ATE

 

RIO NEGRO// Los trabajadores del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI - INSSJyP) reunidos en asamblea resolvieron, por amplia mayoría y con una sola abstención, realizar un paro total de actividades los días 14 y 21 de febrero, y de 48 horas en la última semana del mes. Las medidas de fuerza se fundan en el progresivo deterioro y, en algunos casos, la ausencia total de prestaciones médicas, además de la falta de personal en la Sede de General Roca y el resto de las oficinas de la provincia.

En estos momentos, la Obra Social de los jubilados no garantiza las prestaciones médicas, encontrándose cortadas la mayoría de ellas, lo que provoca que deban ser costeadas por los jubilados, para luego ingresar en un lento y burocrático sistema de reintegros. Los beneficiarios tardan así hasta tres meses en recuperar parte de lo abonado si se trata de los denominados “reintegros de pronto pago”, mientras que existen otros reintegros solicitados hace más de un año que aún no son efectuados. Cabe destacar que los reintegros van desde los 50 pesos por una consulta, hasta 13.000 por costosos medicamentos.

Por otro lado, algunas de las prestaciones cortadas ya llevan más de un año y entre otras corresponden a hematología, traumatología, gastroenterología, laboratorios, psicología, psiquiatría, etc.

Finalmente la otra cuestión preocupante para los empleados es la falta de personal y la complicación a la hora de hacer frente a las demandas de las tramitaciones e instrumentación de todos los programas que tiene a su cargo el Instituto. Hoy el PAMI tiene en la provincia un total de 69.310 afiliados, pero su planta de trabajadores es menor a la que había cuando la obra social contaba con 40.000 afiliados. Las afiliaciones a la obra social crecen en 200 altas promedio por día y en la Sede de General Roca, por ejemplo, se llega a atender a 400 jubilados diariamente.

“Hoy existe en la provincia una fuerte crisis en el sistema prestacional de la Obra Social. El PAMI está desbordado y se afectan gravemente los derechos de los jubilados. No puede ser que tengan que pagar de sus bolsillos las prestaciones después de toda una vida de aportes”, reclamó Rodolfo Aguiar, trabajador del sector y Secretario General de ATE Río Negro y completó: “La falta de personal es notoria. Hoy somos menos trabajadores que cuando existía un padrón de beneficiarios un 40 por ciento menor al actual. Es preocupante el crecimiento de las licencias por enfermedad frente a la sobrecarga laboral que esto implica. Los jubilados tienen el derecho humano esencial de acceder a las prestaciones médicas y sociales de manera libre y gratuita”.

Prensa ATE Río Negro – 08/02/2013

NOTICIAS RELACIONADAS

(NULL)

Litio: El Oro Blanco

por CRISTIAN MATIAS BRIZUELA, SEC. GENERAL CTA A JUJUY El litio como esperanza alternativa para reemplazar a los combustibles contaminantes, fue descubierto en el año

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL