ATE

La disposición plantea “velar por la salud e integridad psicofísica mediante la implementación de medidas preventivas”.

En una nota fechada el 2
de abril, ATE Rosario elevó el reclamo a la provincia de Santa Fe para que el
Dengue y el Coronavirus sean consideradas enfermedades profesionales. Después
de esto, la provincia adhirió a la normativa nacional mediante el decreto N.º
0341 donde establece un protocolo general de prevención de Covid-19 para
Administración Central, Organismos Descentralizados, Entes Autárquicos e
Instituciones de Seguridad Social, Empresas y Sociedades del Estado Provincial.

La disposición firmada
por el Gobernador Omar Perotti, se plantea el objetivo de “velar por la salud e
integridad psicofísica mediante la implementación de medidas preventivas”. ATE
Rosario continúa reclamando aspectos que faltan para la prevención completa
ante la pandemia: entrega de materiales de bioseguridad en todos los lugares de
trabajo, la urgente reapertura de paritarias, salario de emergencia y
vacunación antigripal para el personal afectado a la crisis sanitaria

 

DECRETO 341 (13/04/20)

1. Protocolo de
Prevención General COVID-19: para la Administración Central dependiente del
Poder Ejecutivo, Organismos Descentralizados, Entes Autárquicos e Instituciones
de la Seguridad Social, Empresas y Sociedades del Estado Provincial.

 

OBJETO: Velar por la
salud e integridad psicofísica del personal mediante la implementación de
medidas preventivas y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y
la normativa específica nacional, en especial de la Superintendencia de Riesgos
del Trabajo.

 

A) Verificación del
Estado de Salud de los Trabajadores: 
Realizar un control inicial de trabajadores disponibles para retomar
actividad

 

B) Recomendaciones para
el desplazamiento hacia y desde el trabajo:

– Viajes cortos: intentar
caminar o utilizar bicicleta.

–  En vehículo particular: mantenerlo ventilado.

– Transporte público:
respetar las distancias mínimas recomendadas.

 

C) Organización del
Trabajo:

– Promover prestación de
tareas en forma remota (teletrabajo), disponiendo solo del personal considerado
esencial.

– Utilizar sistemas de
comunicación (teléfonos, video Ilamadas, video conferencias, etc.) minimizando
las reuniones presenciales (en su caso limitar el número de presentes y
celebrarlas en espacios que permitan cumplir con una distancia de dos metros
como mínimo entre cada asistente)

– Control de temperatura
al público que ingrese a los organismos.

– El público debe tener
barbijo/tapaboca (en caso de no tenerlo usará un pañuelo, bufanda o similar)

 – Reducir al mínimo el ingreso de persona
(solo justificada en caso de actividades de carácter esencial o urgentes)

– Se hará pasar de una o
dos personas y las demás deberán hacer la cola en el exterior manteniendo las
distancias de seguridad.

 

D) Recomendaciones para
las Áreas de Trabajo: 

– En caso de que algún
agente se sienta mal, informar inmediatamente a su superior.

– Mantener adecuada
ventilación permanente de todos los espacios de trabajo, ventilar luego de una
audiencia o reunión.

– Minimizar uso de papel
y es recomendable que cada agente use su lapicera (caso contrario desinfectar
luego de cada uso)

– Redistribuir áreas de
trabajo para que la distancia entre puestos sea de al menos dos  metros.

– Mesas de Entradas y
Salidas y oficinas que atiendan al público: evitar amontonamiento de gente, y
marcar distancia de seguridad en el piso con cintas.

– Circular dentro de los
lugares de trabajo minimizando el contacto físico, respetando las distancias
mínimas, con compañeros de trabajo y público.

– Proveer de dispensers
de soluciones alcohólicas o geles bactericidas por oficinas y de ser posible
uno por trabajador.

– Mantener sanitarios
provistos con los elementos de higiene necesarios (jabón, toallas de papel,
entre otros). Se recomienda asistir a los sanitarios de a una persona a la vez.

 

E) Recomendaciones de
Higiene y Desinfección:

– Prácticas de Limpieza e
Higiene Diaria de las Instalaciones (mínimamente antes del inicio de la
jornada, a mitad de la misma y al retirarse el personal)

– Desinfectar las
superficies y los objetos de utilización frecuente: mesas, picaportes,
pantallas táctiles, teclados y mouse de PC,teléfonos con paño o papel
humedecido con alcohol al 70% u otro producto desinfectante. (pisos y
superficies también pueden limpiarse con lavandina diluida en agua)

– Limpieza y desinfección
cada 2 horas de las superficies de alto contacto en las oficinas de atención al
público.

 

F) Elementos de
Protección Personal (EPP): adecuados al riesgo acorde con la actividad laboral.

– Protección
respiratoria: barbijos y pantalla facial en los casos en que el agente esté muy
expuesto al contacto con el público.

– No se recomienda el uso
de guantes de látex. (excepto para personal de limpieza y para casos
especiales, por ej. recepción sistemática de paquetes o expedientes.

– Para los agentes que
deban trabajar en la calle suministrar protectores oculares y ocasionalmente
guantes descartables.

 

G) Capacitación y
Concientización del Personal:

– En cada Ministerio,
sobre el contenido de este protocolo y demás medidas de prevención a adoptar.

– Cartelería y
señalización sobre medidas de seguridad y recomendaciones de higiene.

– No saludar estrechando
las manos, con abrazos o besos.

– Reforzar las medidas de
higiene personal, en especial el lavado frecuente de manos.

– Evitar tocarse el
rostro, ojos, nariz o boca.

– Usar pañuelos de papel
al toser o estornudar y descartarlos luego de su uso o en su defecto en el
pliegue del codo. Si accidentalmente tose o estornuda en sus manos evitar
tocarse ojos y nariz e higienizar sus manos inmediatamente.

– No compartir el mate o
vasos.

 

H) Particularidades de
cada Organismo: Cada organismo público adaptará o ampliará este protocolo en
base a las características propias del mismo. (1)

2. enfermedad COVID-19
producida por el coronavirus SARS-CoV-2 como enfermedad de carácter
profesional: se instruye a la Dirección Provincial de Autoseguro de Riesgo de
Trabajo a considerarla presuntivamente como una enfermedad de carácter
profesional, cubierta por el sistema de autoseguro provincial, en los términos
del DNU N° 367/20. (2)

1- Instrúyese a las
diferentes jurisdicciones a elaborar los Protocolos de Prevención Covid-19
específicos que correspondan conforme características propias de acuerdo a su
ámbito de competencia y actuación. (art. 3°)

2- La enfermedad COVID-19
producida por el coronavirus SARS-CoV-2 se considerará presuntivamente una
enfermedad de carácter profesional -no listada- en los términos del apartado 2
inciso b) del artículo 6º de la Ley Nº 24.557, respecto de las y los
trabajadores dependientes excluidos mediante dispensa legal y con el fin de
realizar actividades declaradas esenciales, del cumplimiento del aislamiento
social, preventivo y obligatorio ordenado por el Decreto N° 297/20 y sus normas
complementarias, y mientras se encuentre vigente la medida de aislamiento
dispuesta por esas normativas, o sus eventuales prórrogas (art 1°)

Las A.R.T. no podrán
rechazar la cobertura de las contingencias previstas en el artículo 1º del
presente y deberán adoptar los recaudos necesarios para que el/la trabajador/a
damnificado/a reciba en forma inmediata las prestaciones previstas en la Ley N°
24.557 y modific. y complementarias. (art. 2°)

La determinación
definitiva del carácter profesional de la mencionada patología quedará, en cada
caso, a cargo de la COMISIÓN MÉDICA CENTRAL establecida en el artículo 51 de la
Ley Nº 24.241 (art. 3°)

En los casos de
trabajadoras/es de la salud se considerará que la enfermedad COVID-19, producida
por el coronavirus SARS- CoV-2, guarda relación de causalidad directa e
inmediata con la labor efectuada, salvo que se demuestre, en el caso concreto,
la inexistencia de este último supuesto fáctico. (art. 4°)

NOTICIAS RELACIONADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL