ATE

Categorías
Noticias

La Cooperativa textil 8 de Enero abre sus puertas, recuperada por trabajadora/es

Este jueves pasará a la historia
como un día de victoria para la clase obrera: después de seis meses de ocupar
la fábrica y tras un quiebre fraudulento, las trabajadoras y los trabajadores
de la ex Sport Tech, hoy Cooperativa 8 de Enero, abrieron sus puertas y
volvieron a andar sus máquinas de coser. “Somos los nuevos dueños y dueñas de
esta empresa”, dijo la trabajadora Mirta Franco, hoy integrante de la
Cooperativa.

Desde Villa Lynch, con un frío
que rajaba la tierra, Fernando Castillo, trabajador textil desde hace 15 años y
hoy también miembro de la Cooperativa, dijo: “Lo novedoso de esto es que el
sindicalismo no sólo sirve para pelear por los salarios, sino que también sirve
para ganar una fábrica y tener trabajo. Hoy por hoy, este sindicato de
costureros/as y empleados/as del vestido CTA-A, que está conformado 70% por
mujeres, forma parte de la CTA Autónoma, que fue quien nos abrió las puertas
porque no tiene restricciones para trabajadores y trabajadoras extranjeras”. Y
orgulloso mostró la producción en marcha: “Ya estamos haciendo camperas y
tenemos pedidos 10 mil pantalones”.

En la recorrida por la fábrica,
al ritmo del sonido de las máquinas de coser, Mirta franco, trabajadora y parte
de la cooperativa agregó: “Estamos muy contentas porque hoy se abre una puerta
para todas y todos los trabajadores y también para el trabajador textil porque
hoy puede contar con un nuevo sindicato. Agradecemos a esta marca por
encargarnos este trabajo y poder demostrar lo que sabemos hacer. Sport Tech es
nuestro, es de los trabajadores y las trabajadoras, pero ahora somos la Cooperativa
8 de Enero porque ese día decidimos no agachar la cabeza, luchar por nuestros
derechos y nuestros puestos de trabajo”.

Durante el acto agradeció a la
CTA Autónoma “que nos abrió las puertas y que nunca nos dejó solos. Somos los
nuevos dueños de esta empresa”, saludó victoriosa.

Verónica Quinteros, abogada
laboralista del Observatorio del Derecho Social detalló los meses de lucha: “El
Gobierno de Macri está dejando sin laburo a miles de familias y acá se dio la
necesidad de contar con todos y todas, es una carnicería lo que están haciendo.
Contamos con la herramienta principal para poder obtener la victoria que fue el
sindicato. Los abogados estamos para tomar lo poco que ofrece el Estado en
términos jurídicos para ponerlo al servicio de los trabajadores, el Municipio
también fue muy importante en este conflicto. Hay que demostrar que hay una
salida de los trabajadores y trabajadoras. Ahora empieza el desafío más grande
que es que los compañeros y las compañeras puedan producir y mantenerse”.

“Por
día, nuestro pueblo expresa 8800 conflictos”, dijo Oscar “Colo” de Isasi,
Secretario General de la CTA-A y ATE bonaerense. “Nuestro pueblo pelea y Sport
Tech, 8 de Enero, es un ejemplo más de que nuestro pueblo pelea y esto nos pone
en un desafío a quienes tenemos responsabilidades en las organizaciones
políticas y en las sindicales: cómo transformamos cada una de esas peleas en un
proyecto político que vuelva a enamorar a nuestra gente. 8 de Enero demuestra
que se puede soñar y que los sueños si uno pelea y se organiza, se hacen
realidad”.

El secretario General Adjunto de
la CTA Autónoma y secretario General de ATE Nacional, Hugo “Cachorro” Godoy
también tomó la palabra: “Producción, trabajo, organización de los y las
trabajadoras, un nuevo modelo sindical puesto en marcha, son los hechos
concretos que demuestran que es posible un nuevo tiempo en la Argentina. La
unidad del campo popular tiene que alumbrar una nueva sociedad y que el Estado
esté al servicio de las mayorías populares”.

Ricardo Peidro, Secretario
General de la CTA Autónoma dijo: “La CTA Autónoma no solamente respalda sino
que confirma una consigna que tenemos desde hace mucho tiempo que es fábrica
que cierra, queda en manos de los trabajadores y las trabajadoras. Por otro
lado, sabemos que los y las trabajadoras pueden funcionar sin patrones porque
tienen la capacidad de producir, de conducir y de dirigir”.

Desde
las puertas de la nueva cooperativa sin patrones, Peidro señaló: “La lucha
siempre lleva a la organización pero cuando lleva a un triunfo como éste, es
una victoria de la clase trabajadora. Esto demuestra que derrotar a este modelo
es posible. Tenemos la fuerza y la organización para construir la sociedad que
queremos, que soñamos. Este hito es un faro en el camino”. 




Estuvieron presentes delegados y militantes de ATE y CTA-A de San Martín, también
Daniel Jorajuría, Secretario Gremial de la Central, Hebe Nelli, Secretaria
Gremial de la CTA-A porteña, Omar Giuliano, Coordinador de la Fenat, César Baliña, Carlos
Díaz, de la CTA-A de provincia de Buenos Aires, la regional Norte de ATE y CTA-A, entre otros y otras.

Al finalizar el acto, se cortó
la cinta de clausura y todos y todas (trabajadores, trabajadoras, dirigentes,
dirigentas, organizaciones hermanas, funcionarios y funcionarias de la
Municipalidad de San Martín) festejaron un rico y calentito guiso de lentejas.

Categorías
Noticias

ATE volvió a rechazar la oferta salarial del 7,5%

La Asociación Trabajadores del Estado
(ATE) rechazó de plano la propuesta salarial del Ejecutivo, que contempló un
magro incremento del 7,5% en tres cuotas: 2% en julio, 2% en agosto y 3,5% en
septiembre.

La oferta fue realizada por el
ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo, durante la reunión del Consejo de la
Función Pública que contó con la presencia de su titular, Isabel Tipping, y el
funcionario de la cartera económica Luis Vaisberg.

"El gobierno realiza análisis
económicos fríos que no contemplan las verdaderas necesidades de los
trabajadores. Es evidente la falta voluntad política para alcanzar un acuerdo.
Esta estrategia del Ejecutivo pone en riesgo el proceso de diálogo que se ha
sostenido durante el último año y medio", advirtió el secretario general
de ATE, Rodolfo Aguiar.

De esta manera, el sindicato ratificó
su pedido inicial del 12% de aumento y anticipó que evaluará posibles medidas
de fuerza en organismos provinciales. De no haber cambios, puso en riesgo el
inicio del ciclo lectivo para la segunda mitad del año.

Además, ATE señaló que los tiempos
para torcer esta política se acaban: se acerca la liquidación de los haberes de
julio y no hay incremento previsto.