ATE

237 alumnos y alumnas recibieron sus diplomas en un emotivo acto en el Consejo Directivo Nacional.

Ayer por la tarde, 237 alumnos y alumnas recibieron sus
certificados en el Anfiteatro del Consejo Directivo Nacional luego de haber
cursado las diplomaturas en ‘Discapacidad como Categoría Social y Política’, ‘Feminismo,
Trabajo y Políticas Públicas’ y ‘Ciudad, Territorio y Políticas Urbanas’.

Con el anfiteatro desbordado, y con un clima de alegría y
emoción, los alumnos y alumnas junto a sus familiares festejaron tras compartir
las clases durante todo el año. Las diplomaturas estuvieron dirigidas no solo a
afiliados de ATE y la CTA-A, sino que fueron abiertas y gratuitas para el
público en general.

La experiencia compartida entre las universidades y las y
los trabajadores de los territorios atravesó las clases y fue parte de la
dinámica con la que se trabajó durante todo el año.

“Las formaciones que los trabajadores y trabajadoras querían
hacer, sus demandas y propuestas fueron lo que impulsaron a que se elijan estas
diplomaturas y no otras”, señaló Marcela Romano, de ATE Universidades.

Si bien los certificados entregados a las y los estudiantes
fueron otorgados por las universidades, los contenidos se articularon entre ATE
y la universidad.

El acto de cierre

La mesa de apertura del acto estuvo a cargo de Daniel
Godoy  quien destacó: “Estamos muy
contentos de formar parte de este trabajo. Felicitaciones a más a de doscientas
compañeras y compañeros que han cursado. Venimos muy contentos de la provincia
de Buenos Aires de donde egresamos varias cohortes de licenciados y licenciadas
en enfermería en un convenio con la Universidad de Lanús  y en ese sentido nada es casual ni empieza
cuando uno llega y mucho menos es producto de procesos personales”.

Acto seguido tomó la palabra Hugo “Cachorro” Godoy,  Secretario General de ATE, quien  señaló: “Nos enorgullece entregar este
título, la acreditación de este trabajo compartido a lo largo del tiempo, que
es la certificación de que el proyecto que nos planteamos está floreciendo.
Tenemos muchas razones para estar muy contentos. Cuando pensamos esto, lo
hicimos con la idea de que esté direccionado a los trabajadores y trabajadoras
del Estado pero también a otras trabajadoras y trabajadores o a personas que ni
siquiera tienen un empleo. Entendemos que el conocimiento es poder, poder de
transformar las realidades y construir nuevas. Nosotros estamos convencidos que
ese conocimiento debe ser una construcción colectiva y de que no hay otra
posibilidad. Este espacio ha sido la muestra de que es posible”.

Por su parte, Adrián Canelotto, Rector de la Universidad
Pedagógica Nacional, indicó: “Nuestra idea es sumarnos a los proyectos de ATE y
a los intereses que tienen  y seguramente
estaremos presentando una diplomatura en educación, derechos  de niños, niñas, jóvenes y adolescentes  que está pensada para  el trabajo socioeducativo. Nos pone felices concretar
nuevos proyectos”.

Silvia Campanini, Secretaria de Relaciones Institucionales
también dirigió palabras a las y los presentes: “Estamos infinitamente alegres
porque empezamos este trabajo hace un año y hoy estamos terminando en vísperas
de un cambio en nuestra sociedad y lo estamos disfrutando y esperando con
alegría de que tanta gente se haya interesado con esta diplomatura”.

Segunda mesa

La apertura de la segunda mesa del acto estuvo a cargo de
Mercedes Cabezas, Secretaria de Organización de ATE Nacional, quien felicitó a
todos los compañeros y compañeras que cursaron las diplomaturas y alentó a
seguir con su esfuerzo a las y los que siguen cursando.

Silvia León, Secretaria de Género de la CTA-A y miembro del
CDN de ATE, sostuvo: “La evaluación final fue muy conmovedora de la Diplomatura
de feminismo porque realmente se vio la transformación de las compañeras y
compañeros. Creo que nadie salió igual y que movió las fibras internas de los
corazones. Estamos muy agradecidas y agradecidos”.

Pedro Orden, de IDEP Salud destacó: “Las compañeras de
enfermería están viniendo todos los días a cursar. Quería decir públicamente
que las admiro por el trabajo que están haciendo, muchas sin ser
universitarias. Empezamos a trabajar y a conocernos y después de dos años estoy
asombrado de lo que fuimos creando”.

Por último, Carlos Ferreres, Secretario de Discapacidad de
ATE y la CTA-A nacionales afirmó: “Quiero transmitir una sensación, cuando aparece
la discapacidad en una familia lo que aparece es la soledad y es muy difícil
saber, descubrir y encontrar donde acudir para insertarse en los distintos
ámbitos y encontrar el conocimiento que la academia produce Me parecía muy
difícil pensar esto que está sucediendo en un sindicato, en ATE, tiene un valor
muy importante”.

Luego de la entrega de diplomas se realizó un brindis con
las familias de los y las estudiantes diplomados, docentes y dirigentes.

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL