ATE

Categorías
Opinión

(NULL)

Por Vanina Rodríguez , Secretaria Adjunta ATE Provincia de
Buenos Aires

La historia se remonta al V Encuentro Internacional de Mujer
y Salud realizado en San José, Costa Rica, en mayo de 1987.

Allí la decisión fue tomada en la reunión de integrantes de
la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Sexuales Reproductivos (RMMDR) realizada
al terminar el encuentro, donde se acogió una propuesta de la Red de Salud de
las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC) para instaurar un día de
acción en torno a la salud de las mujeres, cuyo eje central, por aquella época
giraría en torno a la morbi‐mortalidad materna.  

La fecha elegida era emblemática dado que justamente un 28
de mayo de 1984 setenta activistas de América Latina y el Caribe se reunieron
en Colombia, para participar en la I Reunión Regional Mujer y Salud, donde
acordaron crear la Red de Salud de las Mujeres de América Latina y el Caribe.

 Desde entonces, se
conmemora el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer con el
propósito de reafirmar el derecho a la salud como un derecho humano de las
mujeres al que deben acceder sin restricciones ni exclusiones de ningún tipo, y
a través de todo su ciclo de vida, con equidad en las oportunidades y libres de
violencias.

Para que los derechos se respeten, garanticen y se
transformen en hechos, exigimos a los Estados, tanto nacional, provinciales y
municipales  que se respete lo que hemos
conseguido movilizadas en las calles, codo a codo logrando se conviertan en
leyes.

Pero todavía quedan mucho camino por recorrer derechos por
conquistar. Este año coincide con el  15
aniversario de constitución en Argentina de la Campaña Nacional por el Derecho
al Aborto legal, seguro y gratuito que levanta como consignas EDUCACION SEXUAL
PARA DECIDIR, ANTICONCEPTIVOS PARA NO ABORTAR, ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO
PARA NO MORIR.

Hoy,  el Día
Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres está atravesado por la
pandemia, y no quería dejar de mencionar que en Argentina el aborto legal es
una deuda de la democracia y una emergencia social. De hecho así lo afirmó la
Organización Mundial de la Salud (OMS) que durante la pandemia de COVID-19
declaró al aborto dentro de los servicios de salud esenciales.

Pero claramente esto aún no alcanza hay cientos de mujeres
que mueren a diario por abortos clandestinos en nuestro país,  o lo que es peor aún, cientos de niñas son
obligadas a llevar adelante embarazos no deseados, sin poder decidir sobre sus
cuerpos y negándoles el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo aun
poniendo en riesgo su vida y salud.

Entonces es necesario, urgente y prioritario no pasar por
alto  la fecha,  nos convocamos a levantar nuestras banderas
de lucha por más los logros colectivos, porque el derecho a la salud no sea un
privilegio de clase y que todas nosotras podamos decidir sobre nuestros
cuerpos.

Conmemoremos un día de lucha, aun en tiempos difíciles, como
es el aislamiento social preventivo y obligatorio, seamos participes activas de
las políticas públicas, exijamos la conformación de los comité de crisis con
perspectiva de género, porque en definitiva somos nosotras las que bancamos las
ollas en los barrios populares, somos nosotras las enfermeras que estamos en la
primera línea y somos nosotras las que peleamos por una justa distribución de
la riqueza, con igualdad de oportunidades para todes, por eso las invito a no
bajar los brazos, porque somos nosotras las que movemos el mundo y porque sin
nosotras no hay revolución!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.