ATE

Los trabajadores estatales, tanto los que dependen del Gobierno de la Ciudad como del Estado Nacional, realizaron un paro con movilización a la Jefatura de Gobierno porteña y a la Secretaria de la Gestión Pública para reclamar un aumento salarial del 40 por ciento y la apertura de paritarias libres y democráticas.

El secretario general de ATE Capital Federal,
José Luis Matassa, con respecto del escenario paritario, denunció: “Son muchos
los años de retraso salarial, con aumentos que se discuten en el gobierno
nacional y de la ciudad de espaldas a los trabajadores, negando un proceso
inflacionario que siempre hemos visibilizado”.

Además del 40% de aumento salarial desde la ATE
capitalina mantienen el reclamo de que ningún Trabajador cobre por debajo de la
Canasta Básica de Consumos Mínimos, estimada en $12.000; el pedido de una Suma
Fija de emergencia de  $4.000; rechazo a la  precarización laboral; por el 82% Móvil a los
jubilados; no al Impuesto a las Ganancias; y por los Jardines Maternales para
todos los compañeros.  

Seguidamente afirmó: “Somos los trabajadores los
que mantenemos el Estado funcionando con nuestra fuerza de trabajo. Y luchamos
todos los días porque sirva al pueblo y no a las grandes corporaciones, como lo
hacen Mauricio Macri y Cristina Fernandez de Kirchner. Por eso peleamos en la
calle por el salario, la planta permanente y las condiciones laborales; estas
son las estrategias para enfrentar a los gobiernos que son nuestros patrones”.

La jornada de movilización empezó en las puertas
de la Subsecretaria de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires, donde el compañero
Edgardo Castro, sostuvo que  “lo único
que nos garantiza sostener nuestras Juntas Internas es la lucha y la
organización, por eso exigimos la inmediata reincorporación del compañero Hugo
Reyner, despedido sólo por pertenecer a ATE”.

No a despidos
y traslados impulsados por Macri y Grindetti en el INDEC porteño

La ATE capitalina se concentró en la  puerta de Estadística y Censos de la Ciudad de
Buenos Aires, para continuar la pelea por la reincorporación a sus puestos de
trabajo de los compañeros despedidos y trasladados.

Desde el gremio acusan que en el organismo, a
cargo del Ministro de Hacienda Néstor Grindetti,  “hay un continuo maltrato a los trabajadores
por parte de autoridades y abusos de poder de jefes, que se producen a través
de persecución, discriminación, traslados y despidos”. También acota el gremio “existen
un gran trabajo precarizado con  salarios
muy por debajo de la canasta familiar”.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL