ATE

Desde el 1° de marzo de 1951, hasta el 4 de junio de 1952, Carlos Xamena fue el primer gobernador obrero de la Argentina  electo en la Provincia de Salta, y co fundador del primer centro enfermeras y enfermeros y de la Seccional Gral. Guemes.

“Solo de una cosa podrán acusarme: yo he pretendido tomarle a Salta lo mejor que ella tiene: su corazón, su canto y la maravillosa generosidad de sus hombres” declarará en su manifestación pública de bienes.

A poco de haber asumido la titularidad de la gobernación, la seccional de la ATE salteña ofrecerá una cena en homenaje al enfermero Xamena, salido de sus filas, que fue reflejada en las páginas del diario El Tribuno bajo el título  “Camaradería Peronista”.

En la nota se destaca que el encuentro “constituye una muestra de amplio sentimiento de camaradería que reina entre gobernadores y gobernados en estos tiempos en que el peronismo ha desterrado aquellas prácticas oligárquicas, que mantenían al pueblo completamente alejado de quienes ejercían las funciones públicas, y a estos insensibles a las inquietudes ciudadanas”. 

A su gestión al frente del Ejecutivo Provincial se deben la inclusión en el 2º Plan Quinquenal de Perón de la creación de alrededor de cuarenta escuelas en toda la provincia. En su obra de gobierno se incluye además: La Facultad de Ciencias Naturales (UNSa), el Hospital San Bernardo, la Escuela de Enfermería, el Balneario Municipal y la creación de filiales de la Escuela de Manualidades. También la donación de predios para la Cruz Roja Argentina, Gauchos de Güemes y varios clubes deportivos. 

Lamentablemente las prácticas oligárquicas retornarían. Xamena  sería silenciado y ninguneado por la politiquería “decente” salteña, hasta que desde el Departamento Nacional de Cultura de la ATE pudimos rescatarlo para la memoria colectiva, gracias a la colaboración de familiares directos, y el acompañamiento de nuevas promociones cuadros que pudieron informarse sobre su prolífica y patriótica trayectoria sindical y política.

Al momento del golpe militar/eclesiástico de 1955, Xamena se desempeñaba como senador nacional en uso de licencia padeciendo tuberculosis, habiendo sido detenido y trasladado a su provincia adoptiva con prisión domiciliaria, falleciendo en 1957.

La lucha continúa. La batalla es por el pensamiento; y no cualquiera, sino el Pensamiento Nacional.

*Por Daniel Parcero, Periodista y escritor revisionista  del movimiento obrero. Responsable del Área Memoria del Departamento Nacional de Cultura de la ATE

NOTICIAS RELACIONADAS