retraso y de correr vista a un fiscal de investigación penal por eventual incumplimiento de orden judicial.

Se establece que las trabajadoras sean reincorporadas “al plantel de planta en la categoría que ostentaban, garantizando condiciones dignas y equitativas de labor, y la percepción de sus haberes hasta tanto recaiga sentencia definitiva en la acción principal”.

Tras el dictado de la anterior resolución, las trabajadoras se habían presentado en el municipio de Corzuela para trabajar, pero no se les había permitido ingresar a su lugar de trabajo. En ese contexto, dejaron asentada la denuncia por el incumplimiento de la medida judicial ante la comisaría local.

“Sistemáticamente existe un rechazo judicial a cada uno de los planteos de la Municipalidad de Corzuela. Sin embargo el intendente no cumple lo que ordena la Justicia, generando multas y deudas para el pueblo de Corzuela”, explicó la abogada que lleva el caso por parte de ATE Chaco, Ivana Balberdi.

Carrara acumula denuncias por violencia laboral, psicológica y persecución política, agravada por razones de género, contra las trabajadoras municipales nucleadas en el sindicato. “La violencia institucional que Carrara, junto al equipo que le responde, ejercieron sobre las trabajadoras les ha causado un enorme daño físico, emocional y psicológico, además de económico. Hay un claro ensañamiento político y de género contra las compañeras”, expresó por su parte el secretario General del CDP, Mario Bustamante.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Nacional

Histórico: ATE logró 1911 pases a planta en INTI

Así lo anunció el Ministro de Desarrollo Productivo y la Secretaria de Gestión y empleo público de la Nación. Luego de años de resistencia y desguace al organismo por parte del macrismo, las y los trabajadores pasarán a planta permanente.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL