ATE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
En línea con la legislación más avanzada en materia de derechos, el nuevo formulario permite la opción de registrar el género y el nombre autopercibido.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) presenta su nueva ficha de afiliación con perspectiva de Género y Diversidad en la que se permite la opción de incluir el nombre y género autopercibido, sin ser obligatoria la especificación en este último caso.

Se trata de una iniciativa del Departamento de Género y Diversidad, en articulación con el Departamento de Finanzas, y con el asesoramiento de la Coordinación de Promoción del Empleo para las Personas Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Subsecretaría de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

Se enmarca en un contexto de ampliación de derechos, con la Ley de Identidad de Género, la Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti-Trans y el reciente Decreto presidencial N°476/21, que incorpora la nomenclatura “X” en el Documento Nacional de Identidad (DNI) y en el Pasaporte, como opción para todas las personas que no se sientan comprendidas en el binomio masculino/femenino.

Click acá para ver la ficha

Principales modificaciones

-Nombre autopercibido

La nueva ficha contiene un campo destinado al nombre autopercibido. Se enmarca en la responsabilidad que asume nuestra organización para garantizar el estricto cumplimiento del artículo 1 de la Ley 26.743 de Identidad de Género. Esto es: resguardar el derecho de toda persona al reconocimiento de su identidad de género, al libre desarrollo de su persona, a ser tratada de acuerdo con la identidad de género autopercibida y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto del/ los nombre/s de pila, imagen y género con los que allí es registrada.

A su vez, de esta manera, ATE se ajusta a lo dispuesto en el artículo 12 de la misma norma, que establece el principio de trato digno, con el objeto de garantizar el respeto a la identidad de género adoptada por las personas que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad.

Siguiendo esta norma, en todos los casos en que la persona deba ser nombrada en público deberá utilizarse únicamente el nombre de pila de elección, que respete la identidad de género adoptada.

Esto significa que tanto en la ficha como en la credencial de afiliación deberá figurar únicamente el nombre de pila adoptado por la persona.

Para ello, tanto delegadas/es/os como personas que asistan en el proceso de afiliación y sean quienes acerquen la ficha, deberán estar capacitadas en una perspectiva de Género y Diversidad, a fin de cumplir con el trato digno, explicando el sistema de registro y respetando tanto la identidad de género como la identidad sexual de la persona.

-Género

La incorporación de esta variable también responde a la ley de Identidad de Género.

Tomando como referencia la incorporación de la diversidad de género en los sistemas informáticos universitarios, incorporamos las variables de géneros y diversidad al formulario de afiliación, en una apuesta por la inclusión de todas las identidades, descartando la categoría “sexo”, de carácter biologicista y binario.

Incorporamos también las categorías de orientación sexual como identidades políticas porque consideramos que esa división entre la identidad de géneros y la orientación sexual fue pensada con fines pedagógicos, pero en la práctica, la identidad se construye siempre teniendo en cuenta una multiplicidad de factores: de territorialidad, étnicos, de género, clase, oficio, trabajo, entre otros.

Así, por ejemplo, se incluye el género «lesbiana», en tanto persona que constituye su identidad de género y modos de existencia desde su afectividad y deseo hacia otras lesbianas y/o mujeres, situando esta identidad por fuera de la heterosexualidad obligatoria. Estas dinámicas estructuran rasgos que involucran la identidad de género.

Por supuesto que al nombrar siempre se corre el riesgo de dejar afuera algunas personas, por eso incluimos la opción “Ninguna de las anteriores, especifique” con un campo de texto libre a completar.

Sabemos que lo ideal para algunas personas sería colocar una categoría abierta o incluso borrar la categoría género de los formularios. Pero mientras sigan existiendo la violencia y discriminación hacia mujeres y personas LGBTIQ+ estas categorías nos sirven para visibilizar no solo las identidades sino las desigulades estructurales que existen en nuestra sociedad.

