ATE

A 60 años de concretarse por primera vez el derecho a voto de las mujeres argentinas, el Consejo Directivo Nacional de ATE saluda a todas las compañeras trabajadoras, afiliadas, militantes, delegadas y dirigentes por su constante compromiso y protagonismo en la vida social, gremial y política de nuestro país.


El 11 de noviembre de 1951 las mujeres votaban por primera vez en toda la Argentina. De esta manera se hacía efectiva la igualdad de derechos cívicos establecida por la Ley 13.030 en septiembre de 1947. La pelea por el voto femenino había sido impulsada en el Congreso por los socialistas desde 1928. Sin embargo, fue durante la primera presidencia de Perón, después de una intensa campaña llevada adelante por la propia Evita, que la ley es aprobada y permite que las mujeres argentinas alcancen ese derecho.
 
Esta fue la reforma en materia electoral y de derechos cívicos más importante, desde que en 1912 se sancionara la Ley Sáenz Peña en 1912, que establecía el voto directo y secreto para los varones. Desde entonces, feministas de distintas extracciones políticas habían luchado por la ampliación del derecho a voto a todas las mujeres. En esta pelea se destacaron personalidades como Alicia Moreau de Justo, Elvira Dellepiane de Rawson, Alfonsina Storni y Silvina Ocampo, entre otras. 

En 1928 había llegado al Congreso el primer proyecto de ley que pretendía establecer la igualdad de derechos en materia electoral, de la mano del socialista Mario Bravo. Pero el quiebre institucional producido por el golpe de 1930 no permitió que esta iniciativa prosperase. En 1932, un nuevo proyecto del socialista Alfredo Palacios logró media sanción en Diputados pero quedó trabado en el Senado. Eran los años de la década infame y fraude. 

Con la llegada del peronismo al poder, Eva Perón asumió personalmente la campaña a favor sufragio femenino. Hasta entonces las mujeres sólo habían podido votar en la provincia de San Juan, y únicamente para elecciones municipales. Pero con los cambios sociales y políticos iniciados en 1945, la ampliación de los derechos de ciudadanía a las mujeres se volvía una demanda ineludible. Incorporadas masivamente al mundo del trabajo durante las décadas previas, las mujeres reclamaban también su ingreso a la política. 

El derecho de las argentinas a votar y ser elegidas se materializó en las elecciones presidenciales del 11 de noviembre de 1951 Ese día 3.500.000 mujeres votaron por primera vez en la elección que reeligió a Juan Domingo Perón. Los comicios se desarrollaron con toda normalidad a pesar de los pronósticos pesimistas de los opositores. Previamente el gobierno peronista había desarrollado una política de difusión intensiva con el fin de informar a las ciudadanas su deber de empadronarse y el modo en que se desarrollarían los comicios. 

La más ferviente impulsora del voto femenino, Eva Perón, votó por primera y única vez en el Policlínico de Avellaneda. Lo hacía mientras transitaba el pos operatorio de un cáncer, que más tarde se llevaría su vida. En una foto que ya es un icono de la historia puede verse a la esposa del presidente ingresando su voto en una urna sostenida por una fiscal peronista. 

El escritor David Viñas, que estuvo presente como fiscal por el radicalismo, recordó más tarde cómo al salir del hospital una muchedumbre de mujeres humildes y trabajadoras se agolpaba para tocar la urna.

 

""

NOTICIAS RELACIONADAS

(NULL)

Litio: El Oro Blanco

por CRISTIAN MATIAS BRIZUELA, SEC. GENERAL CTA A JUJUY El litio como esperanza alternativa para reemplazar a los combustibles contaminantes, fue descubierto en el año

Leer Más >>

ÚLTIMAS NOTICIAS

PERIÓDICO MENSUAL