• ATE

    26 de diciembre de 2016

    El avance de los municipales

    El 2016 fue uno de los años mas movidos que hemos tenido en el gremio, por lo menos en los últimos 12 o 14 años. Durante todo el año salimos a la calle a participar de las marchas, paros, movilizaciones, quites de colaboración y todas las  estrategias que los compañeros y compañeras fueron  armando para la lucha permanente en todos los sectores.

    El año se inició con los despidos y la falta de respuesta de los funcionarios, una política gubernamental que nos llevo directamente a la confrontación. Me tocó como Secretario Gremial participar en cientos de lugares con paros, ocupación permanente de municipios, cortes de calles y de puentes, movilizaciones, escraches, etc. Participamos llevando el apoyo y la solidaridad de la Conducción Nacional a la lucha contra los despidos en los municipios de todo el país donde en más de un 90 por ciento se consiguió la reincorporación de los compañeros y compañeras.

    Con luchas en las calles y en las plazas, tomando los edificios municipales o los corralones logramos torcer la decisión de muchos intendentes, nuevos o viejos, que querían achicar el gasto público echando compañeros, dejando gente sin trabajo. Con la pelea que dio nuestro sindicato y la solidaridad y adhesión de los vecinos se pudo volver atrás con esa decisión de intendentes vecinalistas, peronistas, socialistas o radicales que adoptaron la misma receta que el gobierno nacional.

    En el tema de los nacionales pudimos reincorporar muchos compañeros en diferentes lugares pero NO fueron la mayoría. El gobierno nacional de Macri no aflojó en eso y no pudimos lograr grandes reincorporaciones. Tampoco pudimos lograr juntar a todos los compañero para dar esa pelea, si bien organizamos 8 paros nacionales en total, contando el de los municipales, nos encontramos con que no pudimos lograr lo mismo en el Estado Nacional que en los municipios. Pero no por eso dejamos de pelear en cada conflicto ni bajamos la bandera de la reincorporación de los trabajadores injustamente despedidos y estigmatizados como ñoquis. Ni dejamos de estar alertas ante la  amenaza de más despidos  que continúa latente este fin de año cuando cientos de miles de trabajadores nacionales, municipales y provinciales brindemos para las fiestas con el temor a que se repita el escenario del verano pasado: despidos, no renovación de contratos, policías en las puertas de los sectores de trabajo impidiendo el ingreso.

    Alerta que se mantiene porque los gobiernos no quieren hacer los “pases a planta permanente” y garantizar la estabilidad laboral. Prefieren la inestabilidad que da ser contratado o  monotributista para evitar denuncias por mal manejo o hechos de corrupción.   De hecho la estabilidad lo que les garantiza a los estatales no es tener trabajo toda la vida, sino poder denunciar lo que pasa en el Estado, donde hay corruptos que se escudan detrás de contratos. Por eso si este escenario se repite, vamos a tener nuevamente un año de lucha.

    Paro Nacional y Plenarios regionales

    Uno de los grandes avances del 2016 fue haber logrado que más de mil compañeros delegados municipales de todo el país se reúnan en cada uno de los plenarios que hicimos en todas las regiones. Fue una experiencia muy grata y un gran aprendizaje. Nos enseñaron los municipales su compromiso, sus métodos de lucha, sus necesidades y sus realidades. Están viviendo una situación en la que se los reduce a peones de campo de un patrón-intendente que resuelve  con respecto a los trabajadores como se le da la gana. Hoy sos un conductor de una máquina retro escavadora y mañana, porque el intendente o el capataz quiere, pasas a barrer la calle. No se respeta ni la carrera, ni las formas de trabajo, ni la seguridad laboral, ni la ropa de trabajo o los insumos.   

    Recorriendo el país pudimos comprobar cómo  los intendentes están haciendo su propio ajuste en seguridad laboral ignorando la posibilidad de que haya accidentes, muertes, contagios o infecciones. Por ejemplo, el que trabaja destapando cloacas no tiene un baño para higienizarse antes de irse a su casa. Situaciones como esta se dan en la mayoría de los municipios del país y  la parte más grave se la llevan los compañeros recolectores de residuos que salen todas las noches a trabajar sin condiciones mínimas de trabajo, corriendo atrás de un camión con zapatillas comunes o alpargatas, con riesgo de caerse, sin guantes, sin nada que asegure las condiciones mínimas.

    Con la misma mentalidad de achique y ajuste, los intendentes han vuelto a esa vieja práctica de los jornaleros donde un grupo de personas se presenta todos los días en la municipalidad para ver si hay trabajo esa jornada. Sin estabilidad laboral, sin obra social, sin seguridad del trabajo. Una práctica laboral de principios del siglo pasado que ATE denunció nacionalmente.

    Eso significó el paro del 1º de diciembre y los previos plenarios regionales, la posibilidad de hacer visible el sufrimiento del trabajador municipal en todo el país y la necesidad de darse una organización para cambiar esa realidad. 

    En todos los encuentros se ratifico ese gran concepto de que “Si Nos Tocan a Uno, Nos Tocan a Todos”, por eso definimos que es importante la solidaridad entre los municipios cercanos para apoyar conflictos regionalizando las luchas.

    Profundizar la lucha

     El 2017 va a ser un año igualmente duro pero nos va a encontrar con más fortaleza. También será un año electoral donde los candidatos tendrán que preocuparse por mejorar la situación de los trabajadores si quieren ser votados por ellos

    El gobierno nos quiere meter en esta encrucijada de cambiar trabajo por salario. Pretenden que agradezcamos tener empleo sin quejarnos por los sueldos de hambre. Una lógica que no aceptamos porque no solo vamos a defender el trabajo sino que también  vamos a defender el salario y el poder adquisitivo.

    Si no cambian las políticas y las decisiones de este gobierno nacional, van a hacer muchos más los trabajadores que nos encontremos en las calles luchando en unidad para impedir que el neoliberalismo nos siga gobernando, que siga entregando el país y haciendo pasar la crisis por el bolsillo de los trabajadores. 

    Mario Muñoz / Secretario Gremial / Consejo Directivo Nacional / Asociación Trabajadores del Estado - ATE 


    Relacionados