Cabe destacar que este campo no es obligatorio, sino que se incluye a fines estadísticos, con el objeto de visibilizar la desigualdades estructurales que perduran en nuestra sociedad. Por ello, también está la opción prefiero no responder.

-Lenguaje Inclusivo

El modo en que hacemos uso del lenguaje nunca es neutral en relación a los géneros e identidades: todo aquello que no nombramos o nombramos de manera poco inclusiva, queda fuera de nuestras enunciaciones y se vuelve invisible.

En ese sentido, la ficha de afiliación está escrita en lenguaje inclusivo, como una apuesta a contribuir a la creación de una realidad más inclusiva. En un esfuerzo por cambiar el lugar hegemónico dado a los varones (androcentrismo), reconociendo diversidades y disidencias, utilizaremos la “a”, la ”e”y la “o” en las palabras que contengan una marca de género (por ejemplo: jubilada/e/o).

De las diversas formas que puede tomar el lenguaje inclusivo hemos optado por tomar a la “e”, ya que el uso de la “x” haría que el material en su versión digital no fuese posible de lectura para personas no videntes.

Hacia la igualdad de género en nuestro sindicato

Clarisa Gambera, directora del Deparamento de Género y Diversidad de ATE Nacional, explicó que esta propuesta “forma parte del conjunto de acciones que estamos llevando adelante desde el Departamento de Géneros y Diversidad Nacional para desarmar estereotipos y promover la igualdad de género en nuestro sindicato, reflejando los acuerdos normativos, conceptuales y políticos más avanzados en materia de derechos”. Asimismo, “para romper con el binarismo y visibilizar, asumiendo los debates que el movimiento LGBTTIQ+ abre, y como parte de un proceso que como ATE definimos transitar”.

La dirigente precisó que la iniciativa surge de un trabajo de articulación.Hicimos una propuesta y fuimos recogiendo sugerencias y debates. También nos reunimos con el área de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad para articular criterios, y también avanzar en capacitaciones que puedan acompañar este proceso que involucra acciones al interior del sindicato, como esta modificación de la ficha y en los sectores de trabajo, organizando instancias que puedan acompañar la implementación de la Ley de Cupo Laboral Travesti-Trans”.

Mercedes Cabezas, Secretaria de Organización de ATE, también ponderó la medida que “parte de reconocer que la discriminación y violencia hacia las diversidades sexuales aún existe en los ámbitos laborales, obstaculizando el acceso al empleo y la permanencia en el mismo, especialmente para personas travestis y trans”. “Sabemos además que que esta problemática se complejiza hacia el interior del territorio nacional, existiendo una gran asimetría”, añadió.

Cabezas también destacó el trabajo articulado con el MMGYD e indicó que la iniciativa “se encuentra acompañada de una capacitación a las juntas internas del CDN en articulación con el Ministerio, para implementar la perspectiva de géneros y diversidad en nuestra ATE y fortalecer nuestro rol fundamental de acompañamiento a les compañeres que ingresan en el Estado”.

Tenemos la ley, sólo debemos cumplir con ella”

Así lo señaló Estérea González, Secretaria de Finanzas del Consejo Directivo Nacional, una de las áreas implicadas en la confección de la nueva ficha. “Dentro de las funciones de la Secretaría de Finanzas, una de las funciones es llevar el control de altas y bajas de las, los y les afiliadas/os/es, además de la confección y entrega de los carnet de afiliación. Teniendo en cuenta la Ley de Identidad de Género 26.743 y a pedido del Departamento de Género se realiza un nuevo formato de planilla de afiliación para incluir a todos los géneros”, explicó.

González recordó un hecho que marcó un antes y después en cuanto a la perspectiva de género del sindicato: “El 4 de junio, desde la seccional Andina Sur en la provincia de Río Negro, se nos pidió por primera vez en el país un carnet de afiliación con cambio de identidad de género y rápidamente se trabajó y se cumplió con la ley a pedido de la afiliada”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL