ATE

CATAMARCA// El pasado 22 de marzo tuvo lugar en la provincia de Catamarca el primer Foro Nacional de trabajadores contra la megaminería a cielo abierto, el saqueo y la contaminación. Del encuentro, organizado la CTA, participaron dirigentes sociales y sindicales de las provincias en donde se desarrollan emprendimientos mineros.


Si bien este Foro surgió como respuesta a la política de profundización de la megaminería en la Argentina con la creación de la Organización Federal de Estados Mineros, en el encuentro se trabajó sobre la solidaridad entre los pueblos que vienen luchando contra la destrucción de sus comunidades, al tiempo que se aprobaron distintas iniciativas para nacionalizar el debate y avanzar hacia la construcción de poder propio y de una propuesta de desarrollo propia para la sociedad.
""
Abrió el encuentro Arnoldo Núñez, Secretario General de la ATE y la CTA de Catamarca, quien interpeló a la gobernadora de esa provincia, Lucía Carpacci, por los episodios de represión que se produjeron en Andalgalá y Tinogasta: “Le preguntamos qué se siente golpear a los compatriotas”, y agregó que este Foro es una respuesta de los trabajadores a esa violencia institucional. “En este foro tiene que salir a lo largo de sus discusiones la verdadera propuesta que vamos a llevar a los trabajadores y sobre todo a los pueblos de la provincia y del país que están sufriendo las consecuencias de la política megaminera”, aseguró el dirigente.

Fernando Acosta, Secretario General de ATE y CTA Jujuy, consideró que el encuentro se pensó como un debate abierto “para poder lograr un plan de acción y darle la posibilidad de actuar sobre el conflicto a la clase trabajadora. Al día de hoy hay 12 provincias que tienen una presencia muy importante en esto que es la lucha de los pueblos, que en definitiva es luchar por la vida”, y agregó: “Queremos incluirnos en este debate con una opinión de los trabajadores”.

Acosta también señaló: “Cuando planteamos la discusión como clase, enfrente tenemos otra clase, pero no alcanza con una identificación de la clase, también son necesarios la preparación y la organización, el poder y la fuerza necesaria para poder lograr los objetivos. Acá estamos desde Tierra del Fuego hasta Jujuy en este encuentro contra el saqueo de la megaminería, y vamos a plantear un plan de acción y la organización que necesitamos para vencer en esto, porque si nos va bien, nos va bien en la defensa de la vida”.

A su turno habló José Rigane, Secretario General de FETERA y Secretario Adjunto de la CTA Nacional, quien planteó: “El tema de la megaminería a cielo abierto, de la energía nuclear, de las empresas hidroeléctricas, son viejos temas de discusión, y en buena hora que la Central genere estos espacios para el debate y para planificar una agenda en común. Necesitamos estar con la cabeza abierta, pensar que no manejamos ninguna verdad absoluta, sino que con el aporte colectivo vamos a tener el mejor resultado para el beneficio de los sectores populares”. Rigane, ubicó esta problemática en el marco de la crisis del sistema capitalista, que implica “crisis de los alimentos, del sistema financiero, de los recursos energéticos, crisis del sistema que siempre va en búsqueda de mayor tasa de ganancia para los que detentan el poder, para lo cual aplican políticas de mayor explotación, de mayor sometimiento, o como en Europa, con la quita de los beneficios para los sectores de trabajadores”.
""
Rigane señaló que el sistema necesita políticas para abortar cualquier intento de cambiar de sistema y por eso aplica políticas clientelares, “científicamente estudiadas para ese objetivo”, entre otras políticas de ajuste a la clase trabajadora y de depredación de recursos al punto que “este sistema pone a todos al borde de la muerte”.

Luego de la apertura, comenzó el panel integrado por Marta Maffei, fuerte impulsora de la Ley de Glaciares en su gestión como Diputada Nacional (2003-3007) y ex Secretaria General de CETERA y de la CTA Nacional; Tomás Raffo, investigador del Instituto de Estudios y Formación (IEF) de la CTA Nacional; Horacio Machado, docente e investigador del CONICET; y José del Fradi, Secretario General de la CTA de Jujuy y Secretario Adjunto de la CONADU Histórica. Coordinó el panel Hugo Godoy, Secretario Adjunto de ATE Nacional.

Godoy, presentó a los panelistas y acentuó: “Este encuentro surge para ir unificando expresiones con el objetivo de lograr una estrategia nacional con el conjunto del pueblo, y también como respuesta a una iniciativa del gobierno que generó la organización de los Estados petroleros y mineros después, y creemos que en esta iniciativa hay una perversa maniobra de consolidar y profundizar una estrategia que se forjó en el ‘94”.

El dirigente relacionó este hecho a la acción del gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, quien inauguró en el mismo día del foro las instalaciones físicas de la sede del Comando Sur de Estados Unidos en esa provincia argentina “con la excusa de trabajar en el marco del Programa de fortalecimiento provincial de emergencias”. “Somos parte de esta confrontación y esta noticia confirma la estrategia de fragmentación del país”, señaló Godoy.

Del Consenso de Washington al de Pekín

Horacio Machado, quien editó un libro junto a otros investigadores sobre los mitos y verdades de la megaminería, consideró que “la problemática de la megaminería trasnacional a cielo abierto, no es sólo una cuestión ambiental, sino que están en juego los medios de vida”. Machado marcó: “Tenemos un problema filosófico de fondo. Nosotros tenemos una idea de producción de riqueza que está dado vuelta, le llamamos progreso a la destrucción y trabajo a la alienación”.

El académico analizó el tema ambiental desde un punto histórico: “Es clave en la agenda mundial a fines de los ‘60 y comienzos de los ‘70, ya que en esa época hay una avanzada de los países de América Latina por la recuperación de la soberanía de los recursos naturales que va a ser decisiva. En el año ‘64 a Getulio Vargas la nacionalización de hidrocarburos le vale el golpe de estado, que inauguró la ola de terrorismo en el continente. El otro hecho fue el intento de nacionalización del cobre por parte de Allende. Esto fue demasiado para el imperio, y la CIA con Pinochet instalan el golpe del ‘73 y al año siguiente, en el ‘74, decretan un nuevo código minero”.
""
Machado consideró central a ese punto: “Quien dispone de la energía; estamos diciendo petróleo, gas, agua, eso es energía; dispone del poder, y esto los gerentes del capitalismo lo saben perfectamente. Por eso los intentos de nacionalización produjeron la reacción del imperio: Primero con los golpes militares y luego, en la década del ’90, tenemos el territorio puesto a disposición para el capital trasnacional. Las leyes mineras que empiezan en los ‘70 con Pinochet en Chile, fueron los primeros lineamientos que el Banco Mundial se encarga de expandir en los ‘90 para toda América Latina. En ese sentido, Menem y Gioja, que sancionan la legislación minera de nuestro país, no son el origen de la cuestión, sino que ya estaba antes con Martínez de Hoz en los ‘70 y ’80. Martínez de Hoz entonces escribe un libro donde promueve un nuevo régimen para el desarrollo de la minería en el país, alentando la inversión de capitales extranjeros”. El académico luego agregó: “Lo que es difícil de aceptar es que un gobierno que se dice nacional y popular asuma una política que tiene que ver con el terrorismo de Estado y con la política del imperio”.

Machado aseguró: “Hoy estamos viviendo las consecuencias de un Estado neocolonial. Un Estado que no tiene soberanía no es un Estado, no dispone de su suelo, ni de su subsuelo, ni de la capacidad de dictar legislación, porque son leyes que nos fueron impuestas, legalizando el saqueo. ¿Cómo es posible que las reservas geológicas pasen a ser parte de los caciques de las provincias? Cuando discutimos glaciares estamos hablando de cuencas hídricas, no se puede discutir sobre cada provincia, se necesita una gestión nacional”.

El investigador remarcó que el “neoliberalismo tiene su origen con la crisis ecológica que tuvo que ver con el intento de recuperar la soberanía de los países. Y está continuando en el 2000 con el neo-extractivismo”. “Del consenso de Washington pasamos al de Pequín. Es increíble que hablemos de desarrollo cuando lo que estamos haciendo es vaciando nuestros recursos, ni siquiera producimos la energía que necesitamos, sino que la estamos importando. Somos una colonia, no tenemos soberanía. Estamos luchando por la soberanía del presente y del futuro que es lo que está en juego”, concluyó Machado.

El boom minero

A su turno, Tomás Raffo realizó un informe detallado sobre la realidad minera en términos económicos e indicó que “los siete proyectos megamineros más importantes en la Argentina tienen una riqueza de reservas estimada en 250 mil millones de dólares, la mitad de toda la riqueza que se produce en un año”. Además aseguró que “el Estado nacional no recibe prácticamente nada y los Estados provinciales sólo 2.800 millones de pesos, que representan el 8% de sus ingresos”.

“Lo que se trata de discutir no es minería sí o minería no, sino el contenido y la forma del desarrollo minero”, señaló Raffo y agregó que desde el 2003 se está experimentando una suerte de “boom minero”, al punto de que “hoy estas empresas se constituyen como uno de los principales actores de poder que toman decisiones en el país”. “En el año ‘97, de las 200 empresas más importantes de la Argentina no había ninguna minera, en el 2003 son tres y en el 2010 ya son 6 las empresas mineras las que se encuentran en el ranking de las empresas más poderosas de nuestro país”, aseguró Raffo.
""
“Se trata de una estrategia económica, de producir commodites metalíferos para el desarrollo industrial de otros países que nada tiene que ver con las necesidades de nuestro pueblo” concluyó el economitsta.

La actividad más contaminante del planeta

Marta Maffei, por su parte, planteó las consecuencias socio-ambientales que genera este sistema desde “el lugar de un trabajador”, ya que “defender a un trabajador no es solamente defender el salario o la estabilidad, sino que es también defenderlo de las condiciones y del medio ambiente de trabajo que llevan a la enfermedad”. “Defendemos la salud del trabajador y del planeta que, como dice Leonardo Boff, es la única casa común que tenemos todos”, explicó Maffei.

La dirigente remarcó que “están en riesgo todas las especies: La humana, la animal y la vegetal” y dijo: “Al mismo tiempo estamos absolutamente rezagados en la apropiación del conocimiento, ya que en esta disputa los medios de comunicación no se preocuparon en difundir, sino que pusieron la pelea en términos económicos, a ver si las inversiones eran buenas o malas, qué ventajas había que darle al capital para que se quedara, qué zonas de nuestro país íbamos a sacrificar para que se contaminara, qué seres humanos se debían sacrificar en aras del crecimiento de los grupos económicos que como buenos tarados les abríamos la puerta del país para que se enriquecieran”.

Maffei también señaló que “la minería a cielo abierto es la actividad humana considerada como la más contaminante para el planeta tierra”, y que ésa es la razón por la cual en los países del norte se comenzó a prohibir y en consecuencia se empezó a desarrollar en nuestros países, en donde consideran que la expectativa de vida es menor. “En las sociedad donde se ha aceptado la muerte temprana como parte constitutiva de la vida se impulsan estos proyectos porque consideran que la muerte se va a notar menos”, dijo la dirigente.

“El neoextractivismo son las nuevas formas de abrirle las venas a América Latina, las nuevas formas de sacarnos gota a gota las riquezas con el traslado de las industrias sucias, de este tipo de minería en la que hay que destruir la piedra, molerla, agregarle químicos, con sistemas tecnológicos que hacen el neo saqueo de nuestros bienes, y después está la industria química, clave de las contaminaciones que nosotros padecemos. Y en esto está la complicidad de los gobiernos, la corrupción empresaria. El rol del capitalista es ganar, el problema es que el único objetivo de un gobierno sea ganar, y que para ganar no le importe lo que nos pasa a todos nosotros. En esa línea mienten sobre lo que hacen, sobre el cuidado del medio ambiente, el cuidado de los trabajadores. Penetran las universidades, penetran los medios de comunicación, hacen espionaje y persecución sobre los pueblos”.

Finalmente, Maffei señaló que “la nacionalización no resuelve el tema de la contaminación. En materia de contaminación hay que ir más allá que la pelea de la nacionalización, hay que pelear por una nacionalización sustentable, con un nuevo modelo de desarrollo”, y agregó: “Necesitamos definir cuáles son las necesidades que tiene la Argentina, no las de China, España o Inglaterra”.

Regionalizar los debates

Por su parte, José del Fradi planteó: “Necesitamos un proyecto como trabajadores que nos diga qué tipo de energía vamos a usar, qué tipo de bienes naturales vamos a explotar, y qué tipo de uso le vamos a dar”.

“Salió la gobernadora a decir que en Catamarca no se usa cianuro”, cuestionó Fradi y agregó: “Se usa cianuro en la minería desde hace años”. En ese sentido, comparó la situación con Jujuy: “Pasa algo muy sencillo, nos prometen que las nuevas cosas que se van a hacer se harán sin contaminación, pero no se aguanta el olor a mierda de la celulosa a pocos kilómetros de la ciudad”.
""
El dirigente también dijo: “Tenemos que poner coto a algunas cosas, necesitamos regionalizar este tipo de reuniones, necesitamos sumar saberes técnicos para tomar posicionamientos. Tenemos que debatir cómo garantizar los servicios de la gente, cómo pedimos incorporar la opinión de la gente en todas las actividades que nos perjudican”.

“Hay que hablar de otros tipos de contaminaciones también, de las fundiciones de plomo, hay que cuestionar y debatir todo. Necesitamos una agenda de coincidencias, lo lógico sería que saquemos la mejor posición que nos permita avanzar en la misma dirección”, argumentó el docente, y luego agregó: “Experimentemos, busquemos, no hay una única realidad, seguramente si nos sumamos todos cuando veamos cuál es la misma realidad nadie nos va a poder detener”.

Instancia de debate y propuestas organizativas

Luego del panel expositor se realizó un plenario en donde expusieron representantes sindicales de las provincias de La Rioja, Catamarca, Jujuy, Chubut, Santa Cruz, Salta, Río Negro, Tierra del Fuego, Mendoza, San Juan, Neuquén, Santiago del Estero, Buenos Aires, Capital Federal y de las asambleas que luchan contra la megaminería como el caso de la Asamblea el Algarrobo de Andalgalá.

Se destacó que este fue un primer encuentro de debate que se dará a lo largo y ancho del país, para construir una propuesta de los trabajadores para el conjunto de la sociedad, en contra del saqueo de los bienes comunes y fundamentalmente por la construcción de una Nación justa, soberana y un pueblo libre. En ese marco se delinearon las siguientes iniciativas:

– Avanzar desde la Central de Trabajadores de cada provincia en la organización de estos encuentros o foros en todo el país, organizándolos por regiones, a lo largo de por lo menos tres regiones: norte, centro y sur del país.

– Manifestar nuestra solidaridad y respaldo a todas las luchas que se vienen desarrollando, asambleas, cortes y toda acción definida por los trabajadores y el pueblo para enfrentar el saqueo y la contaminación.

– Orquestar medidas de articulación con las distintas organizaciones que el pueblo se ha venido dando en estos años; sindicales, sociales, asamblearias, para fortalecer el nivel de unidad popular en la resistencia y para la propuesta de una sociedad de nuevo tipo.

– Integrar en el desarrollo de este debate las distintas cosmovisiones, porque implica un debate de las distintas expresiones multiculturales de nuestros pueblos.

– Construir un plan de comunicación que articule las distintas experiencias comunicacionales de nuestras organizaciones para difundir nuestras visiones y propuestas a lo largo de todo el territorio.

– Promover la construcción de una nueva matriz productiva para una Nación soberana.
 Comenzar a construir un foro o un frente por la vida, por la soberanía, contra el saqueo y la contaminación, contra la megaminería y otras formas del saqueo y la contaminación.

– Construir un Congreso multisectorial que unifique las luchas contra el saqueo, y avanzar en el camino hacia la Constituyente Social como perspectiva para una nueva institucionalidad para la felicidad y la soberanía de nuestro pueblo.

Prensa ATE y CTA – 24/03/2012

NOTICIAS RELACIONADAS

(NULL)

Litio: El Oro Blanco

por CRISTIAN MATIAS BRIZUELA, SEC. GENERAL CTA A JUJUY El litio como esperanza alternativa para reemplazar a los combustibles contaminantes, fue descubierto en el año

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

IDEP

Informe de Ejecución Presupuestaria en el 1° trimestre de 2024: Un ajuste inédito

En un nuevo trabajo lanzado por el Instituto de Estudio sobre Estado y Participación (IDEP) de ATE, lxs compañerxs del instituto observaron, entre los aspectos más salientes de la ejecución presupuestaria durante el trimestre, una caída real de la recaudación, ajuste del gasto público, gasto de capital, transferencias corrientes a provincias y subsidios a la energía y transporte.

Leer Más >>

PERIÓDICO MENSUAL